Sinopsis de VERANO

Un joven biógrafo ingles está trabajando en un libro sobre el escritor, John Coetzee. Planea centrarse en los años de su ida que van de 1972 a 1977, en la época en que un Coeztee de treinta años comparte una casita arruinada en las afueras de Ciudad del Cabo con su padre viudo. Según el biógrafo, es el periodo en el que Coetzee comenzaba a consolidarse como escritor. Sin conocerlo personalmente, se embarca en una serie de entrevistas con personas que fueron importantes en su vida: una mujer casada con quien tiene una aventura; Margot, su prima favorita; una bailarina brasileña, madre de una de sus alumnas de inglés; antiguos amigos y colegas. De sus testimonios emerge el retrato de un joven Coetzee algo torpe, rodeado de libros y con poca facilidad para abrirse a los demás. Dentro de su propia familia es considerado un extraño, alguien que intentó huir de la tribu pero que ahora ha vuelto escarmentado. Su insistencia en desempeñar trabajos manuales (más propios de los negros), su barba y pelo largos y los rumores que dicen que escribe poesía no suscitan más que sospechas en la Sudáfrica de la época. Conmovedor y a veces divertido, #Summertime# nos muestra a un gran escritor en ciernes.

Año de publicación:2009

3 reseñas sobre el libro VERANO

40. Verano de J. M. Coetzee (3 de noviembre) Este es un libro que me costó trabajo leer al principio; sin embargo, me gustó mucho, nunca había leído al autor y me pareció genial esta idea de realizar una autobiografía ficticia, lo que me parece que puede ser considerado como una metaliteratura ya que en el texto se van cuestionando muchos aspectos del mismo, y podemos observar cómo, por ejemplo, algunos de los personajes, no están seguros de haber dicho ciertas frases en una primera entrevista, entonces el texto está plagado de verdades/falsedades y nunca sabremos qué son en realidad pero sí son señaladas. No sé cómo explicar lo particular de este texto, nunca había leído algo similar y me ha encantado la idea. No se sabe si la historia es inventada o no porque recordemos que los escritores tienen ese poder de hacernos creer cosas que no son del todo cierto. Los lectores vamos haciendo conclusiones con respecto a lo que estamos leyendo, dando significados que creemos que son ciertos, o podemos creer que todo es ficción. Es verdaderamente sorprendente. Este libro es el tercero de la trilogía y aquí varias personas que conocieron al autor hablan acerca de su relación con él mediante las entrevistas que un biógrafo decide hacer tras la muerte de Coetzee para elaborar un libro. El autor escribiendo un libro acerca de lo que pasó después de su muerte, desde aquí ya es maravilloso. Mediante las historias que cada uno va contando podemos imaginarnos el carácter del autor y lo primero que se nota es la relación con su padre y cómo fue afectando muchos aspectos de su vida al tener que hacerse cargo completamente de él, es una situación difícil, puesto que Coetzee descuidó su persona, sus relaciones, sus ilusiones, etcétera. También podemos saber que nuestro protagonista tiene varios problemas en cuestión de la identidad, un blanco en un país de negros que no logra encajar porque tiene unas ideas muy particulares; lo cual provoca que sea una persona muy solitaria, no sintiéndose parte de ningún lugar. En verdad les recomiendo este libro, tal vez al principio cueste un poco, pero denle una oportunidad, es maravilloso el trabajo del autor, desde la idea de biografía ficcionada, hasta la narración y descripción de los lugares y situaciones.


Verano, para mí, más que una biografía, es una novela basada, muy tangencialmente, en un personaje que casualmente se llama John Coetzee, en resumen: una ficción. Brillante, con momentos intensos, amargos, reflexivos y filosóficos acerca de un hombre sudafricano que se quiere abrir paso como artista e intelectual. Los recuerdos más tristes son los que carga la brasileña Adriana Nascimento, aunque también hay momentos intensos, y muy íntimos, en las entrevistas a Julia y Margot. Imagino que no es una ficción y que realmente Coetzee tuvo la valentía de autoretratarse a sí mismo. Tal vez cuando realmente muera y alguien quiera con seriedad hacer una biografía del gran J. M. Coetzee podré por fin saber si Infancia, Juventud y Verano fueron un retrato más o menos fiel de su propia vida. Y saber si fue un Wooden Man, (hombre de madera), como lo calificó Adriana.


Una belleza. Lo leí en inglés y lo voy a releer en español. Fresco. amargo, desilusionado. No es de lo mejor del indispensable Coetzee, pero vale la pena cada palabra.


Más libros del autor J. M. COETZEE


Frases del libro VERANO

¿Sabes en que confío por encima de todo lo demás? Confío en que, en la otra vida, todos y cada uno de nosotros tendremos la oportunidad de disculparnos ante las personas con las que nos hemos portado mal. Yo tendré mucho de que disculparme, créame.

Publicado por:

Africa Rubia

Para el fatalista, la historia es el destino.

Publicado por:

Pike Bishop