1. ALIBRATE
  2. CIENCIA Y TECNOLOGÍA
  3. UN PUNTO AZUL PÁLIDO

Calificar:

9,0

41 votos

Sinopsis de UN PUNTO AZUL PÁLIDO

La obra más completa de divulgación científica de todos los tiempos.En Un punto azul pálido, Carl Sagan prosigue el espectacular viaje científico que inició Cosmos, el libro que hizo descender a la Tierra la magnificencia del universo, haciéndola accesible a millones de personas. Cosmos ha sido el libro científico más vendido de la historia.En esta continuación de Cosmos, Carl Sagan, ganador del Premio Pulitzer nos brinda una emocionante visión del universo, ilustrada profusamente."Un punto azul pálido" revela cómo la ciencia ha revolucionado nuestra comprensión de dónde estamos y de quiénes somos, y nos desafía a que valoremos de qué manera vamos a utilizar esos conocimientos.

5 reseñas sobre el libro UN PUNTO AZUL PÁLIDO

Magnífico libro de divulgación científica donde se esboza el más que probable futuro de la especie humana en su relación con el hábitat actual, la Tierra. Sagan nos describe como una especie tan proclive a alcanzar asombrosos descubrimiento como a allanar el camino a su autodestrucción, tan apto a poder viajar a planetas de nuestro sistema solar, como a maltratar el entorno que nos acoge. El final del sistema solar tiene un irremisible y lejano final, la destrucción de nuestro planeta sufre peligro mucho más inminente.


La garantía de la excelencia tiene un nombre, Carl Sagan. Y no hay excepciones. Cada capítulo de este libro es un viaje apasionante al maravilloso mundo del conocimiento o mejor aún, a los maravillosos e impresionantes "mundos" de nuestro sistema solar, de los principales satélites naturales y de algunos asteroides. Es un libro magnífico y aleccionante que nos sensibiliza sobre la importancia de reconocer y valorar nuestro humilde lugar en el cosmos. De allí brota el reconocido texto que comparte el mismo nombre y que ningún ser humano debe permitirse dejar de leer. "Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestro hogar. Eso somos nosotros. En él, todos los que amas, todos los que conoces, todos de los que alguna vez escuchaste, cada ser humano que ha existido, vivió su vida. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de religiones seguras de sí mismas, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, niño esperanzado, inventor y explorador, cada maestro de la moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie, vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol. La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que en su gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina del punto sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra importancia imaginaria, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo... es desafiada por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es una solitaria mancha en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos. La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Asentarnos, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una formadora de humildad y carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de los conceptos humanos que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos mejor los unos a los otros, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido"


Carl Sagan escribe sobre nuestro planeta la tierra y lo compara a la escala del universo y lo describe como: Un pequeño punto azul pálido...cuando el Voyager tomo una foto de la tierra al estar saliendo del límite del sistema solar. La lectura resulta ser muy interesante, escrita por el Dr. Carl Sagan, astrofísico de renombre y extraordinario divulgador de la ciencia.


Otra maravilla de Sagan que es un culto a la humildad. Con su maestría expositiva te hará recorrer el universo y eliminar la arrogancia de tu ser. Al menos por un rato.


Como en todos los trabajos de divulgación científica que nos dejó Carl Sagan, podemos notar que él era un científico que sabía tanto acerca de la física y la cosmología, que era capaz de plasmar los conceptos más complejos en párrafos y reflexiones de fácil entendimiento para cualquier lector. A pesar de ser un libro demasiado extenso, puedo asegurar que cada capítulo valió la pena. "Una visión del futuro humano en el espacio" es lo que dice el título, y tal cual, este libro es una extensa compilación de ideas que hay detrás de varios programas espaciales habidos y por haber. Carl Sagan nos presenta maravillosas e inquietantes ideas de proyectos, de los cuales muchos, aún a día de hoy, no se han llevado a cabo debido a que la tecnología no está tan avanzada o simplemente por la falta de presupuestos. En este caso, podremos leer un poco sobre la búsqueda de vida extraterrestre; la colonización de cometas como paso intermedio hacia los primeros viajes tripulados a Marte; la colonización y remodelación de otros planetas; la desviación de cometas y asteroides modificando su órbita; e incluso, los viajes intergalácticos. Todo ello suena a ciencia ficción, pero Carl Sagan nos hará ver que, en realidad, sí son cosas perfectamente posibles. Sagan escribió este libro enfocado principalmente en el futuro, por lo cual, resulta bastante curioso y excitante, el hecho de que mientras avanzamos por las páginas, podremos ir constatando que parte de ese futuro del que Sagan hablaba, es nuestro presente actual. Él mencionaba poder llevar algún día una nave que pudiera estudiar más de cerca el sol (en esta última década, se ha enviado la primera sonda espacial con destino al Sol, la Parker Solar Probe); también mencionaba todos los programas espaciales que se habían llevado a Marte hasta ese momento, pero él estaba seguro de que con los años las misiones irían aumentando y con ello, los datos que tenemos acerca del planeta rojo (tan sólo de parte de la NASA, podemos mencionar todos los robots que se han enviado a Marte desde el año de publicación del libro, Spirit, Opportunity, Curiosity, Perseverance...); también mencionaba la oportunidad de poder enviar algún día una sonda espacial a Plutón para conocer los secretos de ese distante planeta (sí, en 1994 todavía era considerado un planeta y en 2006, fue lanzada una sonda espacial con destino a Plutón de la misión New Horizons, de la NASA); entre muchos otros ejemplos, no podemos dejar de lado las Voyager 1 y 2. En un capítulo dedicado específicamente a estas misiones, Sagan hacía referencia al histórico momento en que las Voyager abandonaran el Sistema Solar. Él decía que primero debíamos definir un límite para el sistema solar. Si nuestro límite se ubica en la heliopausa, las Voyager 1 y 2, abandonaron el sistema solar en 2012 y 2018, respectivamente. Finalmente, Un Punto Azul Pálido va más allá de la simple divulgación científica. En una mezcla entre ciencia y filosofía, Carl Sagan nos invita a hacer ciertas reflexiones filosóficas acerca del lugar real que ocupamos en el universo. Esta es quizá, la parte más emblemática del libro. Ese momento en que la Voyager 1 da un giro para hechar un último vistazo a la Tierra y a través de una simple fotografía, demostrarnos lo pequeños e insignificantes que somos. Pd: Hablando precisamente de fotografías, otro aspecto relevante del libro son las ilustraciones. Muchas de ellas son fotografías cedidas por agencias espaciales, laboratorios y observatorios. También hay pinturas ilustrativas de conceptos incluidos en el libro.


FRASES DEL LIBRO UN PUNTO AZUL PÁLIDO

Vivimos en una sociedad extremadamente dependiente de la ciencia y tecnología, en que casi nadie tiene unas mínimas nociones sobre ciencia y tecnología.


Publicado porJUAN PEDRO PABLO

En ocasiones se dice que los científicos no son románticos en absoluto, que su pasión por los descubrimientos despoja al mundo de una parte de su belleza y misterio. Pero ¿acaso no es estimulante comprender cómo funciona el mundo realmente...?


Publicado porMarilynDelCarmen