Sinopsis de UN MAL NOMBRE

La saga que Ferrante dedica a la ciudad de Nápoles y a la historia de Italia en el siglo XX. Lila, hija de un zapatero, escoge la vía de la escalada social y al final de "La amiga estupenda" la encontrábamos casada con el charcutero del barrio, hijo de un conocido usurero. Nanú, en cambio, se dedica a estudiar. La historia prosigue en este segundo volumen hasta llegar a los años sesenta, y en las primeras páginas de La historia del mal nombre vemos a Nanú abriendo unos cuadernos de notas donde Lila cuenta la verdad de la convivencia con su marido y su tormentosa relación con la mafia de la ciudad y los grupos neofascistas que empiezan a empapelar los barrios con sus proclamas. La ciudad respira alrededor de estas dos mujeres, pero en el centro, siempre viva, existe una noción del amor en todas sus versiones que es capital en la obra de Ferrante y que ocupa todo su universo: el amor como un sentimiento "molesto" que se alimenta del desequilibrio incluso en los momentos más felices.

17 reseñas sobre el libro UN MAL NOMBRE

Parafraseando a la misma autora.” Es una buena historia, una historia de hoy muy bien articulada . Cada página tiene algo poderoso que no logro ver de donde viene “. Aunque parece venir de la noción de infancia, juventud, de crecimiento, confrontación, de la necesidad de abandonar aquello que limita a las dos niñas/ mujeres que pueblan la saga, que permean la saga, que parecen atrapadas en la espiral de amor odio, que solo puede existir entre quienes se entregan sin reservas y a pesar de ellas misma, La mixtura que va avanzando con la historia de las dos amigas que parecen tan cercanas, aunque cada vez estan mas lejos la una de la otra, Lina el pivote sobre el que gira Lena en círculos cada vez más abiertos. Que le recuerda su origen, pero no impide , su desarrollo, en todos los aspectos. Una competencia inexistente. Solo en la mente de cada una. Y sin embargo amalgama y da forma a la unidad que literariamente constituyen. . He tardado en terminar este segundo volumen. Pero he devorado en 2 días las ultimas 250 páginas. Y me siento impulsado a continuar con el tercer número. ¿ Quien es Elena Ferrante ? No lo sé...pero si se lo bien que me hace sentir su escritura .


Esta novela forma parte de la tetralogía Dos Amigas de Elena Ferrante. Voy a escribir la misma reseña en todos los tomos de la saga, dado que me merecen la misma opinión. Tanto este como los otros volúmenes son muy entretenidos, están bien escritos, la historia tiene todos los condimentos para engancharnos y que no solo no podamos soltar este libro sino que ademas salgamos corriendo a comprar el siguiente. Particularmente el último tomo lo leí en iBook porque no podía esperar a que se edite en Argentina. Todos mantienen el nivel, todos son entretenidos, sólidos y bien escritos, la narración no decae en mi opinión en ninguno de los volúmenes. Lo súper recomiendo, es más, les diría que compren de entrada los 4 que se venden juntos a un precio menor. Dicho todo esto, no entiendo el fenómeno Elena Ferrante, que nadie sabe quién es, si es hombre o mujer, etc, como merecedora de un Nobel. Es un fenómeno como lo han sido muchos best seller accesibles y bien escritos, de ahí al Nobel, hay un trecho. De todas formas este año año ni Nobel hay (2018) y el 2016 lo ganó Bob Dylan, así que tampoco hay que preocuparse tanto.


Voy a poner la misma reseña para lo cuatro libros que componen la saga "Dos amigas". De primeras tengo que decir que la saga en sí me ha encantado, me ha dejado un sabor de boca muy bueno y seguiré leyendo más de esta autora o autor, ya que es pseudónimo, porque me gusta mucho su estilo narrativo. Nos cuenta a lo largo de los cuatro libros en primera persona, desde el punto de vista de una de las protagonistas, la relación de amistad de dos niñas/mujeres nacidas en un barrio modesto de Nápoles, cuya vida vamos conociendo a través de sus ojos. Es una amistad llena de sentimientos y emociones contradictorias pero que perdura a lo largo del tiempo. Me ha cautivado sobretodo su prosa sencilla y a la vez llena de matices que te lleva a conocer de forma íntima los pensamientos de la narradora con sus luces y sombras. Y sobretodo el final me ha resultado conmovedor.


Voy recién a la mitad de esta saga pero ya puedo afirmar que es la mejor saga de novelas que he leído. Adictiva, conmovedora y cruda. La bella historia de estas dos amigas de Nápoles es de lo mejor que he leído en mucho tiempo.


Es una continuación excelente de la historia de estas dos amigas, sufrí tanto a Elena, juro que a momentos me daban ganas de emprenderla a cachetadas contra ella y decirle "¡amiga date cuenta!" ¿De qué? Pues de un mundo de cosas... La relación entre Lila y ella es tan apasionante, ese amor odio en el que se manejan y se niegan a abandonar es sumamente interesante, a momentos uno se pone del lado de la una y hace trizas a la otra, y viceversa. El barrio, que es un personaje más, parece un pulpo invisible de poderosos tentáculos que se niega a dejarlas ir, ni a nadie de su seno, está presente en sus recuerdos, en los lazos que las mantienen unidas, en sus traumas, en todo lo que les faltó y en otros casos que las desborda. En este libro lo sentí con más fuerza aunque ambas hubiesen salido de sus límites físicos, el barrio y su tragedia, esa marca mal hecha desde su infancia no las abandona. Sentí mucha furia contra muchos de los hombres de este libro, quien lo lea quizá me de la razón, son unas bestias, toman, usan, agotan, desechan. En ese orden. Hay muchas más cosas que me gustaría decir pero la verdad me han dejado la cabeza revuelta 😝 Me gustó justo por lo crudo del relato, por esa vida turbulenta de todos los personajes, tienen un mundo de cosas ocurriendo puertas adentro y Elena Ferrante es maestra en abrir puertas y ventanas para asomarnos a ver. Lectura emocionante, adictiva, ¡y por eso voy por el tercero!


La amistad tan peculiar entre Lila y Lenú llega , a veces, a complicarse, podemos decir que es una amistad con turbulencias. En esta segunda entrega y recién cumplidos los dieciséis años, Lila acaba de casarse con un hombre al que no quiere. Lenú, mientras tanto, sigue brillantemente sus estudios y también sigue narrando todas las emociones, complicidades, locuras, amores y sensaciones de esta relación entre amigas, en el escenario de su ciudad, Nápoles, de su barrio, así como de todos los personajes que han crecido juntos y han desarrollado sus vidas en un entorno hostil y de pobreza, al que ya están acostumbrados. Lila intenta escapar con sus actos de locura, de su marido y del entorno mafioso que la rodea. Lenú acaba sus estudios y van a publicarle un libro.La novela va creciendo en interés y compartes de forma intensa, los momentos con las protagonistas, algunos demoledores, como los engaños, las palizas, los amores secretos, el trabajo, la vida en el barrio, las separaciones… Seguimos sus vidas siempre bajo el prisma de Lenú, que jamás parece estar contenta, pero con mucha fuerza llega a conseguir licenciarse y escribir, aunque todo ello le devuelve a Lila, a su gran influencia y a sus provocaciones. Nunca está a salvo, pero tampoco puede prescindir de ella. Parecen tomar direcciones opuestas, y, ahora, ya más mayores, veintitrés años, veremos lo que les ocurrirá en la próxima novela. De momento dejo a Elena Ferrante y me voy con otros libros que me reclaman, no sé si las retomaré, pasado un tiempo, para acabar la tetralogía. Este segundo libro lo he disfrutado más que el primero, aunque sí me ha gustado conocerlos, después de tanto misterio.


La saga Dos Amigas es totalmente recomendable , me gusta como está escrita, la historia es atrapante, uno de los libros que más me ha gustado de los últimos que leí


Lila y Lenú ya han crecido, más en experiencias que en años, la primera en su camino lleva la vida a los golpes, de esos que deben ser maquillados para no exponerlos, pero que para todos son aceptados e inclusos normalizados, porque simplemente la vida es como tiene que ser, como siempre ha sido. La segunda, se divide entre el esfuerzo de sobresalir para poder encajar en un mundo al que aspira pero que no logra sentir suyo, por esa presión psicológica que hoy conocemos como el síndrome del impostor, y por esa constante suya por llevar su vida en un paralelismo comparativo con Lila. En está segunda entrega presenciamos muchos cambios no solo en las dos protagonistas, también en todo su coro de voces, aunque bien es cierto que ninguno de los personajes secundarios logra despertar un interés en si mismos, si encontramos en ellos y sus acciones el retrato de una época, de una clase social, de una lucha por lograr una identidad en una nación que apenas se levanta de las cenizas. Con cada tomo de la saga se poco a poco se va completando el gran cuadro de ese inmenso bosque, el cual debemos tomar un poco de distancia para apreciar todo el tejido social que se entreteje en sus ramas y sus matices, para no quedarnos solo con la sensación de que la historia solo resalta ese intenso chisme conflictivo que es la relación entre las dos mujeres protagonistas de la historia.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ELENA FERRANTE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


FRASES DEL LIBRO UN MAL NOMBRE

Me pase horas presa de una cauta angustia que convivió sin solución de continuidad con una creciente sensación de liberación


Publicado porEdd62

Habían sido devoradas por el cuerpo de sus maridos , padres, hermanos. A quienes terminaban pareciéndose cada vez más,a causa de las fatigas o la llegada de la velez y la enfermedad


Publicado porEdd62

Tenían la energía de quien se apodera con éxito de lo que desea, cueste lo que cueste .Desee que se ahogaran y que la muerte les arrebatara a ambos los goces del mañana


Publicado porEdd62

- ¿Te aburres? - No, miro libros


Publicado porbebijuana