Calificar
8,1 31 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de UNA PARTIDA DE AJEDREZ

El campeón mundial de ajedrez, Mirko Czentovic, viaja en un buque de vapor desde Nueva York hacia Buenos Aires a disputar un torneo. McConnor, un obstinado pasajero aficionado, desde que se entera de su presencia no descansa hasta lograr jugar una partida con él, pero no le sale barato: doscientos cincuenta dólares por partida es el precio de Czentovic. El devenir de los acontecimientos cambia cuando entra en escena el doctor B., un personaje extraño que ocasionalmente pasa por el lugar donde Czentovic se enfrentaba a McConnor. No puede evitar observar la partida y aconsejarle a McConnor las jugadas correctas para salvar la partida y obtener un empate.

Año de publicación:2014

6 reseñas sobre el libro UNA PARTIDA DE AJEDREZ

Y de vez en cuando una de Zweig conviene regalarnos. Un aperitivo sibarita, un placer para los sentidos y una buena dosis de vitaminas para activar mente y espíritu. Porque Zweig no es cualquier cosa, no hay ni una sola de sus novelitas en las que no trate algún punto débil del ser humano, reconocernos en alguno de ellos suele ser bastante habitual. Este hombre debió de ser una persona especial, con visible y reconocida tendencia depresiva (típico en personas de gran sensibilidad) y, desde luego, dotado de una gran inteligencia emocional. No es casualidad que tuviese el final que tuvo, totalmente respetable, a mi manera de ver, no seré yo quien lo critique. Reseñar "una partida de ajedrez" sin hacer spoiler es muy difícil, lo voy a intentar, espero conseguirlo... La historia rodea a una, o varias, partidas de ajedrez. El autor era un amante de este juego de estrategia, y lo utiliza para desarrollar un relato tremendamente psicológico. Las partidas se juegan en un barco con destino a Argentina, donde viajan; el peculiar campeón mundial de ajedrez Mirko Czentovic; el exitoso empresario, orgulloso y competitivo, McConnor y, un abogado austriaco , el doctor B. La narración corre por cuenta de un viajero curioso que, con la intención de conocer al campeón y aprovechando el carácter de McConnor, consigue organizar una partida de ajedrez que unirá a todos los personajes. A partir de ahí, Zweig nos adentra en los temas que, yo creo, le interesa contar en este libro. Hay algo que Zweig no nombra explícitamente en ningún momento, tampoco creo que en aquella época se tuviese mucho conocimiento de ello, pero que yo, según he ido leyendo, y por lo poco que conozco al respecto, he creído reconocer, el espectro autista o alguna de sus variantes. Una persona con muchos problemas de aprendizaje y comunicación, pero capaz de destacar brillantemente en un, nada sencillo, punto intelectual. Por otra parte, según vamos adentrándonos en la historia, Zweig nos lleva de visita al limite de la mente humana: Imaginemos estar en una situación extrema y, para salvarnos de ella, nos viésemos obligados a forzar nuestra cabeza hasta el punto de no poder controlarla. ¿Podríamos llegar a crear un desdoblamiento de personalidad que nos hiciese rallar la esquizofrenia? Y mezclándolo un poco con todo, pero también, o eso me parece, presente en el libro, el peligro de las adicciones y el compromiso esclavo que contraemos con ellas para toda la vida. Eso lo sabemos muy bien todos los exfumadores, una adicción bastante habitual en nuestra sociedad. Zweig nos cuenta todo esto a través de una corta, pero estremecedora historia que engancha desde las primeras páginas. Una forma de escribir perfecta e impecable que llega al fondo de cualquier lector. Si tú aún no lo conoces, en mi opinión, ¡Ya estás tardando! No te lo puedes perder. En resumen, Mucho, mucho, en muy poco. Algo muy propio del gran Zweig.


Una vez más Zweig me conquista con su narrativa precisa, con la exactitud en las palabras. Es magistral cómo nos muestra los entresijos de la mente humana, y cómo unos pensamientos llevados hasta la obsesión pueden llevarnos a perder el control y la razón.


una partida de ajedrez es un trepidante relato donde lo de menos es la partida de ajedrez y lo importante transcurre en la misma. La descripcion que hace el autor a través del jugador de ajedrez de sus vivencias con la gestapo roza la perfeccion. De lectura facil y corta, no llega a 100 paginas, no te dejara indiferente y querrás leer mas del autor


Sin duda está bien escrito y tiene la ventaja, o tal vez la desventaja, de ser muy corto. Para mí entra más en la categoría de cuento y no de novela. Me dejó a mitad de camino. Igual, muy recomendable para los que saben de ajedrez. Sin embargo creo que detrás del juego hay una gran metáfora que no pude descubrir


Lectura fácil . Me gustó como relata el escritor pero no me gustó como deja a los jugadores de ajedrez. Toca el tema del que juega al ajedrez es inteligente o se vuelve loco de alguna manera. La llamada fiebre que describe es la locura. Hay jugadores en la vida Real que puede que les pasara eso ( Bobby) pero son excepciones. Tiene momentos buenos en los que describe las acciones de los personajes mientras juegan la partida y es muy parecido en la actualidad.


Una apasionante historia de partidas de ajedrez en un barco , un aficionado ajedrecista que desarrolló la técnica mientras estuvo secuestrado por la Gestapo y acompañó ese encierro con Torres , caballos , alfiles y peones, la partida final entre el campeón mundial y el aficionado es excitante, como siempre E. Sweig sabe cómo transportarte a esos momentos.


Más libros del autor STEFAN ZWEIG


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA