Calificar:

8,5

619 votos

Sinopsis de UNA HABITACION PROPIA

La relación entre la condición femenina y la literatura, desde el punto de vista de Virginia Woolf, que volcó en cada una de sus páginas su inconfundible sensibilidad, el acervo de sus vivencias y su particular subjetividad. «Una mujer necesita dinero y una habitación propia para dedicarse a la literatura», proclama la autora al principio de estas páginas. Y toda aquella persona –sea hombre o mujer– interesada por los siempre sutiles vínculos entre vida y creación artística no se arrepentirá de adentrarse en ellas.Traducción de Catalina Martínez Muñoz

124 reseñas sobre el libro UNA HABITACION PROPIA

La última vez que reseñé a Virginia Woolf...una fánatica se me ofendió🙈. Lo peor es que mi reseña no era negativa! En ella, afirmaba que me había cambiado, literalmente, la vida! Durante 43 años estuve negando fervientemente pertenecer al movimiento feminista, hasta que leí a esta mujer, que de forma totalmente cerebral, explicaba algo de lo que yo no podía renegar: nuestro sexo no determina nuestra personalidad, pero sí define las circunstancias en las que vivimos. Asi que, a pesar de que nuestra capacidad intelectual sea la misma, las puertas que se les abren a los hombres, se nos cierran a las mujeres! Ese día, en esa página, leyendo esa frase, comprendí que esa mujer me hablaba a mí y que al fin y al cabo, yo SÍ era feminista!! Entonces...por qué esta chica me quiso lapidar?!? Pues únicamente porque dije que era soporífera 🤷‍♀️. Y lo siento pero voy a volver a decir lo mismo: Virginia es mas densa que gárgara de dulce de leche! Será inteligentísima pero me hizo quedar dormida en todos los tiros! Y no es que la leía  en la cama! No! La leía sentada en el comedor, en voz alta...hasta que de pronto me encontraba con la cabeza y las babas colgando😶🤦‍♀️. Por qué sucede esto? Pues porque Virginia elige la forma mas complicada de decir las cosas. Y además se va por las ramas🤦‍♀️. Todo el tiempo🤦‍♀️.Divaga, divaga y divaga...Y esto no solo hace que el lector se quede frito, sino también que se pierda. Les doy un ejemplo: al principio del libro dice que tuvo una idea pequeñita como un pececillo...y después empieza con que el pececillo de aca y el pececillo de allá, y que hay que devolverlo al agua y que el bedel me asustó el pececillo y que perdi al pece...llegado un punto, te detenes y te  preguntas: " pero esta mina en qué momento se puso a pescar?!?"🤦‍♀️🤦‍♀️🤦‍♀️. Admitamos que para  leerla, tenes que juntar mucho entusiasmo (y granos de café). Eso sí: VALE LA PENA. Yo me puedo quejar una y mil veces, pero todo lo que  dice...me llega. Y me deja huella. En este libro en particular, en el que debe tocar el tema de " las mujeres y la novela", explica los motivos por los cuales  las mujeres hemos llegado a la literatura de forma tardía. Entre otras cuestiones, porque el patriarcado es un sistema que necesitaba subestimar a la mujer, para empoderar al hombre. Ya que, tratándonos de estúpidas, empequeciéndonos a nosotras,en comparación, los patriarcas crecían. No nos encerraban en la cocina por pura desidia. Lo hacían por necesidad. NECESITABAN a una mujer sumisa que no pensara, que no opusiera resistencia y que, obviamente no escribiera (ni leyera). Dicho esto, concluye que para poder escribir, las mujeres necesitamos dos cosas. Por un lado, solvencia económica. Si no dependemos de nadie para mantenernos, tendremos el tiempo para contemplar el mundo y cuestionarlo. Por el otro lado, la mujer debe tener una habitación propia, CON PESTILLO. Porque de lo contrario,  escribirá en la sala, donde será interrumpida constantemente (confirmo: escribí esta reseña en cuotas😑. Me interrumpieron 80 veces). Como ven (y si no lo ven, lo reitero) ME GUSTA VIRGINIA. Auuuuunque...la cuestión de la " adoración ciega", no es lo mio🤷‍♀️. Asi que terminaré aclarando que estoy de acuerdo con ella en algunos aspectos, pero no en todos. Mi principal reclamo es que este texto está escrito desde un lugar de privilegio: una europea hablándole a otras europeas. En Latinoamérica, es probable que ni los hombres tengan solvencia económica y aún así escriben. Y a pesar, de que ella diga lo contrario, no todos los pobres estamos condenados al abismo intelectual. Yo, mujer latinoamericana y de clase baja, no escribo pero lucho a diario contra mis circunstancias: empleo el ingenio para arreglarmelas con lo poco que tengo, me "auto-educo" e intento desarrollar mi espíritu crítico con cada lectura que hago. Y aunque no tengo un centavo, puedo leer a Virginia Woolf, entenderla y hasta cuestionarla💃.


Una habitación propia, de Virginia Woolf Lo primero es recordar que se trata de un ensayo, no de una novela, motivo por el cual, el planteamiento de las ideas al inicio tiende a confundir, sin embargo, los ejemplos simulados y un tanto novelescos, así como los datos de las escritoras reconocidas, son geniales para defender su punto de vista. Antes del s.XVIII prácticamente no hay evidencia o registro de mujeres escritoras y lo que se encuentra en el s.XIX es limitado, muchas veces escondido tras seudónimos masculinos, algunas de excelente calidad y otras más, mucho más simples. Para comprender los motivos Woolf nos presenta las diferencias de la mujer y el hombre a nivel de educación, acceso económico, vida familiar y costumbres de la sociedad de ese momento. Nos explica como el dinero le daría tranquilidad e independencia a la mujer para poder escribir. Lo cual antes del S. XIX era casi imposible, pues las mujeres tenían la obligación de procrear y servir al hombre y su familia, en muchos casos se imposibilitaba disponer de su propio dinero aún si fuera heredado, y si tenía obligación de trabajar (lo cual sería muy mal visto), sería en tareas menores que con suerte le darían para vivir. Por lo que no es difícil comprender que la mujer que deseara escribir a inicios del siglo XX requería de una habitación propia, donde pudiera ser ella, contar con su espacio no solo físico, sino también emocional, económico y educativo. De tal forma que la autora hace una fuerte denuncia, pero bien maquillada, hacia la falta de oportunidades de la mujer. Y, sin embargo, me encanta que ella misma anota que en cien años (más o menos la época actual), las mujeres habrán dejado de ser el sexo protegido, tomarán parte en todas las actividades y esfuerzos que antes les eran prohibidos. En buena parte esta idea de Virginia Woolf se ha materializado, gracias a precursoras como ella. Aún falta mucho, pero vamos avanzando. Es probable que persista en alguna medida ese instinto del hombre por ser superior sobre la mujer, aunque al menos en Occidente, son cada vez más los que aceptan la igualdad de derechos y deberes en los diferentes ámbitos de la vida. Después de cien años, recordemos el llamado de la autora a la mujer: “De modo que cuando os pido que ganéis dinero y tengáis una habitación propia, os pido que viváis en presencia de la realidad, que llevéis una vida, al parecer, estimulante, os sea o no os sea posible comunicarla”. Aprendamos a expresar no solo los sentimientos, sino también los pensamientos, ideas y creencias en igualdad, sin caer en el menosprecio de otros, independiente del género, etnia, religión u otras condiciones. Leído en 2021 PD: Si te ha gustado esta reseña o la de cualquier de nuestros compañeros y decides premiarla con un like debes hacerlo en el corazón grande 💙 donde dice: ¿te ha gustado esta reseña? O por si acaso a los corazones. Muchas Gracias!!


Puede que al principio me perdiera un poco y cuando digo al principio digo la mitad, porque no esperaba lo que leí. Nos cuenta una historia de como la mujer puede tener una habitación propia para escribir, el como poco a poco, la mujer ha podido escribir. Como empezaron con novelas y terminaron escribiendo otro tipo de libros. Las comparaciones de las escritoras de renombre me han gustado, el como cada una tenía un punto de vista distinto. Cosa que era normal que unas escribieran con odio y otras no. Para ser pocas páginas, nos podemos explayar escribiendo una sinopsis adecuada, hay cosas que sacar de lo escrito aquí.


Primer Woolf y mi sopresa fue maravillosa😍✨✨✨✨ "Una habitación propia" es un ensayo muy bien logrado acerca de la desigualdades de sexo través de los siglos. Comienza con la excusa de la necesidad de una mujer de tener un espacio físico para escribir "una habitación propia", lo que funciona como metáfora del espacio simbólico que intentó hacerse la mujer a través del tiempo en la literatura. De allí parte ... Woolf apela a gran cantidad de monstruos de la literatura y entrelaza sus obras en una investigación sinigual. No deja de hacer mención a lo arduo que resultaba para una mujer poder escribir y ni pensar, publicar (lo cuál tuvieron que hacer en muchos casos bajo seudónimos masculinos). Las desigualdades para formarse intelectualmente, para acceder al conocimiento, y el ninguneo en todo tipo de terrenos que no fueran criar a los niños y cocinar. "Si Tolstoi hubiese vivido encerrado en The Priori, con una dama casada, apartado de lo que duele llamarse mundo, por edificante que hubiese salido la lección moral, difícilmente hubiera podido escribir Guerra y paz" Asimismo hace una suerte de homenaje a aquellas que SI SE ATREVIERON, que rompieron con todo lo establecido y perduraron a través de los siglos: "Sólo ellas desoyeron por completo la perpetua amonestación del eterno pedagogo. Sólo ellas fueron sordas a esa voz persistente, aquella voz que no deja en paz a las mujeres (...)" Una autora sumamente adelantada a su época y por esto amo los clásicos, te dejan esas sensación de que no inventamos nada, todo está dicho y pensado desde hace ya muchas décadas. 💟


Me arriesgo a decir que es un ensayo atemporal. Si me decían que había sido escrito hace 50 o 60 años (o quizás menos) me lo hubiese creído, pero no,  fue hace más de 90 años. Me encantó sumergirme en esa época y en todo lo que plantea. Las diferencias entre el hombre y la mujer en lo social, económico y educativo. Y sobre todo, esa necesidad de tener una habitación propia, no solo un espacio físico donde ser uno mismo, si no tener una habitación propia dentro nuestro, en nuestro interior. Sin dudas Virginia Woolf tenia pensamientos muy avanzados y revolucionarios para su época. Para los que estamos acostumbrados a la novela quizás al principio nos cueste un poco enganchar al ritmo de un ensayo pero les aseguro que vale la pena. Un clásico super recomendable.


Las mujeres han vivido todos estos siglos como esposas, con el poder mágico y delicioso de reflejar la figura del hombre, el doble de su tamaño natural" Leyendo un poco sobre la autora puedo decir que Virginia fue una de las voces inglesas femeninas que más influyeron en la literatura universal durante el siglo XX, se le considera una referente del pensamiento feminista, aunque vivió en un mundo pensado para hombres, ella se destacó por su educación y su capacidad para: crear conciencias y plasmar con libertad su pensamiento en las obras que escribió. Han transcurrido 92 año desde que se publicó Una habitación propia (1929) y podemos ubicar esta obra en el período más productivo de Virginia Wolf. Cuando la leía podía disfrutar de su pluma magistral, culta, crítica, fluida, para expresar con profundidad sus ideas y ubicarnos en el contexto histórico, político, social, cultural, económico… que influencia el discurso que dio en dos colegios femeninos (Cambridge, 1928), fundados por mujeres que habían militado en el feminismo y el movimiento sufragista: esto hace que la figura de la escritora británica en la Sociedad Literaria de Newnham y la Odtaa de Girton tenga un tono ideológico. Encuentro que el título “Una habitación propia” es una metáfora que posibilita el contacto con la realidad conservadora de la época y describe la esencia de la disertación que Virginia cuidadosamente pensó y compartió con los asistentes a la conferencia para que pudieran conceptualizar y reconceptualizar el mundo, articulando la concepción que cada uno tenía de este. Pienso que Virginia Woolf encontró un pretexto brillante en este recurso del lenguaje para transmitir e intercambiar información acerca un tema particular, ella crea un personaje y un espacio para ubicar las conferencias, “Las mujeres y la literatura”, también escucharemos que se refieren a estas como “Las mujeres y la novela” o “Mujer y ficción”. Leerla para mí ha sido un grato placer, he podido imaginarla y sentir su voz empoderada llevándome a pensar en los vínculos existentes entre la mujer y la escritura; la construcción de identidad de la mujer y el lugar que ellas ocupaba en el mundo en aquella época; seguir sus razonamientos para lograr comprender la manera en que ella concibe la sociedad desde una mirada feminista; desde la mirada de género; desde el lugar que ocupa una mujer cuando tiene el privilegio de disponer de dinero para exponer sus pensamientos sin reservas en sus textos; desde la mirada del arte y de la cultura. Virginia rompe con el esquema formal del ensayo al fusionar la oralidad con la exposición de sus razonamientos para argumentar sutilmente el asunto que la convoca… este texto está cargado de referencias bibliográficas y notas que nos permiten tener un mayor acercamiento a su obra, además de abrirnos una ventana de posibilidades para incursionar en el tema, que bueno leer más escritoras en mi caso, colombianas en una primera instancia y recorrer Latinoamérica seguidamente, sin desconocer por su puesto a estas mujeres que brillan con luz propia y a aquellas que ya no nos acompañan y se encuentran empolvadas en los estantes de las bibliotecas y librerías del mundo entero. Aunque podemos evidenciar un avance en las transformaciones de las dinámicas históricas, socioculturales, económicas, políticas en nuestras sociedades, de una manera muy sutil la libertad se nos sigue negando en mayor o menor medida dependiendo de la zona geográfica. Es una obra que recomiendo ampliamente por si deseas conocer un poco sobre la evolución del feminismo con relación a la literatura; porque es un clásico sobre escritura y género. Sin más agradecer a las mujeres que en el pasado y en el presente se han esforzado por abrirnos las puertas para que tengamos esa libertad plena de vivir en un mundo igualitario que no nos lleve a pensar en como mujeres o como hombres, sino como seres humanos que tenemos los mismos derechos.


Había oído hablar tanto de este ensayo que quizás tenía las expectativas demasiado altas y aunque no me ha decepcionado esperaba encontrar algo más. Me ha gustado la forma original de hablarnos sobre las diferencias entre los dos sexos en la escritura y la evolución por la que pasaron las pocas mujeres valientes que poco a poco se fueron haciendo un lugar en la escritura. Las desigualdades no sólo existían a nivel de dificultad para que alguien les diera voz sino que ellas jugaban con la falta de tiempo, de independencia y de formación. Por eso la autora insiste en la necesidad de tener una habitación propia, pero sobretodo como metáfora de encontrar un espacio en la literatura. Todo esto no es para nosotros ninguna novedad pero para la época en que fue escrito sí lo debió ser. Virginia Woolf era una mujer muy adelantada a su época y muy feminista y así lo demostró no sólo en este ensayo si no también en sus novelas. Lo que más me ha gustado es el homenaje que hace a las primeras escritoras que se atrevieron a dar este paso y las distintas maneras de expresar esa dificultad que, a través de sus obras, transmitieron, unas con más rabia que otras. También me ha parecido muy interesante la reflexión sobre cómo a partir de entonces empieza a cambiar el papel de la mujer como personaje literario que hasta entonces había estado descrito des de el punto de vista de los hombres. Para un hombre dotar de personalidad a una mujer en la literatura debió de ser un trabajo demasiado complicado, ya que al no darles voz, tampoco a nivel social, no podían conocer sus anhelos, sus inquietudes o sus preocupaciones. Es por eso que en muchos clásicos encontramos la mujer como la esposa de, la madre de, pero nunca como personaje principal. Realmente debemos agradecer a las autoras que hicieron posible ese cambio y esa evolución en la literatura femenina y seguir apoyando a las escritoras para que no sean minoritarias en nuestras lecturas.


La obra de Virginia Woolf, Una Habitación Propia :no es una reflexión exclusiva para el requerimiento de la poesía o la novela...es una reflexión que considera como elementos necesarios el tiempo y espacio para las propias reflexiones y el encuentro de las mujeres. La obra plantea una serie de interrogantes que son el piso de cuestionamiento o análisis de Woolf. Mientras leía me encuentré una voz interna que logra ubicar algunos escritos guardados, otros no concluidos y la mayoría muy guardados o no compartidos. Porqué? Tengo habitación propia ?(literalmente vivo tiempos particulares dónde la cama es parte de la sala, donde la habitación no parece en absoluto propia). De manera literal, cuando dicha libertad se tiene, hay otra serie de grandes posibilidades: una clave y particular, construir voz propia. Una segunda y no menos importante hacerlo es un acto consecuente y dispuesto para muchas otras que abrieron camino. Una frase de fuerza con la que me quedo: "Como mujer no tengo patria, como mujer no quiero patria. Como mujer, mi patria es el mundo”.


MÁS LIBROS DEL AUTOR VIRGINIA WOOLF


LAS OLAS

VIRGINIA WOOLF

Calificación General: 8,4Por leer

LAS OLAS

VIRGINIA WOOLF

Calificación General: 8,0Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


FRASES DEL LIBRO UNA HABITACION PROPIA

De modo que cuando os pido que ganéis dinero y tengáis una habitación propia, os pido que viváis en presencia de la realidad, que llevéis una vida, al parecer, estimulante, os sea o no os sea posible cumunicarla.


Publicado porNuryta

Porque aquí nos acercamos de nuevo a este interesante y oscuro complejo masculino que ha tenido tanta influencia sobre el movimiento feminista; este deseo profundamente arraigado en el hombre no tanto de que ella sea inferior, sino más bien de ser él superior.


Publicado porNuryta

Durante todos estos siglos, las mujeres han sido espejos dotados del mágico y delicioso poder de reflejar una silueta del hombre de tamaño doble del natural…. Porque si ellas se ponen a decir la verdad, la imagen del espejo se encoge; la robustez del hombre ante la vida disminuye


Publicado porNuryta

Por eso, tanto Napoleón como Mussolini insisten tan marcadamente en la inferioridad de las mujeres, ya que si ellas no fueran inferiores, ellos cesarían de agrandarse.


Publicado porNuryta

En la literatura domina la vida de reyes y conquistadores;de hecho,era la esclava de cualquier joven cuyos padres ponían a la fuerza un anillo en el dedo.Algunas de las palabras más inspiradas,de los pensamientos más profundos salen en la literatura de sus labios;en la vida real,sabía apenas leer,apenas escribir y era propiedad de su marido


Publicado porSoniagh

Viviendo como vivimos de la ilusión, quizás lo más importante para nosotros sea la confianza en nosotros mismos. Sin esa confianza, somos como bebés en la cuna"


Publicado porCeci Damiani ✨