Calificar
8,0 2 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Una mujer desciende a la madrugada en el ascensor iluminado de un exclusivo edificio de la calle Santa Fe. Es joven, es bella y está muerta. Sobre esa imagen gira una de las mejores novelas poli-ciales escritas en Argentina. Convertida en literatura mundial, en el siglo XXI la novela policial ha puesto en cuestión el predominio del thriller a la norteamericana y ha flexibilizado sus procedimien-tos siguiendo la ruta de los temores sociales. La muerte baja en el ascensor se liga a ese nuevo es-pacio de lectura del género; afirma los clásicos presupuestos del relato de investigación y a la vez los renueva y los modifica. Perversa novela de costumbres, La muerte baja en el ascensor confirma que la literatura policial es la que mejor realiza la primordial -y despiadada- presunción de Homero: los dioses han enviado las desgracias a los mortales para que puedan contarlas

Año de publicación:2013

2 reseñas sobre el libro LA MUERTE BAJA EN EL ASCENSOR

44. La muerte baja en el ascensor de María Angélica Bosco (2 de octubre). Una novela policíaca que me atrapó desde el título, la primera impresión fue que sería un libro de terror, de eventos sobrenaturales, pero al leer la sinopsis supe que se trataba de una novela del subgénero narrativo policíaco y siguió pareciéndome muy interesante. Es importante mencionar, que esta novela pertenece a la Serie del Recienvenido, que son lecturas que fueron elegidas y prologadas por Ricardo Piglia, por ser obras que tratan y proponen temas que siguen vigentes y que incluso se adelantaron a su tiempo pero que ya no se encontraban tan fácilmente. En esta novela, el suceso que inicia la investigación es la muerte de una mujer, la cual es encontrada por un inquilino de un edificio de departamentos, en el elevador del mismo. La duda está en si se trata de un suicidio o de un asesinato; sin embargo, la trama se empieza a complicar cuando ocurren dos muertes más. Es una novela muy entretenida, que a mi parecer no es predecible. Los argumentos que se van proponiendo a lo largo de la historia son creíbles y posibles, no aparece algo que haga pensar al lector que el autor se lo sacó de la manga, sino que en verdad puedes comprobar su veracidad dentro de la historia. La historia está muy bien llevada, con todos los personajes bien construidos, con modales, rasgos y personalidades bien definidas, tanto en los que están implicados directamente en el caso como los que están llevando a cabo las investigaciones pertinentes. El libro se publicó por primera vez en 1955, y al leerlo parece como si se haya escrito en nuestros días, la temporalidad no ha dejado atrás esta lectura, y es por ello que Ricardo Piglia decide volver a mostrarlo a los lectores.


Una bella alemana aparece muerta en un ascensor. Perdió la vida debido a una dosis de cianuro, pero hay pocos motivos para pensar que se trató de un suicidio. Por eso, la policía iniciará una investigación en la que todos los habitantes del edificio, además del esposo de la joven mujer y un extraño cadete de tintorería, se verán involucrados. Mientras el policial negro se encontraba en pleno auge, esta novela, con una estructura más clásica del género, anticipaba (1954) el thriller psicológico.


También se buscó en TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO