Calificar
7,0 32 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de VE Y PON UN CENTINELA

Escrito a mediados de los años cincuenta, Ve ypon un centinela nos ayuda a entender y apreciar a Harper Lee en toda su intensidad.

Año de publicación:2015

8 reseñas sobre el libro VE Y PON UN CENTINELA

Resumen: Jean Louise Finch, Scout, vuelve durante sus vacaciones desde Nueva York donde reside ahora a Maycomb (Alabama), hogar de su niñez. A su vuelta encuentra todo muy cambiado. Estamos en plena época por la lucha de los derechos civiles para evitar la discriminación y segregación racial. Jean Louise tendrá que hacer frente a una serie de descubrimientos que la dejaran sin palabras. Opinión: Lo primero señalar que este libro es un borrador de lo que después se convirtió en “Matar a un Ruiseñor”, por lo tanto creo que para leérselo hay que tomárselo así y no como un libro independiente. Además, aunque temporalmente la historia transcurra años después de “Matar a un Ruiseñor”, no es una continuación, precisamente porque se escribió primero y era su borrador. Además, me huele un poco raro que se publicase (salió publicado sobre 2015 aproximadamente), ya que la autora nunca quiso y sospechosamente poco antes de su muerte, se publica. No sé qué pensar. He leído este libro en una lectura conjunta y creo que si no hubiera sido así, no me habría gustado. Es un libro con una trama bastante compleja, ya que tiene mucho trasfondo y hay capítulos llenos de metáforas y referencias históricas al momento que se estaba viviendo durante el transcurso de la acción. Momento histórico del que yo no sé apenas nada (aunque ahora investigaré sobre el tema). Gracias a mis compañeras y a sus comentarios he podido ir descubriendo más cosas y entendiendo todo bien. Aún así, no me ha terminado de convencer demasiado. Puede ser porque “Matar a un ruiseñor” me encantó y no podía evitar comparar ambos libros. Me he encontrado con personajes que aparecen en los dos super diferentes entre sí dependiendo del libro en el que estén. Y no puedo evitar que sea algo que no me guste, aun siendo consciente de que es un borrador. La verdad que a pesar de que el libro no haya sido muy de mi gusto, lo he disfrutado gracias a la lectura conjunta y al grupo tan maravilloso que se ha creado. No se si lo recomendaría. Si tienes curiosidad por saber qué escribió Harper Lee en un primer momento, anímate. Pero ten presente que no es una continuación.


La protagonista de la novela vuelve al sur desde la cosmopolita ciudad de Nueva York donde vive . Su estancia en el pueblo le trae recuerdos de su infancia a la vez que va descubriendo opiniones de su familia que hace que se cuestione sus valores.Como trasfondo la lucha por los derechos civiles que convulsionaban al Sur. La novela incluye multitud de notas a pie de página sobre politícos,poetas novelistas y personajes destacados de Norteámerica , las cuales tienen relación con temas de índole ,cultural , social , clasista y racista que mas que ayudar a entender ,aburren. Si algo he sacado en claro es que el conflicto racial en el Sur es profundo . Le doy un 6 porque opino que escribir un libro ya es de por si un merito y exige un gran esfuerzo.No me ha convencido y no la recomendaría.


Pobre ejercicio literario, definitivamente segundas partes no son buenas, resta inclusive fuerza y humanidad a Atticus Finch.


A pesar de las duras críticas, esta obra sorprende por el inicial demoronamiento del arquetipo de ciudadano nortemaricano, brillante, educado y bondadoso Atticus Finch. Seguramente, el dolor y la decepción sufrida por la protagonista fue vivida en carne propia por todos los lectores que aún tenían en el altar moral de la consciencia al gran Atticus Finch. De allí que la obra tenga su propia esencia y valor, contribuyendo al desarrollo de una nueva y reveladora aventura que, al final, y solo al final, puede ser entendida como una gran historia. Pretender valorar esta obra como una simple continuación de Matar a un Ruiseñor, no permite contemplar el ingenio de Harper Lee para trasladar a los hogares de todos los lectores el eterno conflicto moral que despierta la lucha por la justicia, la libertad y la igualdad a través de esta breve obra.


Este pasado verano se publicó la novela perdida de Harper Lee Ve y pon un centinela, escrita en 1957. En realidad estamos ante el primer borrador de su conocida novela Matar a un ruiseñor. Un clásico que se publicó en 1960 y que ganó el Pulitzer en 1961. Hablaré de ella en las próximas semanas, pues tengo prevista su lectura para dentro de unos pocos días. El hecho de que no la haya leído todavía me impide dar una opinión clara sobre la polémica surgida en torno a la publicación de esta nueva obra. La cuestión es que nos encontramos ante la novela original de Harper Lee. Y Matar a un ruiseñor fue el resultado de un pulido y lavado de cara allá por 1960. Pese a que la temática es la misma en ambos casos, la nueva publicación - es decir, la original - es más clara y directa sobre el problema de la segregación racial existente en los estados del sur de los EE. UU. en la época de su escritura. Tanto es así, que los editores propusieron a Lee reescribirla para crear una obra menos polémica. Así que la autora situó los hechos dos décadas antes que en la original y difuminó ciertos aspectos para construir una novela más preparada para la sociedad del momento. Quizás los editores pensaron que los EE. UU. de aquellos momentos no estaban listos todavía para una novela tan arriesgada, política, feminista y realista. Una novela - la ahora publicada como Ve y pon un centinela - que, escrita por una mujer blanca del sur, se implicaba demasiado en el tema de los derechos civiles, la segregación racial, la justicia y la convivencia. Como he dicho anteriormente, el hecho de no haber leído todavía Matar a un ruiseñor - la versión definitiva de este primer borrador -, me impide decir nada más sobre el tema. Eso sí, la polémica deja abierta la posibilidad de un debate acerca de los prejuicios de la sociedad estadounidense de 1960. El hecho es que al situarse la acción dos décadas después que en Matar a un ruiseñor se ha dicho que Ve y pon un centinela era la continuación del clásico. Algo que choca de frente con el hecho de que la protagonista, Jean Louise - Scout -, tiene 26 años de edad en la versión recientemente publicada. Por contra, Atticus ronda los setenta, lo cual sí cuadraría con lo anterior. Dicho todo esto, y a falta de echarle los ojos a Matar a un ruiseñor, paso a reseñar la novela que hoy nos ocupa. Jean Louise Finch viaja desde Nueva York hasta Maycomb para visitar a su padre, Atticus, durante sus vacaciones estivales. De 26 años, la joven irá perdiendo paulatinamente la inocencia, el idealismo y la visión que del pueblo y de su familia tenía hasta entonces. Le molestará más que nunca vivir de cara a los demás; se lamentará ante la caída de los héroes que para ella eran en el pasado su tío Jack y, sobre todo, su padre, Atticus; se horrorizará ante la existencia de organizaciones que luchan por seguir separando a los negros de los blancos; se afirmará como mujer independiente y rebelde; y luchará, como nunca, por sus ideales de justicia e igualdad. A través de sus diecinueve capítulos - divididos en siete partes -, el narrador, en tercera persona, presenta una serie de flasbacks a través de los cuales el pasado y el presente chocan de manera constante e ineludible. Así, encontramos momentos de alta tensión entre la protagonista y sus familiares: Atticus, tío Jack, Henry y tía Alexandra. Jean Louise sentirá cada vez más la imperiosa necesidad de huir para siempre de un Maycomb al que no entiende. Y todo ello sin darse cuenta de que esa rebeldía forma parte del necesario trayecto hacia la madurez. Jean Louise luchará por sus sueños contra todo aquel que se ponga en su camino, debiendo matar a partes de sí misma y de aquellos que la rodean. Algo que, por otra parte, le ocurre a la mayoría de las personas. ¿Quién no ha idealizado a sus padres, creyendo a pies juntillas que lo que estos decían era lo correcto, hasta que un buen día les ha visto caer de esos pedestales imaginarios en los que los había tenido hasta entonces, comprobando que hasta los héroes cometen errores más o menos graves? De esta manera, ese viaje de Jean Louise a Maycomb es, en realidad, un viaje al verdadero conocimiento de ella misma y de los demás. Un viaje para el que quizás no estaba preparada, pero que es necesario para comenzar a madurar. Una maduración que no le impide dejar de luchar por lo que cree que es justo. Exactamente como hace - y ha hecho siempre - el resto de los miembros de su familia. Una familia que no es perfecta, pero que es y será para siempre la suya. Una familia que, pese a ser imperfecta, alumbra frases tan certeras como las dos que reproduzco a continuación y que, creo, definen a la perfección el espíritu de este relato:a) Los prejuicios, una palabra sucia, y la fe, una palabra limpia, tienen algo en común: ambas comienzan donde termina la razón.b) La isla de cada ser humano, Jean Louise, el centinela de cada uno, es su conciencia.


La escritura de Harper Lee sigue siendo exquisita, al igual que en "Matar a un Ruiseñor". Si que es verdad que el libro rompe un poco los esquemas que pudo tener el lector tras la lectura de "Matar a un Ruiseñor", pero es una ruptura que no defrauda, sino que amplía la visión del mundo de Scout, una visión más adulta y cristalina.


Ven y pon un centinela no es la secuela de Matar a un ruiseñor sino que tienen los mismos personajes como scout una mujer adulta que regresa de Nueva Your a Maycomb donde descubre que sigue siendo el puebjo infestado de prejucios raciales y mas encima su padre Atticus es uno de ellos


Interesantísimo documento que no valoro por su calidad literaria, que no la tiene. Es su papel en la historia de la creación de "Matar a un ruiseñor" lo que hace tan atractivo este libro. No podemos calificarlo de novela, ya que en realidad es el borrador de la gran novela de Harper Lee. No es la segunda parte como mucha gente cree. Sino que es el borrador que fue rechazado constantemente por infinidad de editores y del que después de reescribir y reescribir salió la maravilla que todos conocemos y que siempre recordaremos también gracias al enorme Gregory Peck. Su lectura no es para todos los públicos ni todas las sensibilidades.


Más libros del autor HARPER LEE


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro VE Y PON UN CENTINELA

La isla de cada ser humano , el centinela de cada uno , es su conciencia. Eso de la conciencia colectiva no existe

Publicado por:

Ange Gómez

Uno puede estar hirviendo de rabia por dentro , pero sabe que una respuesta serena da mejor resultado que un estallido de ira

Publicado por:

Ange Gómez

Cuando más te necesitan tus amigos es cuando se equivocan , no cuando tienen razón

Publicado por:

Ange Gómez

Siempre es fácil mirar atrás y ver lo que éramos ayer o hace diez años. Ver lo que somos ahora , en cambio , es muy difícil

Publicado por:

Ange Gómez

Uno puede condenar a sus enemigos , pero es más prudente conocerlos

Publicado por:

Ange Gómez

Siempre es fácil mirar atrás y ver lo que fuimos, ayer, hace diez años. Es muy difícil ver lo que somos.

Publicado por:

Williacom