Búsqueda avanzada de libros

16 reseñas sobre el libro UNA NOVELA CRIMINAL

Las cosas que suceden en un Estado de corrupción son tan increíbles que cuando Volpi las investiga, las ordena y las narra en esta novela documental parece que estuviera frente a una verdadera ficción


http://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/173705777305/el-montaje-final-es-muy-curioso


Una historia increíble e impactante.


Debo admitir que empecé leyendo esta obra con cierto fastidio porque me la dejaron en la carrera; tenía mil cosas por estudiar y encima leer una novela cuando tenía tanto que había dejado de leer novelas, aunque esta tendría más sentido ya que más que una novela es una investigación de Volpi sobre el caso Florence Cassez. Finalmente me enganché con todos estos sucesos, realmente te hace analizar mucho sobre qué hay detrás de todo esto pero a la vez terminas triste por reafirmar el gran problema que representa la corrupción en México en todas partes pero sobre todo en nuestro sistema penal.


Historias como esta hay muchas; todas tristes. Creo que el autor la estiró más de la cuenta, abunda en detalles que nos hace sospechar de un sensacionalismo (dramatismo) que no se necesitaba. Me resultó aburrida. Le doy 3 puntos


Ya conocia un poquito la historia de Florence Cassez. No me imaginaba un infierno parecido. Daria mucho para saber que le ocurio despues a Vallarta.


En «Una novela criminal», Jorge Volpi deja en claro su dominio de la narrativa, explica de forma clara y consecuente uno de los casos mas emblematicos de la justicia mexicana; el caso Florence Cassez. Muy recomendado.


Cómo me hice de este libro: Llego a mis manos por un regalo de mi esposa, desde que comencé su lectura me llamo la atención que es una novela sin ficción y me permite comprobar como la literatura llena esos vacíos sin cubrir que quedan en temas históricos, pero en este libro la literatura va de la mano del periodismo; tratando de explicar uno de los casos legales; de los más resonantes de los últimos tiempos; involucrada una ciudadana francesa. Florence Cassez, que cae en la maraña de intrigas y claroscuros de la justicia penal mexicana. Lo recomendaría por qué: Casos como el visto en la película “el presunto culpable” muestra un sistema anacrónico e inquisitivo donde se ven claramente las injusticias: tortura, creación de pruebas, declaraciones falsas, y datos contundentes como el siguiente: 99% de los casos criminales en los que intervienen los defensores de oficio se resuelven de la misma manera: con la condena del defendido. Lo cual es aterrador porque cayendo en las manos de los autoridades por cualquier delito grave cometido prácticamente no tienes salvación: “aunque seas inocente”; eso es para dar un miedo terrible. Aprendes de este libro: Que los medios de comunicación masiva, los procuradores de justicia, los jueces, los empresarios poderosos, son capaces de crear un gran teatro con los siguientes fines: los primeros mostrar que son un poder factico; capaz de construir casos resonantes para atrapar la atención de los televidentes; al grado de influir en la manera de pensar hay que recordar al mirar la “verdad histórica” opiniones de televidentes giraban en torno a ya está resuelto el caso, aun sin tomar en cuenta ninguna certeza científica. Los procuradores de justicia pueden equivocarse y tienen los medios para que esa mentira volverla verdad. Los jueces se encargan de dar su veredicto con base en todo lo que lograban crearle de falsos al acusado; sembrándole pruebas, encerrados en una jerga de tecnicismos y miles de fojas y juicios larguísimos y la justicia, el peso de la justicia en su conciencia de un solo albedrio. Y los empresarios capaces de demostrar su poder en todo momento comprando voluntades, corrompiendo hasta llegar el punto de acallar verdades. Por qué seguiré leyéndolo: Ya que quiero llegar a la parte donde entran a defender a Cassez el presidente francés y como se tensan las relaciones entre los dos países, es de sorprender lo que hacen otros gobiernos ante las injusticias de uno de los suyos y los mexicanos fregándonos siempre entre nosotros mismos.