Búsqueda avanzada de libros
Libro GUS. LA OTRA MITAD DEL CORAZÓN
Select...

NOVELA ROMÁNTICA

GUS. LA OTRA MITAD DEL CORAZÓN

KIM HOLDEN

Calificar
10,0 1 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

¿Es posible amar cuando has perdido lo más importante de tu vida? Tras la marcha de Bright Side, Gus es incapaz de ver el lado positivo de las cosas. Bright Side no solo era su mejor amiga, era su media naranja... la otra mitad de su corazón. El joven y su banda se van de gira por Europa, pero, incapaz de hacer frente a la pérdida, Gus recurre al alcohol y las drogas para olvidar. En medio de este caos, conocerá a Scout MacKenzie, una tímida asistente que esconde un pasado muy duro. Poco a poco, Gus y Scout forjarán una bonita amistad y descubrirán que es posible volver a amar cuando crees que lo has perdido todo.

Año de publicación:1970

1 reseñas sobre el libro GUS. LA OTRA MITAD DEL CORAZÓN

Gus, la otra mitad del corazón comienza donde nos dejó Bright Side, pero ahora veremos la historia desde el punto de vista de uno de sus personajes secundarios que tanto nos cautivó en la historia anterior, Gustov Hauthorne. Nos encontramos con un Gus desolado, sin saber como ni si algún día podrá superar la pérdida de la que desde siempre fue su mejor amiga, su otra mitad,.. Pero, la vida sigue y no espera por nadie, aunque no estemos preparados sigue su curso y queramos o no tenemos que seguir el ritmo. El grupo de Gus, The Rook, está en su punto más alto y la gira por Europa no espera a que nuestro protagonista sane su duelo. Este pasará los peores meses de su vida como buenamente puede ayudándose de las drogas y el alcohol para lograr sobrellevar su dolor. Pero no estará solo, sus compañeros de grupo, en especial Franco, aportarán su granito de arena para ayudarlo a salir de ese círculo de autodestrucción en el que se ha metido. Y es aquí donde entrará en juego un nuevo personaje, Scout Mackenzie, una chica reservada por todo lo que le ha tocado vivir que empezará a trabajar como asistente de Rook. La actitud pasiva de Gus y la responsabilidad y seriedad de Scout, harán que empiecen una relación de tira y afloja que irá forjando una amistad sincera entre ellos ayudándose el uno al otro a combatir sus demonios personales. Qué Kim Holden me cautivó con la historia de Bright Side es un hecho, y, aunque dejó el listón más que alto, con Gus lo ha vuelto a conseguir. En este segundo libro nos sumerge en una historia de superación bastante dura en sus comienzos pero que poco a poco nos va sanando junto a los protagonistas. Lo que más me ha gustado de esta historia que la autora le concediera a Gus ese tiempo de duelo que tanto necesitamos en un momento tan duro por el que él esta pasando. Como nos muestra las diferentes etapas por las que inevitablemente tiene que pasar, su miedo a no poder superarlo y a no saber como ser el Gus que siempre fue. La pluma de esta autora sigue siendo absolutamente magnífica. Sencilla, ágil pero sobre todo adictiva, va alternando entre capítulos más cortos a otros un pelín más largos en los que vamos conociendo las historias de los personajes, así como nos hace partícipes de sus sentimientos. No solo de los protagonistas si no que también sabremos algo más sobre el pasado de otros secundarios que ya conocíamos del anterior libro como Audrey, la madre de Gus, y que es uno de mis personajes favoritos de estos libros, así como también iremos viendo que ha sido de los amigos que Bright Side dejó atrás como Keller y Stella, Duncan y Shelly, Clayton y Morris e incluso Peter y Evelyn que aunque poco han salido ellos en este libro, me ha encantado volverlos a encontrar y saber qué había sido de ellos. Los personajes siguen siendo maravillosos, perfectamente elaborados conocemos tanto su situación actual como su pasado, sus miedos, sus deseos, lo que sienten en cada momento, no solo sobre los protagonistas si no que mediante las voces de estos conocemos las historias de muchos otros de los que aparecen, profundizando en las historias de aquellos que ya conocíamos como descubriendo algún que otro nuevo, como Pax, el sobrino de Scout, un chico que tampoco lo ha pasado demasiado bien, por lo que se ha encerrado en su mismo pero que poco a poco veremos que va resurgiendo y encontrando su lugar y del que me hubiese encantado leer algo más sobre él. El final de Gus es totalmente el opuesto a Bright Side, y es que si esta historia ya comienza desgarradora, partiéndonos el corazón poco a poco vamos lo vamos recomponiendo junto a los protagonistas y dejándonos con un mensaje y una sensación muy positiva.