Calificar
8,0 1 voto
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Como otro de los remedios para toda mala fortuna, Me perderé contigo: en mí llevo a la ciudad y a sus habitantes. Este primer libro de relatos de Rafael Pérez Gay sostiene uno de los tonos más atractivos y ofrece varios de los momentos más entretenidos de la narrativa mexicana en los últimos años. “Guirnalda con amores”, peripecias del couch, episodios urbanos y otras celebraciones, Me perderé contigo es también una agradecible y lograda fisiología de la vida cotidiana: el orden precario que un foco fundido, una broma fallida, una rata en la azotehuela pueden devolver al caos; la cocina del departamento como una instancia obligada de la educación sentimental, el interior de un Volkswagen como la escuela en que se forjan los valientes; lo que discuten el jaibol y el corazón, lo que va de la rutina a las irrupciones fantásticas que la vuelven un producto único e inmejorable de la realidad, el minuto desquiciado que tarda un nirvana doméstico en volverse submarino no menos doméstico y a punto de reventar por la presión. Tardes en las que el teléfono, uno de los contados accesos al Absoluto, está borracho o muerto; noches en las que el laboratorio de la calle Bacardí da el diagnóstico inapelable de que uno está herido de muerte por la hipocondría, o por algún otro padecimiento igualmente infeccioso y letal. Los relatos de Rafael Pérez Gay logran el difícil arte, plenamente moderno, de unir el patetismo con la comicidad, los afectos radicales y los desafectos aprendidos con la administración de la parodia. Los personajes, los ambientes, las tramas, el fraseo que los despliega y los dirige, hacen de Me perderé contigo una certeza constante de ese equilibrio. Y sugieren algo más: después de todo, la dicha es un ignorado género literario, y en la vida no hay fatalidad sino ausencia de ironía.

Año de publicación:1970

1 reseña sobre el libro ME PERDERÉ CONTIGO

Son historias de personajes que habitan la Ciudad de México, algunas muy cotidianas, como tener problemas de roedores en la azotehuela, algunos más reflexivos. Es entretenido, seguiré leyendo al autor, luego les cuento.


También se buscó en NOVELA ROMÁNTICA