Calificar
8,5 1.8k votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de UN MUNDO FELIZ

Un futuro en el que el pasado ha sido erradicado para sellar una nueva era desprovista de historia. El denominado Estado Mundial ha destruido la historia y el pasado porque su obsesión es solo el presente. El año en el que se desarrolla la acción de la novela es el 632 después de Ford. La nueva era comienza tras la fabricación del primer Ford T en 1908, fecha de partida de esta futura civilización. Por consiguiente, el año 632 después de Ford equivaldría al 2540 de nuestra era, aproximadamente. Los ciudadanos de este nuevo mundo desconocen por completo los valores morales, culturales y espirituales, porque han sido condicionados para imitar y seguir un despiadado canon capitalista que delata una adulterada, profética y perturbadora idea del bienestar.

Año de publicación:1932

152 reseñas sobre el libro UN MUNDO FELIZ

Se ha convertido en una de mis novelas favoritas, no sé cómo hice tanto tiempo para permanecer sin leerla. Me estaba perdiendo de un relato prodigioso. Aún retumban en mi mente las últimas escenas, los postreros momentos, las últimas páginas. Aldous ha retratado con claridad y de una manera tan eficaz, el camino por el que va la humanidad, toda, actualmente. Todos somos parte de este designio, vamos formando filas, marchando hacia la deshumanización. El consumismo nos ha derrotado, la comodidad nos juega en contra, la felicidad se torna artificial y fugaz, no hay dolor, no hay soledad, no hay enfermedad, no hay vínculos íntimos de padre-madre e hijos, no existe el matrimonio, la inmoralidad es permitida y aplaudible, incluso loable. Si no te sumas eres raro, nadie lee. Todos acuden a sistemas de realidad virtual o películas llamadas "Sensoramas", todos toman raciones de "soma" para evadir la realidad. Todos son condicionados. "Educados" para ser sometidos. No hay tristeza, por lo tanto no hay verdadera felicidad. No hay dolor, es decir no hay alma. La muerte es normal, nadie sufre si mueres, nadie va a verte, nadie te quiere. Porque "todo el mundo pertenece a todo el mundo". Tanto vacío me dejó esto. Tan miserable me sentí al darme cuenta que estoy dentro de una humanidad que se aproxima al desfiladero de la deshumanización.


"Los pormenores dan lugar a la virtud, mientras que las generalidades son, intelectualmente, males necesarios." Uno de los grandes clásicos de la literatura distópica y de ciencia ficción, escrita por Aldous Huxley y publicada en 1932, Un mundo feliz nos presenta una sociedad donde no hay guerras, ni dolor, ni pobreza, un mundo programado para la exclusiva felicidad del habitante donde para ello deben sacrificar toda libertad, pero también prescindir de la familia, el arte o el progreso científico. El individuo distinto se replantea la integridad del sistema y descubrimos una reserva donde permanece un atisbo del mundo anterior. Una novela que se encuadra entre las más importantes de su género, junto a obras similares como Fahrenheit 451 de Bradbury o, sobre todo, 1984 de Orwell. La principal diferencia de la obra de Huxley es que plantea una sociedad decadente sin señalar o enjuiciar yugos totalitarismos reales, sino haciendo hincapié en la predestinación, el consumismo o el lavado de cerebro a través del soma, la droga de la felicidad. Su estado mundial "Fordiano" ya deja entrever su crítica a la mecanización del individuo, la pérdida de individualismo donde las máquinas priman, la deshumanización llega mediante el proceso de eugenesia, la "perfección" de la especie humana. Un mundo feliz está cargada de mordacidad satírica, clara diferencia con otras obras maestras que tienden a lo distópico como 1984, más pesimistas y oscuras en su desarrollo. Una vez analizada la obra de Huxley, en su profundidad y situándola en el contexto temporal, comprobamos, con cierta inquietud, su capacidad visionaria en un texto que te atrapa y te obliga a plantearte muchas cuestiones sobre la sociedad actual. En este mundo cada día más similar, infantilizado, donde la casta del individuo se hace patente bajo la leve "cortina de humo", ese sistema de castas se normaliza y se acepta. Es imprescindible adentrarse en el mundo feliz de Huxley, en la irónica utopía del pasado, presente y futuro.


En esta novela se describe una democracia que, al mismo tiempo, es una dictadura perfecta; donde se educa a través de métodos científicos para que piensen y actúen de una cierta manera, así como también crean su aspecto físico para que sea característico. De esta manera estos esclavos aman su servidumbre y no se sienten como en una cárcel. Por ser una novela del 1932 tiene una perspectiva de la ciencia muy avanzada y que hoy en día no vemos tan lejana. Tiene en cuenta tantos aspectos de la ciencia que te crees que este mundo puede existir, hasta te llegas a perder con tantos nombres y métodos científicos que se inventa para darle veracidad. Te hace reflexionar sobre la felicidad, ¿es bueno no ser libre, pero ser feliz? ¿Puedes ser feliz si no conoces la infelicidad? Los personajes también parecen muy realistas, su forma de actuar o pensar son muy lógicas. Acabas entrañándote de el salvaje y odiando a muchos personajes que siguen la conducta que les han enseñado y son totalmente superficiales. Hay personajes que odian esta especie de esclavitud pero que cuando les va bien se aprovechan de ella y nunca combaten por cambiarla. Y es que dentro de un mundo donde te enseñan que pensar, como actuar y que te va a gustar nadie sale de ese papel. Ahora vemos lejos un mundo como este, pero deberíamos preguntarnos ¿qué cerca esta? ¿qué similitudes hay con la actualidad?


Todo el mundo debería leer este libro alguna vez. Me arrepiento de no haberlo leído antes. Su lugar en algunas de las listas de los 100 mejores libros de la historia en este caso me parece muy justificado. Tiene mérito que un ser humano hace ochenta y ocho años atrás haya creado esta realidad literaria extraordinaria que hace que aún hoy podamos tener una lectura relevante y atemporal. Este “Mundo Feliz” ha logrado transitar de la producción industrial en masa a la producción biológica en masa y desarrollar la ingeniería genética, que permite crear un sistema de castas; todo en aras de la estabilidad y de la felicidad en un mundo sin guerras, sin fronteras, sin ambiciones, con una vida ordenada y perfecta. Pero a cambio, no existe la identidad personal, no se concibe la diferencia y la diversidad, no hay libertad, mucho menos vida familiar, hijos o matrimonio. Es impensable la rebeldía, pero si la hubiera…mejor leer Un Mundo Feliz y ver qué pasa… Un libro de lectura sencilla pero advierto que quién lo lea, puede que se quede pensando, lo que significa que Huxley nos ha dado un valor añadido al tiempo que invertimos en leer este clásico de verdad.


Lo que sufrí con este libro 😅 Como distopía clásica es imprescindible junto con las de Orwell y Bradbury nos decía un profe, así que esta es la segunda de esas 4. En "un mundo feliz", adelantado a su época, triunfa finalmente la tecnología en cuanto a cultivo humano y todo lo que necesitan para vivir felizmente. Lleno de comodidades, donde el sufrimiento o la soledad no existen, las emociones son manejadas por una droga llamada “soma” y que cambia a la sociedad. Esta novela es la metáfora de cómo los grandes manejan a un puñado de personas. Lograron crear castas y nadie está en desacuerdo, nacieron para pertenecer ahí, todo centrado en el placer y sin que les vuele un pelito por nervios. Tenía tantas expectativas, porque 1984 es mi libro favorito, y me encontré con una pared que me costó pasar. Es una distopía maravillosa que yo no pude disfrutar y es muy frustrante. Tal vez no era el momento (aunque no sé cuándo iba a ser 😤). Pero recomiendo enormemente porque es increíble todo lo que este autor imagina, vemos la línea que divide lo salvaje de la civilización, lo que representa uno y otro, las creencias, y lo importante que es el individualismo del ser humano. Y como cada personaje representa un papel, cada uno importante para el viejo y nuevo mundo y que al fin y al cabo, lo que nos hacer ser humanos es replantearnos las cosas o a veces, ser un acomodado más (hay de todo yo solo digo 💁🏻‍♀️).


Empezaré diciendo que es un libro polémico, por sus líneas se presenta una serie de escenas y textos que aun siguen dando vueltas en mi mente. Al comienzo no logré cogerle el hilo a la narración, tal vez porque los epsilones, los alfas, Ford, me confundieron un poco, pero después que empiezas a entender y comprender toda esa supuesta “felicidad”, el libro sorprende. Quiero destacar la capacidad narrativa del autor, esta novela fue escrita hace casi 90 años, pero que anticipación al mundo futuro nos presenta Aldoux, una buena crítica a la sociedad y al ser humano en general, un paralelo entre lo que llamamos "civilización” y “salvaje” que nos deja con unas grandes reflexiones, una permanente discusión entre que es “ser feliz”. El origen del título del libro, me encantó, no me imaginaba esa conexión literaria. No quiero caer en spoiler, pero si quieren leer una novela que los lleve por la hipnopedia, por escenas vivíparas que ya no existen, por gomas de mascar que funcionan como hormonas sexuales y sobre taxicopteros, este libro, los conducirá por esa ciencia ficción que a veces pareciera ser real con una deshumanización del ser humano.


La historia inicia con un grupo de estudiantes que realizan una visita a el Centro de incubación y acondicionamiento en Londres en el año 2500; por medio de esta escena se nos explica un poco del mundo, es en este lugar donde se desarrollan cultivos humanos y son sometidos a hipnopedia para ser manipulados y condicionados a una casta donde deben cumplir características especificas. La sociedad es conformada por cinco castas: los Alfa, los Beta, los Gamma, los Delta y los Épsilon, que a su vez se dividen en más y menos. Los Alfa y Betas no se relacionan con las demás castas a tal punto que logran manifestar un desprecio por estos, lo que me hace creer que Aldous quería reflejar las convicciones que poseían la raza Aria que provocaron las guerras mundiales bajo las manos de los Nazis, los Alfa y Betas están condicionados a despreciar a las demás castas por que son brutos. Pronto en escena aparecen nuestros protagonistas, Bernard Marx y Lenina Crowne. Se cree que estos personajes representa a Marx y Lenin, Bernard un psicólogo inteligente, inadaptado e inconforme y Lenina, especialista en genética, una ciudadana perfecta, además su apellido alude a la corona, haciendo de este libro no solo una critica al comunismo y el capitalismo sino también a la corona británica y la representación de los opuestos de la sociedad. Como en todo mundo ha de haber un dios y una se pregunta ¿Quién? Nada más y nada menos que Henry Ford, el padre de la administración, quién marco un hito en el desarrollo de la organización por medio de el ensamblaje en línea, la que se lleva a cabo en el centro de incubación y acondicionamiento. Ford era considerado un dios por que en la historia de la industria hay un antes y un después de Ford. Se logra entre ver los sesgos de la época, en 1930, fecha un poco antes de la publicación del libro, New York era la primera ciudad más popular del mundo. Alrededor de Ford se desarrolla una deidad con el signo de la T como la cruz en la iglesia católica, aludiendo al modelo T de Ford, usándose así en cultos dirigidos a este dios y en pro de la felicidad bajo el consumo de soma; soma es un narcótico de la antigua india usado en ceremonias religiosas y posteriormente por los Arios. ¡¡Toda una sorpresa.!! El estado proporciona además de soma, un sucedáneo de pasión violeta, que es usado para tener un estado de salud buena y que provoca un sentimiento parecido a el temor y la ira; en el cine se proyectaban películas que llamaron Sensoramas, donde los espectadores podían sentir la tención sexual y el rose de los actores, además los niños jugaban juegos sexuales; con esto se entiende que la sexualidad no es para nada tabú en “Un mundo feliz”, todo lo contrario. La cosa no termina aquí, la gente sabe y acepta su lugar en el engranaje de este mundo feliz de tecnología avanzada y liberad sexual como una afrenta a el amor y la familia, por cierto no existe algo parecido a lo que llamamos hogar, debido a que los niños crecen en centrales de crecimiento y acondicionamiento, no existe algo como padres o madres. Para asegurar esta felicidad continua y universal la sociedad debe ser manipulada, la libertad de expresión se debe reducirse, se inhibe el ejercicio intelectual y las expresiones emocionales, manejando las emociones con narcóticos como el soma. De todo esto se da cuenta John, un joven que vive en una reserva salvaje llamada Malpaís, donde Bernard y Lenina van de paseo y resultan trayéndolo a la civilización; John es hijo de Linda, una mujer beta que vivía en este mundo feliz, ella resulto viviendo en Malpaís donde se dio cuenta de que estaba embarazada después de un asiente que le impidió salir de la reserva. Al final de la historia John tiene una conversación con Mostafá Mond, interventor mundial de Europa Occidental, es un de los diez interventores del mundo. En esta conversación se conocen detalles de la sociedad mundial y se logra denotar que Aldous posee una admiración por Shakespeare al igual que John. La historia no concluye, obvio sigue el final de los finales, pero hasta aquí dejo tanto spoiler. Sobra decir que el libro es a su vez una critica a la vida, "para Aldous Huxley, lo que alguien es depende de tres factores: de lo que ha heredado; de lo que la circunstancia haya hecho de él; y de lo que eligiendo libremente haya hecho de su circunstancia y de su herencia." Esta sombría metáfora sobre el futuro tiene un narrador en tercera persona omnisciente, en esta obra se refleja a un hombre de extensos conocimiento, el autor sin duda es un excelente lector y un critico que vale la pena. P.D: Toda una joyita de la creatividad humana, como se hila la sociedad que vivía el autor. Me queda la duda si este libro es una introspección de su vida y como este concebía la realidad, aproximándose al futuro de la humanidad.


Impresionante! buenísimo lo de Huxley, hace muchísimos años con una originalidad y creatividad envidiable nos regala este libro, con mucha filosofía, que nos invita a reflexionar sobre el concepto de felicidad, la necesidad del dolor, la soledad, los vínculos familiares, los sentimientos. Una distopía estupenda que a mi juicio es superior a 1984 de Orwell, aunque ambas son geniales. Al principio me costó un poco conectar, pero luego se hace muy interesante y de muy fácil lectura. Excelente.-


Ver más reseñas

Más libros del autor ALDOUS HUXLEY


También se buscó en CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA


Frases del libro UN MUNDO FELIZ

Si uno es diferente se ve condenado a la soledad.

Publicado por:

Paco Garrido

Los pormenores dan lugar a la virtud, mientras que las generalidades son, intelectualmente, males necesarios.

Publicado por:

Paco Garrido

Todo el mundo pertenece a todo el mundo.

Publicado por:

Paco Garrido

Quienes se sienten desdeñados procuran mostrarse despectivos.

Publicado por:

Paco Garrido

Es estupendo pensar que somos socialmente útiles aun después de muertos.

Publicado por:

Paco Garrido

Yo soy yo y querría no serlo.

Publicado por:

Paco Garrido

Las palabras pueden ser como los rayos X, si se emplean adecuadamente: pasan a través de todo. Las lees y te traspasan.

Publicado por:

Caro Ball

La locura es contagiosa.

Publicado por:

Paco Garrido

Se libran de todo lo desagradable en vez de aprender a soportarlo.

Publicado por:

Paco Garrido

Lo que menos comprendo es por qué no tomas soma cuando se te ocurren esta clase de ideas. Si lo tomaras olvidarías todo eso. Y en lugar de sentirte desdichado serías feliz. Muy feliz —repitió.

Publicado por:

BarbiMore

—Pues yo sí —insistió Bernard—. Me hace sentirme como si… —vaciló, buscando palabras para expresarse—, como si fuese más yo, ¿me entiendes? Más yo mismo, y menos como una parte de algo más. No sólo como una célula del cuerpo social.

Publicado por:

BarbiMore

—Prefiero ser yo mismo —dijo Bernard—. Yo y desdichado, antes que cualquier otro y jocundo.

Publicado por:

BarbiMore

—Quiero decir solos para poder hablar —murmuró. —¿Hablar? Pero ¿de qué? ¡Andar y hablar! ¡Vaya extraña manera de pasar una tarde!

Publicado por:

BarbiMore

Si uno es diferente, se ve condenado a la soledad

Publicado por:

BarbiMore

Bernard se negaba a renunciar al privilegio de criticar este orden. Porque el hecho de ejercer la crítica aumentaba la sensación de su propia importancia, le hacía sentirse más grande. Además, creía de verdad que había cosas criticables.

Publicado por:

BarbiMore