Calificar:

8,0

3 votos

Sinopsis de CÓMO USAR UN CUCHILLO

“Me he acostado con la desgracia, pero no suelo comentarlo”. Así dice un personaje de Fernanda García Lao, en este libro de cuentos de un humor fino, desopilante. Aunque esto parece demasiado sentimental hablando de Lao, demasiado realista; somete a su escritura a una torsión tan violenta, a tal desacomodo, que la cara del lector avanza en la trama de sus cuentos con un gesto de desvarío, sin saber a dónde va, sin que haya ruta en el espacio o en el tiempo para seguirla y seguir a sus criaturas, que van de un cadáver a otro y saben cómo usar un cuchillo… Me hago a un lado de la voz tan dulce de su autora para escapar de la estocada, pero no puedo, porque ya ensartó mi corazón. Diana Bellessi Estos relatos son como apuntes para futuras novelas, y sin embargo no parecen incompletos o tentativos, más bien al contrario: la autora ha querido evitarnos cualquier forma de palabrería, de ahí esa rara contundencia de cada texto y del conjunto. Nunca se insistirá lo suficiente en su capacidad para revolver los lugares comunes y hallar giros imprevistos y valiosos en escenas que de tan cotidianas parecían inenarrables o intrascendentes. Este libro es una inmersión deleitosa en la obra de una escritora originalísima. Alejandro Zambra

COMPRAR EN PAPEL

1 reseñas sobre el libro CÓMO USAR UN CUCHILLO

Cómo usar un cuchillo es una antología de veintisiete cuentos relacionados con la violencia y la muerte. Muchas, “a cuchillo”. Pero no son cuentos policiales. No. Ni siquiera se acercan al género. Son de ficciones con una gran cuota de fantasía. Y de la buena. Suicidas, asesinas/os, violentas/os, abandonados/as, abandónicos/as, indiferentes, y otros personajes de ánimos desanimados desfilan por los relatos mostrando sus pocas bondades y calamidades. Y la muestran con un humor negro y fino. El relato que da título al libro está ubicado justo en el medio. Y es como el plan de una escena de un femicidio, como notas que el femicida tendrá en cuenta a la hora de usar el cuchillo en cuestión. Y estas indicaciones tienen muchísima ironía: “Recuerde: Un criminal quiere matar y ninguna muerta quiere morir, lo que anticipa una batalla violenta”, nos advierte. Llegué a García Lao de la mano de Saccomanno y el relato que escribieron a cuatro manos. Y, llegué para quedarme. Seguiré buscando trabajos de ella. Impecable.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO CÓMO USAR UN CUCHILLO

"Ella, absolutamente prendida y amarga, aunque parezca extraño, le dió besos de feria. Besitos de monstruo iluminado sin amor." VERTICAL


Publicado porPatoNotaristefano