Sinopsis de TRES DIAS DE AGOSTO

4 reseñas sobre el libro TRES DIAS DE AGOSTO

Séptimo libro de la serie, por primera vez el protagonista, Miquel Mascarell, tendrá que investigar un caso que le afecta personalmente ya que su mujer ha sido secuestrada para que él investigue una muerte en los últimos días antes de la ocupación de Barcelona. Jordi Sierra le da una vuelta de tuerca más a las aventuras del ex­­inspector siempre demostrando sus cualidades de investigador pero aquí sufriendo la angustia por el estado de su mujer. Después de siete libros ya os habréis cansado de mis reseñas, pero para los amantes de la literatura policiaca e incluso de la histórica creo que os encantará. Me voy a tomar un descanso pero seguro que en breve volveré para finalizar los cuatro que me quedan.


Por primera vez en esta saga de novelas su lectura no se me ha hecho tan amena y rápida como las anteriores. Siguiendo el estilo y los casos que investiga en esta ocasión debe investigar a un grupo de amigos para esclarecer si alguien de ellos fue su asesino. El problema es la primera parte del libro donde todos los investigados repiten la misma historia y esta no empieza avanzar superada la mitad del libro. El final para mi gusto precipitado.


Las novelas de Mascarell nunca defraudan. A estas alturas, los protas y personajillos que aparecen ya son de sobras conocidos y oyes, uno hasta les coje cariño: Patro, tan buenecita; ese pedazo portera, siempre atenta; Ramón el del bar, hincha incondicional del Barça.; El Lenin y familia... Y sobretodo, la Barcelona de postguerra. Y el Mascarell, que grande eres viejo!!!


La primera novela que leí de este autor. Y sin duda. No me defraudo. Volvería a leer más libros de este autor. Creía que iba a ser un libro imposible. Pero imposible fue dejar de leerlo.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


FRASES DEL LIBRO TRES DIAS DE AGOSTO

El tiempo perdido. Los jóvenes no sabían que eso era imposible. Que se nace con un cheque en el que está apuntada la duración de la vida y que, segundo a segundo, minuto a minuto, hora a hora, día a día… se va gastando, sin vuelta atrás.


Publicado porNines65

Sabía por propia experiencia que la vida era un laberinto en el que la única puerta de salida conocida era la última: la muerte.


Publicado porNines65