Calificar:

9,1

544 votos

Sinopsis de UNA EDUCACIÓN

Epopeya sobre la posibilidad de cambiar de vida a través del poder transformador de la educación. «Podéis llamarlo transformación. Metamorfosis. Falsedad. Traición. Yo lo llamo una educación.» Nacida en las montañas de Idaho, Tara Westover ha crecido en armonía con una naturaleza grandiosa y doblegada a las leyes que establece su padre, un mormón fundamentalista convencido de que el final del mundo es inminente. Ni Tara ni sus hermanos van a la escuela o acuden al médico cuando enferman. Todos trabajan con el padre, y su madre es curandera y única partera de la zona. Tara tiene un talento: el canto, y una obsesión: saber. Pone por primera vez los pies en un aula a los diecisiete años: no sabe que ha habido dos guerras mundiales, pero tampoco la fecha exacta de su nacimiento (no tiene documentos). Pronto descubre que la educación es la única vía para huir de su hogar. A pesar de empezar de cero, reúne las fuerzas necesarias para preparar el examen de ingreso a la universidad, cruzar el océano y graduarse en Cambridge, aunque para ello deba romper los lazos con su familia.

170 reseñas sobre el libro UNA EDUCACIÓN

Febrero 2022 Todos tenemos, según recoge el art. 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, derecho a la educación . Todos menos Tara, la protagonista de Una Educación. Y no es que viva en un país subdesarrollado o en otra época. Ha nacido y vive en Estados Unidos a finales del siglo XX. Tampoco que pertenezca a un entorno con grandes dificultades económicas, sus padres trabajan el en un desguace y ella como partera. Su principal escollo no es otro que el fanatismo religioso. Los padres de Tara pertenecen a una congregación mormona ultra religiosa con estrictas normas de comportamiento y para ellos la enseñanza normalizada que se imparte en las escuelas públicas constituye una amenaza para su modo de vida y pone en peligro su autoridad y el status quo de toda la familia, por lo que han decidido ser ellos mismos quienes enseñen a sus hijos a leer y a escribir. Pero a Tara, una niña inteligente e inquieta, esto le sabe a poco y decide que quiere ir a la Universidad, lo que la convierte en un elemento subversivo e incómodo para su propia familia y la lleva a sufrir infinidad de conflictos de carácter familiar y personal. Una lectura autobiográfica tan interesante como dura y con un gran valor testimonial, que nos muestra la intolerancia, creencias y prejuicios del extremismo religioso a la vez q nos destapa la realidad que viven las familias que a él pertenecen, muchas veces regidas por valores anuladores basados en el machismo, la austeridad y la opresión, cuando no en la violencia. Yo me quedo no obstante con el mensaje positivo que se puede leer entre líneas, porque este es también un relato sobre una mujer luchadora y hecha a sí misma, la prueba palpable de que pese a las dificultades si uno quiere y se empeña se puede salir adelante, vivir en libertad e incluso alcanzar el éxito y reconocimiento social. Muy recomendable.


De mis libros favoritos del año pasado Y DE LA VIDA. Aprendí y sentí muchísimo con Tara. A veces no podía creer que lo que estaba leyendo hubiera pasado en verdad, ejemplo claro de cuando dicen que la realidad supera la ficción. Me quedo con muchas frases de este libro y sin duda es una lectura a la que volveré en algunos años.


Tara Westover decide, en su único libro escrito hasta ahora, narrarnos su vida. Desde su recuerdo, y con la ayuda de sus hermanos, nos cuenta su historia. Yo, la verdad, me cuestiono la realidad de algunos hechos que nos relata, sin embargo, no es una crítica, no creo que mienta, pienso que ,o bien, su mente distorsiona y exagera la realidad o es una táctica para que podamos comprender la magnitud de lo que, para mí, realmente importa. Lo que vivió la autora no es un hecho aislado, sino algo que ocurre, en mayor o menor medida, en muchas familias. Leyendo este libro me ha venido a la mente, aunque en otros contextos, algunas situaciones de personas cercanas a mí. La creencia de la posesión de la verdad de los padres, trasmitida a la fuerza, la sumisión de las madres al marido y el dolor que esto causa a las familias lleva a problemas mentales difícilmente enmendables para los hijos. La historia de Tara tiene, desde luego, todos los matices que pueden ocurrir cuando se radicaliza cualquier idea, en este caso, religiosa, La conspiración es el punto principal de la locura del padre, mormón fundamentalista del que Tara sospecha que tiene un trastorno bipolar. Esto, arrastra a la familia a una vida al margen de la sociedad. Los niños no reciben una educación oficial "estudian en casa" o, más bien, se adoctrinan en casa. Machismo, violencia de género, inseguridades, depresiones, falta de autoestima son solo algunas de las consecuencias de la educación recibida por los hijos del matrimonio Westover. Después está el temperamento innato de las victimas de las que hablamos, en este caso, Tara y sus hermanos, es ese temperamento lo que le da fuerza a una persona para salir o no del enredo de manipulación y dolor en el que se sumergen y ahogan. Y, por supuesto, la educación, la que da nombre a este libro, esa educación que abre y bifurca caminos por los que se puede deambular y permite elegir el propio. En el caso de la autora, por lo extremo, resulta muy difícil, pero lo consigue, su fuerza e inteligencia le permiten hacer una constante y dolorosa introspección que, aunque con muchas dudas y recaídas le permite salir del fango, no es el caso de algunos de sus hermanos, herederos del radicalismo patriarcal. Es un libro que se lee fácilmente, altamente recomendable, más de uno se verá reflejado o , como yo, reconocerá a alguien en la vida de Tara. Quizá también podamos valorar, darle importancia y respetar a la salud mental.


De mis favoritos del 2019. Reseña en mi canal.


Impactante, dura, brutal, crítica, devastadora, capaz de dejarte con la boca abierta, oportuna, enormemente reflexiva, actual, ¿Redentora tal vez?... Una Educación de Tara Westover, este libro es una historia autobiográfica. Es un relato valiente construido con alguna dificultad ya que en algunos capítulos, existen varias versiones. Básicamente, Tara cuenta cómo es la vida de una familia mormona. Desde su niñez hasta su adultez. Es una novela que nos habla de superación, de problemas de comunicación, fanatismo, intolerancia, de verdades únicas y lealtades vs deslealtades. Tara creció en una zona rural de Idaho, Estados Unidos en una familia seguidora del “sobrevivencialismo” o survivalism, un movimiento de individuos o grupos que se preparan activamente para sobrevivir una posible futura alteración del orden político o social, que pensaba que las escuelas eran parte de un plan del gobierno para lavar el cerebro a las personas. La familia de Westover, seguía una interpretación fundamentalista del movimiento de los Santos de los Últimos Días que se rige por las enseñanzas del Libro de Mormón, controlaba su vida y cualquier contacto que tuviera con el mundo exterior. Toda una experiencia de lectura del que aprendí que sin educación no se llega a ningún lado. Sin educación es más fácil sucumbir a la manipulación, al engaño, ¡Que valiosa es la educación! Pero sobre todo, con que clarividencia y crudeza lo deja bien claro Westover. Una educación: autenticidad, superación y una huella en la memoria del lector. En cuanto te sumerges en Una educación ya no hay vuelta atrás, tras leerlo sientes impotencia, incredulidad, enojó, tristeza, esperanza... Toda una mezcla de emociones que nos vienen a confirmar o cimentar la base de este libro, el mensaje universal al que antes hacíamos referencia, y es que la educación lo es todo. Sin ella, como Tara nos muestra, no somos nada ni nadie. O lo más duro, que las consecuencias de no haber disfrutado de ese derecho básico pueden traducirse en heridas incurables o que tardan en cicatrizar años. Y lo peor de todo es lo poco que la valoramos. Acabó de finalizar el libro como a las 3AM y ya no percibo la educación de la misma manera, como si algo se hubiese movido dentro de mí, como si por fin fuese consciente de lo privilegiados que somos al concebir la educación. Una vez que cierras el libro, no puedes evitar pensar en todas aquellos niños que por infinidad de circunstancias (políticas, económicas, sociales o culturales) no pueden ir a la escuela o simplemente les está prohibido. Hay lugar para el aprendizaje, pero también, para las segundas oportunidades, para la redención, para observar un mundo más allá. 𝑼𝒏𝒂 𝒆𝒅𝒖𝒄𝒂𝒄𝒊𝒐𝒏: 𝒖𝒏𝒂 𝒉𝒊𝒔𝒕𝒐𝒓𝒊𝒂 𝒅𝒆 𝒔𝒖𝒑𝒆𝒓𝒂𝒄𝒊𝒐𝒏, 𝒔𝒖𝒑𝒆𝒓𝒗𝒊𝒗𝒆𝒏𝒄𝒊𝒂, 𝒗𝒂𝒍𝒐𝒓, 𝒇𝒂𝒏𝒂𝒕𝒊𝒔𝒎𝒐, 𝒊𝒎𝒑𝒐𝒕𝒆𝒏𝒄𝒊𝒂, 𝒔𝒊𝒏𝒄𝒆𝒓𝒊𝒅𝒂𝒅, 𝒍𝒖𝒄𝒉𝒂, 𝒄𝒉𝒐𝒒𝒖𝒆 𝒆𝒎𝒐𝒄𝒊𝒐𝒏𝒂𝒍... 𝑼𝒏𝒂 𝒗𝒊𝒅𝒂 𝒑𝒂𝒓𝒂 𝒔𝒆𝒓 𝒍𝒆𝒊𝒅𝒂, 𝒅𝒊𝒈𝒆𝒓𝒊𝒅𝒂 𝒚 𝒓𝒆𝒑𝒐𝒔𝒂𝒓𝒍𝒂 𝒔𝒐𝒃𝒓𝒆 𝒍𝒐𝒔 𝒄𝒊𝒎𝒊𝒆𝒏𝒕𝒐𝒔 𝒅𝒆 𝒏𝒖𝒆𝒔𝒕𝒓𝒂 𝒔𝒐𝒄𝒊𝒆𝒅𝒂𝒅. “Los dos contemplamos el templo. Él vio a Dios; yo vi granito.”


Uff , la verdad que los últimos capítulos te dejan sin palabras . Excelente historia , conmovedora, es imposible que no te movilice. La primera parte se me hizo algo reiterativa , me cansó un poco, sin embargo es clave para contextulizar lo que sigue , que se vuelve muy dinámico y sorprendente. Es una historia triste, cargada de impotencia, pero nos deja muchas enseñanzas y sobre todo nos demuestra lo avasallante que es el poder de la educación que consigue derribar hasta nuestros propios demonios. ¿Hasta donde somos capaces de soportar las miserias de nuestra propia familia? . Un relato terriblemente honesto e intenso; Muy recomendable.


“Podéis llamarlo transformación. Metamorfosis. Falsedad. Traición. “Yo lo llamo una educación”. Tara nos narra su historia, sí, es un libro autobiográfico, en el cual nos muestra la forma en la que influyó la educación en su vida. Cuenta cómo sus padres, quienes son fervientes mormones preparacionistas, decidieron que sus hijos no debían ir a las escuelas y, en cambio, la educación que recibieran era la que les daba su madre desde el hogar, pero su madre, a su vez, debía realizar labores para subsistir y para preparar a su familia para la llegada del fin del mundo. Para ellos: en el sistema, en la política y en la educación estaba presente el diablo; en la medicina, en los subsidios, en la vida pública, no había sino una forma de llevar a las personas por el camino del mal. Esa primera parte de la historia, la cual se me hizo un poco larga, muestra a la autora desde su niñez hasta que, por fin, decide entrar a la universidad. En ella se narra sobre la forma en l que tenía que trabajar en su hogar, realizando labores que requerían de la utilización de la fuerza, tal como la de sus hermanos hombres; de las múltiples peleas que se suscitaron entre ella, sus hermanos y su padre; de las labores que debía realizar su madre para que tuviesen ganancias económicas; de los accidentes que tuvieron en el trabajo ella, sus padres y sus hermanos, cuyas consecuencias en la mayoría de las ocasiones eran asumidas con la medicina que empleaba su madre con remedios naturales, porque acudir al hospital era un despropósito para ellos. La segunda parte, que para mí se trata de una narración mucho menos plana (sé que es una autobiografía), muestra la firmeza en la decisión de la autora y protagonista para asumir su futuro. No quiere seguir siendo ignorante, y ese es el primer paso para salir de ese estado, saber que lo es. Se prepara sola para presentar los exámenes de ingreso, sin haber recibido nunca clase en una escuela, y en razón al esfuerzo, empeño y su inteligencia, logra entrar a la Universidad. Luego viene, quizás la parte que más me impactó, cómo se puede afrontar ese choque entre dos mundos; cómo puede impactar darse cuenta que todo aquello que se creía verdad puede no serlo; cómo la educación, que no solo implica saber sobre algo determinado, sino cuestionárselo, a través del análisis y del estudio, puede mostrar la importancia de viajar, leer, observar. En esta parte narra la forma en la cual comienza a distanciarse de su familia: tiene dos opciones, sucumbir al fanatismo o seguir el camino de la verdadera educación, pero se habla de una mujer que hasta sus diecisiete años había tenido como fuente de conocimiento solamente lo que le decían en su casa, es verdaderamente impactante. Se narra en esta parte sobre la forma en la cual ella se da cuenta de las enfermedades mentales y, oh sorpresa!, concluye que en su familia algunos miembros pueden padecerlas. Recuerda toda la violencia que ejerció sobre ella uno de sus hermanos, pero también la forma en la que su padre puso en peligro en muchas ocasiones la vida de ella y de toda su familia. Al fin y al cabo, pensaba su padre, si algo pasaba era porque así lo indicaba el disignio de Dios. En la tercera parte, la historia concluye con el final de la decisión. Qué pesaba más, seguir siendo parte de esa familia tan poco convencional o poder seguir adquiriendo conocimiento gracias a la educación. Nos muestra cuál es la decisión que toma y que toda decisión tiene implicaciones para la vida. Se ganó mucho, pudo recuperar aspectos que había incluso olvidado, pero también se perdió. Así es la balanza y hay que saber para qué lado inclinarla. La lectura me pareció interesante al permitir saber la forma en la que se vive desde otras culturas, desde otras religiones. Al mostrar cómo funciona el extremismo en una religión y que no se puede dar nada por sentado, porque la visión del mundo que se puede lograr tener es la que se inculca desde el hogar y que se surgen esas cadenas que impiden observarlo desde la experiencia personal, pues se blinda la entrada de una verdadera educación. Me gustó ver cómo su decisión, ir en contra de lo único que para ella era esa familia, le posibilitó ser lo que ella quería, porque eso, en últimas, es lo más importante, logró ser diferente no por el hecho de serlo, sino porque su voluntad así se lo indicó.


Una biografía que me ha hecho que me hierva la sangre. No soporto las injusticias, y más cuando afectan a menores. Me parece increíble que aún existan extremistas de este tipo en los países “desarrollados”. Escrito en primera persona, magníficamente ambientado, es un libro de más de 500 páginas pero no se hace pesado en ningún momento, la trama va creciendo igual que crece Tara, los personajes parecen estar a tu lado. El relato de la vida de una niña valiente que llega a convertirse una mujer valiente pese a su tóxica familia y a todos sus miedos. Totalmente recomendable.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


FRASES DEL LIBRO UNA EDUCACIÓN

El mayor factor determinante de quien eres se encuentra dentro de ti


Publicado porSoniagh

...a veces pienso que elegimos nuestras enfermedades porque nos reportan algún beneficio


Publicado porgonzurdon

“Las decisiones que las personas toman, juntas o por su cuenta, y que se conjugan para producir un único hecho. Granos de arena, incontables, que se aplastan para formar sedimento y luego roca”.


Publicado porAlejoCeron

Un perro callejero había mordido a un niño y todo el mundo estaba indignado. El alcalde había decidido limitar a dos el número de perros por familia, aunque el que había atacado al chiquillo no era de nadie.


Publicado porJorgeMXQRO

Tyler siempre había adorado lo que papá llamaba «aprender con los libros», algo que al resto de nosotros, con excepción de Richard, nunca nos había interesado.


Publicado porTeresa Aidee

Lo importante - me dijo una mañana - es que aprendáis a leer. Las otras zarandajas son un lavado de cerebro.


Publicado porSitaBelen