Búsqueda avanzada de libros
Calificar
8,5 1.5k votos

Sinopsis

Un futuro en el que el pasado ha sido erradicado para sellar una nueva era desprovista de historia. El denominado Estado Mundial ha destruido la historia y el pasado porque su obsesión es solo el presente. El año en el que se desarrolla la acción de la novela es el 632 después de Ford. La nueva era comienza tras la fabricación del primer Ford T en 1908, fecha de partida de esta futura civilización. Por consiguiente, el año 632 después de Ford equivaldría al 2540 de nuestra era, aproximadamente. Los ciudadanos de este nuevo mundo desconocen por completo los valores morales, culturales y espirituales, porque han sido condicionados para imitar y seguir un despiadado canon capitalista que delata una adulterada, profética y perturbadora idea del bienestar.

Año de publicación:1932

115 reseñas sobre el libro UN MUNDO FELIZ

Se ha convertido en una de mis novelas favoritas, no sé cómo hice tanto tiempo para permanecer sin leerla. Me estaba perdiendo de un relato prodigioso. Aún retumban en mi mente las últimas escenas, los postreros momentos, las últimas páginas. Aldous ha retratado con claridad y de una manera tan eficaz, el camino por el que va la humanidad, toda, actualmente. Todos somos parte de este designio, vamos formando filas, marchando hacia la deshumanización. El consumismo nos ha derrotado, la comodidad nos juega en contra, la felicidad se torna artificial y fugaz, no hay dolor, no hay soledad, no hay enfermedad, no hay vínculos íntimos de padre-madre e hijos, no existe el matrimonio, la inmoralidad es permitida y aplaudible, incluso loable. Si no te sumas eres raro, nadie lee. Todos acuden a sistemas de realidad virtual o películas llamadas "Sensoramas", todos toman raciones de "soma" para evadir la realidad. Todos son condicionados. "Educados" para ser sometidos. No hay tristeza, por lo tanto no hay verdadera felicidad. No hay dolor, es decir no hay alma. La muerte es normal, nadie sufre si mueres, nadie va a verte, nadie te quiere. Porque "todo el mundo pertenece a todo el mundo". Tanto vacío me dejó esto. Tan miserable me sentí al darme cuenta que estoy dentro de una humanidad que se aproxima al desfiladero de la deshumanización.


En esta novela se describe una democracia que, al mismo tiempo, es una dictadura perfecta; donde se educa a través de métodos científicos para que piensen y actúen de una cierta manera, así como también crean su aspecto físico para que sea característico. De esta manera estos esclavos aman su servidumbre y no se sienten como en una cárcel. Por ser una novela del 1932 tiene una perspectiva de la ciencia muy avanzada y que hoy en día no vemos tan lejana. Tiene en cuenta tantos aspectos de la ciencia que te crees que este mundo puede existir, hasta te llegas a perder con tantos nombres y métodos científicos que se inventa para darle veracidad. Te hace reflexionar sobre la felicidad, ¿es bueno no ser libre, pero ser feliz? ¿Puedes ser feliz si no conoces la infelicidad? Los personajes también parecen muy realistas, su forma de actuar o pensar son muy lógicas. Acabas entrañándote de el salvaje y odiando a muchos personajes que siguen la conducta que les han enseñado y son totalmente superficiales. Hay personajes que odian esta especie de esclavitud pero que cuando les va bien se aprovechan de ella y nunca combaten por cambiarla. Y es que dentro de un mundo donde te enseñan que pensar, como actuar y que te va a gustar nadie sale de ese papel. Ahora vemos lejos un mundo como este, pero deberíamos preguntarnos ¿qué cerca esta? ¿qué similitudes hay con la actualidad?


Todo el mundo debería leer este libro alguna vez. Me arrepiento de no haberlo leído antes. Su lugar en algunas de las listas de los 100 mejores libros de la historia en este caso me parece muy justificado. Tiene mérito que un ser humano hace ochenta y ocho años atrás haya creado esta realidad literaria extraordinaria que hace que aún hoy podamos tener una lectura relevante y atemporal. Este “Mundo Feliz” ha logrado transitar de la producción industrial en masa a la producción biológica en masa y desarrollar la ingeniería genética, que permite crear un sistema de castas; todo en aras de la estabilidad y de la felicidad en un mundo sin guerras, sin fronteras, sin ambiciones, con una vida ordenada y perfecta. Pero a cambio, no existe la identidad personal, no se concibe la diferencia y la diversidad, no hay libertad, mucho menos vida familiar, hijos o matrimonio. Es impensable la rebeldía, pero si la hubiera…mejor leer Un Mundo Feliz y ver qué pasa… Un libro de lectura sencilla pero advierto que quién lo lea, puede que se quede pensando, lo que significa que Huxley nos ha dado un valor añadido al tiempo que invertimos en leer este clásico de verdad.


Imprescindible. Actual. Me resultó particularmente interesante el porqué de la eliminación de la familia y la crítica hacia la misma (los humanos se producen artificialmente). El otro concepto fascinante fue el del condicionamiento, en esta utopía / distópia cada quien es “feliz” con lo que le toca, los alfas no quieren ser betas ni los betas alfas. “Una dictadura perfecta tendría la apariencia de una democracia, pero sería básicamente una prisión sin muros en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar…” Es cortito, se lee fácil y es en mi opinión muy relevante. Lo que no me gusto es la utilización del “salvaje” como contracara del mundo feliz, no logre empatizar con el personaje, pero bueno eso es muy subjetivo. Buen libro para regalar.


Una novela de ficción con mucha imaginación. Al principio no entendía muy bien los términos que utiliza pero los identifique conforme la lectura. ¿Somos salvajes o civilizados? Una pregunta que te deja pensando.


Me siento bastante decepcionada porque pensé que amaría este libro y no cumplió con mis expectativas. Si bien me pareció que plantea un mundo interesante y pone bastantes temas en perspectiva, siento que lo llevó de una forma en que me pareció más una explicación que una historia. Aunque se lee bastante rápido por lo corto que es no sentí que me atrapara ni logré empatizar tanto con John o ningún otro personaje.


Distopia magistralmente lograda, con la presencia de un antiheroe, que vuelve los ojos, como eterno inconforme a la busqueda de la verdad, y la felicidad y no las artificialmnente creadas por el estado, elegía a la masificación, la producción en serie, la predeterminacion, al mismo tiempo que critica duramente la sociedad consumista y el conformismo hedonista, ,dejando entrever lo que hay mas alla, lo que la sociedad en pro del existencialismo ha abandonado, la persistencia de lo humano, sobre lo artificialmente creado, y la inadaptación, de quien no pertenece a dicha sociedad, que controla, la vida, sentimientos y sensaciones de sus participantes, a destacar, algunos datos tecnologicos, en contexto, fecundacion in vitro, hipnopedia, control farmacologico de sensaciones y sentimientos, erradicación de apegos,


Un mundo feliz es una metáfora llena de ironia. Dice lo contrario de lo que describe y se narra en esta obra de tintes orwellianos. Los mundos posibles se describen en estos capítulos como si Huxley escribiera ya desde su estudio con una pluma del siglo XXV. La ciencia, la tecnología y la insistente preocupación por la "humanidad" deshumanizada, por un mundo futuro frágil y potente al mismo tiempo plantea esa delgada línea entre la atrocidad y los beneficios del avance científico, los peligros de la hegemonía de la ciencia, cuando faltan los códigos morales, la ética. En esta obra asistimos a una alucinante previsión de lo destructiva que puede llegar a ser la capacidad del hombre para crear -y destruir- si propio mundo.


Ver más reseñas