POESÍA Y TEATRO

VEINTE POEMAS PARA SER LEIDOS EN EL TRANVIA

OLIVERIO GIRONDO

Calificar
8,5 32 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Poemario que aborda la modernidad urbana creando un nuevo espacio y un nuevo tiempo para la poesía. Las imágenes se mezclan desordenadamente y los poemas sobre Buenos Aires, Venecia, Sevilla o Dakar, se suceden rompiendo la pretensión de un orden sucesorio a través de un hablante que asume su discontinuidad y fragmentación, que asume la imposibilidad de hablar desde un "yo de conjunto", según la afortunada expresión de Borges. Todo ello amparado en la estética que Girondo verbaliza en el epígrafe: "En nuestra calidad de latinoamericanos poseemos el mejor estómago del mundo, un estómago ecléctico, libérrimo, capaz de digerir y de digerir bien, tanto unos arenques septentrionales o un kouskous oriental, como una becasina cocinada en la llama o uno de esos chorizos épicos de Castilla". Es decir, se apropia de las tradiciones culturales, las mezcla, las desnaturaliza para volverlas a dotar de sentido, les agrega elementos ajenos a ellas, y como resultado aparece esta obra única y sin parangón en las letras hispanoamericanas que es la poesía de Oliverio Girondo.

Año de publicación:2011

3 reseñas sobre el libro VEINTE POEMAS PARA SER LEIDOS EN EL TRANVIA

El libro para leer en el transporte público por antonomasia y mi poeta y personalidad artística preferida, por quién me puse este apodo. Un poemario muy adelantado en todos los sentidos, el introductor de la vanguardia en Argentina, pero no sólo como arte, sino como modo de vida.


Lo tuve que leer para la carrera, y me encantó. Gracias a este tipo de poesía me adentre en ese mundo desconocido por muchos; la poesía contemporánea. Leer poetas de la vanguardia renovó mi visión de la poesía y este poemario para disfrutar de un viaje en la ciudad, cumple su misión de forma sutil pero marcada; un poeta adelantado a su tiempo. Girondo no fue reconocido en su círculo, Borges lo tildó del más flojo del grupo Martín Fierrista, cuan egolatra y equivocado estaba. Girondo es el mejor poeta del vanguardismo argentino.


Lo amo