COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Vuelve Wyoming con su libro más personal. Una vida a cien por hora, ya desde pequeñito.

Año de publicación:2016

3 reseñas sobre el libro DE RODILLAS, MONZÓN

En esta novela el Gran Wyoming desgrana sus recuerdos de infancia y adolescencia. Con una mirada tierna e irónica a la vez habla con absoluta sinceridad de la enfermedad de su madre, de sus años de estudiante, de ahí el título, de sus estudios de Medicina, de su corta vida laboral como médico y de sus inicios en la comedia. Muy grata lectura.


Miguel Angel Monzón, alias Gran Wyoming, nos relata su vida hasta los 17 años. De forma desenfadada, a veces cruda, y siempre con el humor irónico que le caracteriza, nos pinta un fresco de sus primeros 17 años, durante la recta final del franquismo. Nos dibuja esa España entre los 50 y los 70, donde los niños se críaban asilvestrados, a los alumnos se les podía abofetear a voluntad, la gente se santiguaba antes de poner un pie en la calle, y se expedían certificados de buena conducta. Muy entretenido.


No solo me gusta escuchar a Wyoming por su capacidad de relatar con humor tanta miseria a la que nos tienen acostumbrados últimamente, pero leer su relato sobre una España que no data de tanto tiempo atrás es muy interesante y el tono en el que cuenta las historias hace que la lectura no resulte pesada y resulte cómoda de leer.


También se buscó en HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES


Frases de DE RODILLAS, MONZÓN

El conocimiento debería empezar por aquello que tenemos delante de las narices. Que alguien se encargue de hacer las cosas nos permite el lujo de desentendernos de ellas, y esa actitud nos convierte en ignorantes.

Publicado por:

Nines65

El día que cumplí sesenta años un amigo se acercó y me dijo: Estás jodido, a partir de ahora te vas a pasar la vida señalando el paisaje y diciendo: "Todo esto era campo".

Publicado por:

Nines65

Como tantas mujeres y hombres a los que pilló la guerra en plena juventud, mi madre sufrió un paréntesis en su vida de varios años, los tres que duró la guerra y algo más hasta que el orden se restableció y pudo continuar sus estudios.

Publicado por:

Nines65

Pablo de Tarso, camino de Damasco, vio la luz, se cayó del caballo y se quedó ciego. A nosotros nos ocurrió lo contrario, nos pusimos ciegos y vimos la luz.

Publicado por:

Nines65

En aquellos años sesenta todavía no se habían promulgado los derechos de los niños que entonces se limitaban a uno, el derecho a recibir palos.

Publicado por:

Nines65

Mucha gente se queja de la edad. Son ignorantes. La alternativa es peor.

Publicado por:

Nines65

Había visto la libertad. La había tocado con las manos. Me había sumergido en ella. Ya no podía tragar con aquella basura de Franco y su gente. Intransigente, en eso me convertí. Comencé a mirar a la autoridad desde la óptica del desprecio.

Publicado por:

Nines65

Los niños vivían, como en el pueblo, en un inmenso espacio de libertad. No estaban en permanente estado de vigilancia. Podían desarrollar su imaginación y dar rienda suelta a sus instintos.

Publicado por:

Nines65

A los niños, antes, les gustaba pasar el rato subidos a los arboles como si respondieran a una llamada de nuestro pasado primate.

Publicado por:

Nines65

Las puertas de las casas no estaban cerradas a cal y canto, sino que eran permeables. Por ellas entraban y salían los niños a su antojo. Lo único que estaba prohibido era dar portazos.

Publicado por:

Nines65

El que se cría en secano es más consciente de que el agua es el origen de la vida, del pan.

Publicado por:

Nines65

El viento del norte sopló con fuerza, atravesó los Pirineos y caló hondo en una parte de la juventud que veía la barrera natural de aquellos montes como una verja que había que saltar. Y se saltó.

Publicado por:

Nines65

El pueblo español era, según las tesis del Régimen, como el cerdo que tenía mi abuela metido en la cochiquera. Cuando se abría la puerta para darle de comer, había que hacerlo estaca en mano y propinarle una buena dosis de palos, porque si no, se escapaba.

Publicado por:

Nines65

A los niños nos costaba entender que la misma persona que administraba la eucaristía, el cuerpo de Cristo, predicando el perdón y la misericordia, fuera la que repartiera hostias también en el patio sin consideración.

Publicado por:

Nines65

A causa de nuestra afición a la música, a través de los Beatles, nos entró todo lo demás. Todo mezclado, el rock, el inevitable conflicto generacional de aquellos días, la rebeldía innata de la juventud, la lucha contra la dictadura, las ansias de justicia y libertad.

Publicado por:

Nines65