COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

El libro ¡Viva México! estaba dirigido al público norteamericano: sus juicios parten de la observación y la reflexión; son parciales pero honestos, y por lo mismo no siempre fueron bien recibidos por los lectores mexicanos de su tiempo. ¡Viva México! es el testimonio de un hombre sin complicaciones. Reniega de los turistas y la "gente bien" porque gozan el haber viajado y no gozan viajando. En cambio, Charles Macomb Flandrau disfruta de la aventura, de la diversidad de la gente y del paisaje. Por eso afirma que en México no hay reglas fijas, que este país es como una larga novela, de estilo descuidado, pero absorbente. Por ello, también con dureza de sus paisanos radicados en México, que nunca se interesaron por conocer otra lengua y otras costumbres, pero que, sin embargo, pronuncian juicios y críticas denigrantes del lugar en que se encontraban. Para Flandrau, pese a los fanes modernistas del porfiriato, México seguía siendo un país antiguo, en el cual lo impredecible se produce a diario. Una tierra en donde no se vivía con el tiempo vivido minuto a minuto en aras de la productividad, la eficiencia, la competencia y el ahorro.Margarita Carbó, autora del prólogo, es doctora en historia por la UNAM. Ha publicado textos en torno a la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX. Destacan sus estudios sobre el porfiriato y la Revolución mexicano.

Año de publicación:1908

1 reseña sobre el libro ¡VIVA MÉXICO!

Macomb hace una disección de México sin compromiso ni prejuicios, revela antes que Samuel Ramos u Octavio Paz una idea del ser mexicano. Curiosamente sólo existe una edición en español de apenas 3,000 ejemplares publicada hace 24 años exactamente, al adentrarse en las páginas del libro queda claro el por que tan poco interés en reeditar el texto, ya que es una crítica, aunque sin malicia, al gobierno, a la iglesia y a las condiciones de vida en el campo mexicano previo a la revolución, que sin duda resulta incomoda. Para todos aquellos que buscan reivindicar la figura de Porfirio Díaz, no estaría mal que revisaran el texto de Macomb.


También se buscó en BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS