RELIGIÓN Y FILOSOFÍA

TRATADOS FILOSOFICOS; CARTAS A LUCILIO

SÉNECA

Calificar
10,0 1 voto
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

No hay información disponible.

Año de publicación:2006

2 reseñas sobre el libro TRATADOS FILOSOFICOS; CARTAS A LUCILIO

CARTAS A LUCILIO - Séneca Lo definiría como el libro de la vida, sin embargo, este epistolario es mucho más: es la conciencia de lo que ya sabíamos hace 2000 años y que estamos olvidando a la misma velocidad con la que destruimos la Naturaleza. Séneca desde un postulado estoico y bastante certero nos acerca a la reflexión sobre el ser humano, nos invita a la meditación sobre lo esencial de la vida. En estos tiempos que corren en los que la vida es frenética y el consumismo lo es más, pararse y comprender que el afán de acumular no es necesario, que nada de lo que deseamos es esencial que no tener nos frustra y tener no nos hace felices, sería el punto de partida. Vivir en armonía con la Naturaleza, que es lo más parecido a un Dios, de ella venimos y a ella volvemos, es algo que hemos olvidado. La vida no es más que un pequeño paréntesis en la eternidad de la muerte, eternidad que nos acogió hasta que nacimos, eternidad a la que volveremos tras haber recorrido el camino de la vida. "Todo lo que la Naturaleza compone, lo descompone luego, y todo lo que descompone, lo vuelve a componer ". Las grandes cosas de la vida no tienen precio y el amor por los nuestros o los verdaderos amigos deben de ser gozados y disfrutados. Con ellos la vida se hace placentera, con ellos avanzamos en el crecimiento y en el conocimiento. "El amigo se ha de poseer de corazón, y el corazón no está nunca .ausente; cada día puede ver a quien quiera". Esta lectura me ha llenado, y lo incluyo entre esos libros fundamentales a los que volver más adelante. No me equivocaba cuando sólo por intuición decía que había que abordar los clásicos, porque ellos son pilar y pensamiento fundamental de lo que somos.


CARTAS A LUCILIO - Séneca Lo definiría como el libro de la vida, sin embargo, este epistolario es mucho más: es la conciencia de lo que ya sabíamos hace 2000 años y que estamos olvidando a la misma velocidad con la que destruimos la Naturaleza. Séneca desde un postulado estoico y bastante certero nos acerca a la reflexión sobre el ser humano, nos invita a la meditación sobre lo esencial de la vida. En estos tiempos que corren en los que la vida es frenética y el consumismo lo es más, pararse y comprender que el afán de acumular no es necesario, que nada de lo que deseamos es esencial que no tener nos frustra y tener no nos hace felices, sería el punto de partida. Vivir en armonía con la Naturaleza, que es lo más parecido a un Dios, de ella venimos y a ella volvemos, es algo que hemos olvidado. La vida no es más que un pequeño paréntesis en la eternidad de la muerte, eternidad que nos acogió hasta que nacimos, eternidad a la que volveremos tras haber recorrido el camino de la vida. "Todo lo que la Naturaleza compone, lo descompone luego, y todo lo que descompone, lo vuelve a componer ". Las grandes cosas de la vida no tienen precio y el amor por los nuestros o los verdaderos amigos deben de ser gozados y disfrutados. Con ellos la vida se hace placentera, con ellos avanzamos en el crecimiento y en el conocimiento. "El amigo se ha de poseer de corazón, y el corazón no está nunca .ausente; cada día puede ver a quien quiera". Esta lectura me ha llenado, y lo incluyo entre esos libros fundamentales a los que volver más adelante. No me equivocaba cuando sólo por intuición decía que había que abordar los clásicos, porque ellos son pilar y pensamiento fundamental de lo que somos.