1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. UN BRAZO Y OTROS CUENTOS

Calificar:

8,5

11 votos

Sinopsis de UN BRAZO Y OTROS CUENTOS

Al recibir el Premio Nobel de Literatura en 1968, Yasunari Kawabata (1899-1972) pronunció un discurso titulado “Yo, que pertenezco al bello Japón”, y por cierto que toda su obra es un homenaje a ese ilusionado Japón refinado que amenaza siempre con desaparecer. La crueldad de la belleza como juicio de valor, mujeres fantasmales, el paisaje y la naturaleza con sus secretos, las citas para entendidos, su obsesión por las relaciones sin herencia de sangre y el renacer del deseo, los niños pequeños y las jovencitas, el misterio de los moribundos y el respeto por las ceremonias. Los relatos que denominó “cuentos del tamaño de la palma de una mano", o los de ese otro género que también inventó, “literatura sobre ancianos”, son escenarios de estas obsesiones. Quienes lean esta antología confirmarán que después de la guerra Kawabata sólo podía ser ese practicante de la nostalgia que jamás claudicaría en la persecución de sus ideales, tan inalcanzables como el horizonte ante su departamento sobre la playa de Zushi, donde se quitó la vida. - Amalia Sato

2 reseñas sobre el libro UN BRAZO Y OTROS CUENTOS

Siempre he admirado la belleza en los relatos de Kawabata y la pasión con que escribe, buscando las palabras precisas para transmitirle un sentimiento al lector, y le reprocho -entendiendo su época y su contexto- que con frecuencia expone que la belleza de las cosas es la que les da ese carácter de queribles, o susceptibles de recibir afecto, amor o admiración, pero que pierden su valor cuando la hermosura desaparece. Estos cuentos no son la excepción y, como es usual, es innegable que están muy bien escritos; además de ser muy líricos son también muy originales. Resalta por mucho la historia que le da nombre al libro: un día cualquierla, una chica hermosa y virginal, decide... ¡prestarle el brazo a un pretendiente por una noche! Si, prestárselo, y además lo autoriza a usarlo si quiere. El hombre, a quien siempre le ha fascinado la suave redondez de su hombro, se lleva el brazo a su casa, un poco avergonzado de pensar que la gente en la calle lo vea pasar con un brazo extra (pero si es algo tan normal, ¿no?). Al llegar a su casa resulta que el brazo LE HABLA. ¿Cómo? Ni idea, pero le habla, e incluso le molesta la luz y apaga el interruptor. En fin, con todos estos disparates Kawabata teje su historia, llena de metáforas y simbolismo, que cada lector interpretará a su manera.


Un brazo fue suficiente bara quedar maravillado de la prosa de Kawabata. En mi anterior lectura de un relato largo elogie su lírico desborde de emociones y sentimientos; ahora, en estos cuentos se confirma esa destreza de invención, su depurado lenguaje poético caracterízafdo por metáforas engarzadas en situaciones y descripciones bellas. En esta ocasión, a través de un estilo muy cercano al Realismo mágico, Un brazo descuella entre los demás personajes de los demás cuentos porque representa ese anhelo de pertenencia, de compartir con alguien la vida, los sueños, la esperanza; la compañía anhelada que nos habla en la soledad. Una parte del cuerpo de una hermosa y misteriosa mujer es capaz de hablar y restituir esa ansiada compañía a un corazón que desea abandonarse al amor. Una narración que asombra e invita a la meditación sobre la necesidad de amor, y la generosidad de darse a los demas.


MÁS LIBROS DEL AUTOR YASUNARI KAWABATA


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA