1. ALIBRATE
  2. BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS
  3. TÚ NO ERES COMO OTRAS MADRES

Calificar:

8,9

57 votos

Sinopsis de TÚ NO ERES COMO OTRAS MADRES

La narración de Angelika Schrobsdorff reconstruye la vida real e inconformista de su madre, una mujer nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín, liberada de los prejuicios de su tiempo y deseosa de casarse con un artista (y no con el «excelente partido» que le han buscado, un comerciante opulento y maduro). Así, Else vivirá de lleno el nacimiento de un nuevo mundo junto a la culta bohemia berlinesa de los «locos años veinte», un periodo en el que tendrá tres hijos de tres padres diferentes, fiel a las dos promesas que se hizo de joven: vivir la vida con la máxima intensidad y tener un hijo con cada hombre al que amara. Ésta es, por tanto, la historia de una mujer singular y sedienta de independencia, que será arrollada por aquello mismo en lo que se negaba a creer al principio: el presente. Sin embargo, en la dura prueba del exilio, Else encontrará una realidad nueva y reveladora tras una vida que hasta entonces ha estado enteramente dedicada a las fiestas, los viajes y el amor. Tú no eres como otras madres es un «relato real», como la Suite francesa de Irène Némirovsky, que nos sumerge por completo en una vida extraordinaria y nos hace partícipes de toda su riqueza y exaltación, revelándonos a...

10 reseñas sobre el libro TÚ NO ERES COMO OTRAS MADRES

En "Tú no eres como otras madres" Angelika Schrobsdorff narra la vida (o mejor dicho, las vidas) de Else Kirsner, su madre; una mujer libre, fuerte, independiente, apasionada, que sabe de placeres y sinsabores y que se anima a romper con mandatos y tradiciones. Una vida absolutamente interesante, desde su juventud despreocupada y plena en una Berlín luminosa de principios del siglo XX hasta el horror y la tragedia en la que se sumió el mundo con la llegada del nazismo, que lo trastocó todo y la arrojó a una vida dura de exilio impensado, tapizada de incertidumbre, dolores y carencias. La novela se convierte para la autora en una búsqueda de sentido y un descubrimiento a través de la reconstrucción del pasado de su madre (que es también el propio). Con una prosa a un mismo tiempo poética y prosaica, pero siempre medida y alejada de sentimentalismos, Angelika Schrobsdorff realza matices en la narración con una gran sutileza y realiza un trabajo muy interesante alternando su propia voz en primera persona con una tercera persona que la aleja emocionalmente del relato. Y también encontramos la voz de Else a través de la transcripción de cartas escritas por ella a lo largo de su vida. Una novela biográfica luminosa y bella a pesar de bucear en la oscuridad, que nos entrega a la reflexión acerca de la vida, la humanidad, las relaciones, los mandatos, el horror de momentos históricos infames y del irreparable paso del tiempo.


Tú no eres como otras madres es un relato real. Angelika Schobsdorff reconstruye la vida de su madre, una mujer judía berlinesa, en Berlín, en los años 20, tendrá tres hijos de tres padres diferentes, fiel a las promesas que se hizo de joven. Tb. será en Berlín donde su vida tome un camino diferente por ser judía. Una novela apasionante y conmovedora. La pequeña Angelika nos ofrece con rigor y objetividad la historia de su madre y de su familia.


Una gran obra, cuyo título nos dice algo ya excepcional sobre la protagonista, no es como las otras madres y nosotros los lectores también vamos a hacer una lectura muy diferente, según donde nos situemos, como madres, padres, como hijas, hijos… vamos a leer una obra autobiográfica fascinante, en un tiempo histórico difícil pero absolutamente real. A pesar de que se ha apoderado de mí una profunda tristeza, ha sido una gran lectura. Me pregunto por qué y se me ocurre que es posible que me haya sentido identificada con los pensamientos de Else Kirschner, la protagonista, ya que es una mujer vital, inconformista, que sabe disfrutar de la vida y vivirla con intensidad, pero la guerra y la enfermedad la han dejado sin esa vitalidad y todo le importa al final, poco o nada. Quizá es como yo me siento en estos momentos. Estaré influenciable. La autora, su hija, reconstruye la vida de su madre, una extraordinaria mujer, nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín que vivirá plenamente los locos años veinte, es una mujer privilegiada, liberada de prejuicios, tiene juventud, salud, dinero, fiestas y amigos pero también le tocará vivir la guerra, el exilio y el sufrimiento. Es una historia real, que nos sumerge en una vida y una época al completo, es un retrato fiel a partir de la figura de Else, que no puedes ni deseas parar de leer, porque existe seducción. La primera parte de la obra nos muestra la plenitud de una mujer nada convencional, muy independiente en el Berlín de los años veinte, con fiestas, placeres, arte, desorden y diferentes romances. En la segunda parte, sin embargo, su vida da un giro radical e importante, marcado por la llegada de Hitler al poder. Forzada a abandonar Berlín, tiene que trasladarse a Sofía con sus dos hijas donde llevará una existencia totalmente diferente y donde la felicidad se convierte en horror. Podemos considerarlo como un peligroso viaje desde el paraíso al infierno. Muestra el auge y la decadencia, la plenitud y la decrepitud, las relaciones y la soledad de una mujer memorable. La autora además de sus recuerdos, emplea fragmentos de la correspondencia de la propia Else, donde asistimos a su forma de pensar y de vivir su tiempo. Una interesante y sorprendente mujer que nace en Berlín en 1893 y muere en Gauting en 1949. Evidentemente, el personaje central es Else aunque para la autora es inevitable hablar también de otras personas allegadas a su madre, como sus hermanos, el mayor Peter, Bettina, y ella misma Angelika, la pequeña, así como de los maridos, amantes, intelectuales amigos y amigas, de una madre sencillamente excepcional y diferente. De todo esto trata este memorable libro, rico en comportamientos sociales que nos incitan a la reflexión.


Angelika Schrobsdorff reconstruye la vida de su madre, nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín. Una mujer singular, apasionada, distinta a las mujeres de su tiempo, desde su esplendor hasta su decadencia. Con verdadera brillantez, nos narra a través de su protagonista episodios de la Alemania, antes, durante y después del nacimiento del nazismo. No os la perdáis, a mí me ha cautivado.


Me ha gustado mucho, es entretenido y saber la historia de como vivieron en ese tiempo de esa segunda guerra mundial entre nazis y alemanes


Un novelón! Me ha encantado!


Un título muy apropiado para una narración abrumadora, personas que olvidaron sus raíces Judías y crecen a la sombra de la cultura alemana, sin imaginar que cuando inicia el fanatismo Nazi se ven relegadas de cualquier atención y son despojadas de toda dignidad humana. Al inicio de la lectura, no imaginas que entre tanta locura y felicidad que se registraba en la vida de los personajes principales, se llegaría a presentar la viva imagen de la tragedia. Pobre Else, ya no podía reír ni llorar, mentirse, ni enfrentarse a la verdad, dejarse caer completamente ni tampoco enderezarse, quedarse ni marcharse, sentirse Judía ni tampoco ya alemana, vivir ni morir... Una mujer que disfruto su vida y que nunca imagino el dolor de perder lo más preciado para una madre y además tener que vivir una vida con miedo. Que triste es despertar y darse cuenta que traemos encima, como bien menciona la autora " La maldición humana". Un libro que deja huella muy profunda en quienes amamos y respetamos la vida.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


FRASES DEL LIBRO TÚ NO ERES COMO OTRAS MADRES

“Mi madre era tan complicada como un rompecabezas de mil piezas, y yo tuve que reunir todos los fragmentos y encajarlos”


Publicado porSoniagh

No sabía que estaba ocurriendo a mi alrededor ni qué estaba ocurriendo dentro de mí misma. Estaba tan confusa que consideraba posible lo imposible y tenía por imposible lo que era posible.


Publicado pormidoriAG

Creo que una mujer, ni aun siendo artista, no tiene nunca ese exceso de egoísmo que tiene el hombre, incluso cuando no es un artista. Para una mujer el amor siempre tiene prioridad; para un hombre nunca... o sólo mientras no haya conquistado a la mujer.


Publicado pormidoriAG

Como mujer de mi generación, yo era algo nuevo, insólito y sospechoso. (...) tenía que ser muy fuerte y hacerme mis propias leyes. Nadie me ayudó, al contrario: se me aceptaba, en el mejor de los casos, como un bicho raro; y en el peor, se me tenía como una degenerada.


Publicado pormidoriAG

(...) sé que ningún conflicto bélico puede ser tan perturbador ni paz alguna tan beatífica que como el primer amor.


Publicado pormidoriAG

Las cartas son una cosa terrible, las palabras escritas son aún más peligrosas que las habladas. No pueden desmentirse, quedan ahí negras sobre blanco y ya no se borran.


Publicado pormidoriAG