Calificar
7,7 15 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de UN LARGO CAMINO A CASA

Perderte con cinco años. Ser adoptado e irte a vivir al otro lado del mundo. Encontrar, veinticinco años después, a tu familia a través de internet. Imagina tener cinco años, no haber ido nunca al colegio y no haberte aventurado apenas fuera de los confines de tu barrio, en una ciudad de la India de la que no conoces ni el nombre. Imagina perder de vista a tu hermano mayor en la estación, entrar por error en un tren, viajar en él por un tiempo que se antoja eterno y, al final del camino, verte catapultado a la ciudad más pobre y caótica del mundo: Calcuta. Parece imposible, pero es lo que le ocurrió a Saroo. Aún más extraordinario es lo que sucedió después: veinticinco años más tarde, Saroo, al que acabó adoptando una familia australiana, decide tratar de encontrar a su madre y a sus hermanos. No está seguro de recordar el nombre del lugar del que procede, pero recuerda un puente, el río al que iba a jugar de niño y la presa que lo contenía. Y pasa muchas horas, con paciencia y determinación infinitas, examinando a través de Google Earth todas las líneas ferroviarias de la India, todas, hasta dar con un lugar que le resulta familiar. Aunque solo hay un modo de descubrir si de verdad aquel es el que era su barrio y si aún queda allí alguno de los suyos: ir en persona a averiguarlo. Un largo camino a casa explica, desde los ojos de un niño, la dramática realidad de aquellos que, como Saroo, han caminado alguna vez por la calle entre la indiferencia de todos. Pero sobre todo es un himno a la esperanza, al poder de los sueños y al valor de no rendirse nunca.

Año de publicación:2017

2 reseñas sobre el libro UN LARGO CAMINO A CASA

UNA HISTORIA EXTRAORDINARIA – UN LIBRO APASIONANTE Tras 25 años, se reencontró con su familia gracias a Google Earth “Un hombre que ha reparado en nosotros se nos acerca, así que repito mi mantra: recito los nombres de mi madre, Kamla; mis hermanos, Guddu y Kallu; mi hermana, Shekila, y yo, Saroo. Iba a decir algo cuando aparece otro hombre que toma la iniciativa. —¿Sí? ¿Puedo ayudarlo en algo? —dice en buen inglés. Es la primera persona con la que logro comunicarme con claridad desde que he llegado a la India, y mi historia se me escapa a borbotones y a toda velocidad: yo vivía aquí cuando era pequeño, un día me fui con mi hermano y me perdí, crecí en otro país y ni siquiera me acordaba de cómo se llamaba el sitio donde vivía, pero ahora he conseguido regresar a Ganesh Talai para encontrar a mi madre, mis hermanos y mi hermana. Kamla, Guddu, Kallu, Shekila. Parece sorprendido por la historia, así que vuelvo a recitar los nombres de mi familia. Al cabo de un momento, dice: —Espere aquí, por favor, vuelvo enseguida. Las posibilidades se me agolpan en la cabeza: ¿qué habrá ido a buscar? ¿A alguien que sepa lo que ha sido de ellos? ¿Una dirección, tal vez? ¿Ha llegado a entender quién soy? No tengo que esperar mucho antes de que vuelva y diga unas palabras que no olvidaré jamás: —Venga conmigo. Lo voy a llevar con su madre.” En 2016 se estreno la muy buena película australiana, inspirada en esta historia, “Lion” (Un camino a casa) con la dirección de Garth Davis y las actuaciones de Dev Patel, Sunny Pawar, Nicole Kidman y Rooney Mara.


Me gustó. Pero confieso que esperaba mucho más. En ciertos momentos del libro dan ganas de abandonarlo, por lo pesada que es la lectura y densa. Pero la historia que narra es muy buena y un gran ejemplo de sobrevivencia y lucha.


También se buscó en PSICOLOGÍA Y AUTOAYUDA