1. ALIBRATE
  2. DE CONSULTA
  3. DIARIO DE UN LIBRERO

Calificar:

6,6

9 votos

Sinopsis de DIARIO DE UN LIBRERO

“Cuando compré The Bookshop en 2001 tenía una vaga idea de cómo creía que podía funcionar una librería. Ninguna de mis expectativas se cumplió. Siguen sorprendiéndome a diario las preguntas que me hacen los clientes así como las suposiciones que la mayoría de la gente alberga sobre cómo gestionamos este negocio -extrañas conjeturas con las que creen poder adivinar el modo de adquirir los libros o cómo elucubramos los precios de venta al público-. Toda la especie desfila por la tienda: algunos regatean, algunos recomiendan libros, algunos son espectacularmente groseros, otros quieren contarte impúdicamente la historia de su vida, y otros se atreven a sonsacarte detalles de la tuya. Este diario pretende consignar algunos de los encuentros más memorables.” Shaun Bythell

2 reseñas sobre el libro DIARIO DE UN LIBRERO

Hoy me toca librería y libros. Una de nuestras pasiones, esta reseña está dedicado a todos los lectores de esta inmensa librería que es ALIBRATE y en la que compartimos nuestros intereses lectores. Muchas gracias. Es una obra concebida como un Diario en el que Shaun Bytell, el librero de The Book Shop, la librería de viejo que compró en la ciudad de Wigtown, en 2001, una de las librerías más conocidad de Escocia, nos detalla con entradas diarias, todo lo que ocurre en su librería durante un año, desde febrero de 2014 hasta febrero de 2015. Todo está en el libro. Indica cada día el número de libros pedidos, los libros localizados, los clientes y la recaudación, además de explicar y dar detalles del funcionamiento y la puesta en marcha de un club de lectura que crece cada vez más y como organiza cada año el festival literario de la ciudad y los encuentros con escritores. Todo es real y todo continua. También encontramos las críticas a las grandes empresas como Amazon por la desaparición de pequeñas editoriales y librerías, que no pueden competir en precios. Bien hecho. Y sobre todo, y lo más interesante, nos explica lo que ocurre diariamente en su librería, con irónicas y excéntricas anécdotas sobre sus empleadas, como la extravagante Nicky que nunca sigue las indicaciones del librero. Nos habla de sus clientes y sus preguntas y peticiones. Extraordinarias curiosidades. Nos va indicando como se organiza para conseguir los libros, a veces se llena de felicidd cuando encuentra en los lotes de segunda mano, una dedicatoria de Walter Scott, por ejemplo.. Y además nos cuenta sus propias aficiones y sus salidas en su tiempo libre. Muy interesante es la forma de introducir cada uno de los meses del diario, ya que lo hace con trece fragmentos de George Orwell, pertenecientes a su “Bookshop Memories”, las memorias sobre su experiencia cuando trabajó en una librería, en las que presenta una imagen bastante sarcástica del mundo de las librerías y también de los clientes, publicadas en 1936 y sobre los que Shaun Bytell reflexiona y compara. Geniales. Es un libro sobre libros, por ello resultan especialmente atractivas para los lectores, las referencias a miles de títulos y autores del fondo que tiene su librería. Una gran librería con 100.000 volúmenes y dos kilómetros de estanterías. Hay que conocerla. Experiencias muy interesantes en torno a los libros y a los lectores que nos ofrece de un modo singular en un estilo cargado de ironía y humor. Es divertido. Es un placer para todos los amantes de la lectura, esta vida entre libros de la librería de viejo más grande de Escocia, y acogedoras chimeneas en un bonito pueblo a orillas del mar. ¡Cuanto disfrutaría! Y algo excepcional, también podemos optar a administrar otra librería, llamada The Open Book cuyo propietario es el mismo Shaun Bytell, que está en la misma calle, durante una semana, hay grandes listas de espera y experiencias alucinantes. Nos encantaría. Pero sí podemos visitar el pueblo de las librerías y conocer la gran librería The Book Shop y a su librero. ¿Nos vamos a Wigtown?


Leí hace tiempo un libro similar que, por fortuna o por desgracia, me hizo más gracia que éste. Disfruté más con el otro que, aunque contaba lo mismo (las aventuras y desventuras de trabajar de cara al público), por lo menos estaba escrito de forma más positiva y divertida. Me ha costado terminarlo y en más de una ocasión ardía en deseos de decirle al autor: "¿Y qué esperabas de llevar un negocio?" Tal vez a la gente que nunca haya trabajado de cara al público le resulte curioso (incluyo también el primer libro), pero en mi caso, esta historia lo único que hacía era recordarme mi día a día con un negativismo cansino y poco inspirador. Lectura interesante para las personas con facilidad de crear castillos en el aire y "audaces emprendedores" que aún no han salido al mundo a "pelear", pero aburrido para los que ya tenemos muchos años de experiencia a nuestras espaldas. Insisto, no es mala lectura, pero personalmente prefiero otro tipo de libros (o al menos más alegres).


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN DE CONSULTA