Sinopsis de TOKIO BLUES

Historia nostálgica narrada por su protagonista que trata los temas de la pérdida y la sexualidad. Mientras aterriza en un aeropuerto europeo, Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha una vieja canción de los Beatles que le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de los años sesenta. Con una mezcla de melancolía y desasosiego, Toru recuerda entonces a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor y único amigo de la adolescencia, Kizuki. El suicidio de éste distanció a Toru y a Naoko durante un año, hasta que se reencontraron e iniciaron una relación íntima. Sin embargo, la aparición de otra mujer en la vida de Toru le lleva a experimentar el deslumbramiento y el desengaño allí donde todo debería cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte. Y ningún de los personajes parece capaz de alcanzar el frágil equilibrio entre las esperanzas juveniles y la necesidad de encontrar un lugar en el mundo. En ALIBRATE puedes encontrar todas las reseñas de los libros de Haruki Murakami y todas las opiniones de los lectores sobre Tokio Blues.

175 reseñas sobre el libro TOKIO BLUES

TOKIO BLUES (NORWEGIAN WOOD) Hace un tiempo miraba en nuestra comunidad, los libros publicados de Haruki Murakami, con muy buena reseña y valoración, de hecho, pensaba hasta hace poco tiempo que era nombre de mujer. En el primer intento he quedado enganchado, y pienso que no en vano ha venido ganando prestigio, además, se ha convertido en influencia de muchos autores alrededor del mundo. Toru Watanabe, un joven que escuchando una canción de los famosos Beatles hace un análisis de sus últimos 20 años de vida, recuerda un Tokio antiguo, gris, maduro y sobrio; jóvenes solitarios y misteriosos, rodeados de problemas mentales y emocionales. Un nombre (Naoko), la novia de su mejor amigo (Kizuki), que luego de su muerte, produjo un distanciamiento Toru y Naoko. Esta dramática obra cargada de sentimientos, sexo, esperanza y muerte no le hace falta méritos que pueden explicar los premios recibidos y haya sido de tan buena acogida. Está escrita con un toque de humor, un estilo casual pero delicado, que mezcla épocas vividas, emociones, pensamientos, tendencias y diálogos de una forma ligera y divertida…. Pero ojo… NO es un libro de esos triviales que puedes ponerte a leer en cualquier momento, sino más bien, es uno de esos con un trasfondo personal e íntimo y un realismo impactante, que me ha logrado provocar un conjunto de reacciones dispares. Es fácil sentir el estilo oriental, un contexto, una atmosfera que te lleva directo al lugar de la historia. Un libro lleno de nostalgia y remembranza, con personajes que me han calado hondo. Totalmente recomendado. Recuerda..... Si te ha gustado mi reseña o alguna de la de nuestros compañeros, favor de tocar el ❤ al lado donde dice ¿Te ha gustado esta reseña? En todo caso, todos los corazones que veas 🙏🙏


Murakami dibuja un escenario negro y da a luz a personajes sombríos, extraños y entrañables. La historia trasciende entre nubes de muerte, enfermedad, amor, sexo, por veces innecesario y grosero, odio y excentricidad. Ni el propio Haruki Murakami sabe porque tuvo tanto éxito esta novela. Hay pocos novelas que me han envuelto. Supuse que el final sería inesperado, pero espere algo mejor, me dejó una sensación amarga. La muerte invade todas las arterias del monstruoso relato. No me parece que haya perdido el tiempo leyendo a Murakami, me gustó la novela, pero hasta cierto punto. Recomiendo esta obra porque es sencilla, lineal y fácil de leer, pero es interesante y atrapante, así que para empezar al nipón, podemos hacerlo conociendo a Watanabe y su metamorfosis de adolescente a adulto, Naoko, perturbada y afligida, Midoni, enérgica y extravagante, lasciva y curiosa, Reiko, que nunca creció, medio loca y cantante frustrada, con toques lesbicos. Todos ellos, junto a Nagasawa, genio egocéntrico, nos conducen a una visión muy realista pero gótica de la adolescencia japonesa. Más sincera, imposible.


Norwegian Wood es la canción que empuja a Watanabe a los duros recuerdos del pasado. Así, como ocurre siempre con los recuerdos, sin comerlo ni beberlo, Watanabe vuelve a su adolescencia, a su transición a adulto, a su melancólico pasado. La historia es dura, o bueno, por lo menos, personalmente, se me ha hecho durísima. Watanabe crece y madura, a pesar de los constantes golpes que le da la vida, golpes, que por supuesto, no puede evitar. Sin embargo, se reinventa y sigue adelante: pierde a sus amigos pero conoce a otros, explora con su sexualidad, conoce el amor… Watanabe escoge el camino que cree, porque, por mucho que nos lamentemos, la vida sigue para él y para todos. Murakami nos abre el pecho, probablemente con un cuchillo para sangrar bien, nos saca el corazón, nos lo rompe en pedacitos, pero luego, es benevolente y nos lo devuelve con una sonrisita de “ups, a ver cómo te apañas con esto, eh”. Y digo que lo hace porque la historia es tremendamente humana y real y lo único que hace Murakami es reflejarla, por dura y triste que sea. Reflejarla y conseguir que nos cale hondo, desde luego. Es fácil introducirse en la historia, pues Murakami crea unas descripciones preciosas y detalladas a lo largo de toda la obra. Quizá sea fácil también por su transparencia, pues Watanabe nos pone su alma encima de la mesa y nos dice “este soy yo y esto es lo que siento”; y también lo es por los toques de humor y desconexión que Watanabe de vez en cuando se permite, para no caer él también y poder seguir adelante. Tokio Blues es una historia oscura, de madurez, de fuerza, de amor, de sexo, de tristeza y de sentimientos. Es tan real como la vida misma y tan humana como olvidarse de que has puesto una lavadora.


El sensual y sexual blues de Murakami es la llave secreta que abre los recuerdos dormidos. Cuando veo y paso los dedos por su portada me lleva a la primera vez que la vi y me la recomendaron, en la máquina del café, que es donde se tienden las emboscadas, y la olvidé por alguna razón inentendible. Es mi crack con Tokio Blues. Eso que abre un recuerdo inherente. Watanabe nos muestra su crack en un aeropuerto de Hamburgo a través de una canción de los Beatles, lo demás sigue a un relato triste... El relato de Murakami es una oda a un pasado que creemos olvidado, en un mundo bañado por la muerte y terriblemente melancólico. El paso de la adolescencia a la madurez narrado con un pulso formidable, casi un brindis al sol, no naciente, más bien universal. Pues si algo transmite su pluma es un aire internacional aunque sitúe la acción en Tokio, la soledad y la ambigüedad del amor lo es, al igual que el miedo al fracaso o las relaciones sentimentales. Un viaje al pasado de una edad en la que todo nos parecía determinante, el abanico de personalidades y amistades era interminable, el camino a seguir no estaba definido. Un empujón a reflexionar sobre ese pasado olvidado, ¿qué fue de esas personas fugaces en nuestra vida? ¿Tomamos el camino correcto? ¿Qué hubiéramos sido al escoger otro hoy en día? Decía Areta que el a, b, c, del detective era café, paciencia y zapato cómodo. Para encarar a Murakami se deben seguir las mismas pautas, se puede acompañar con un blues o un jazz, hay que disfrutar su escritura con calma, aunque comience lento permitámosle continuar pues llegará un momento que no querrás despegarte de su historia.


Comencé este libro con las expectativas altísimas por las buenas críticas que hay de el, pero conforme iba avanzando en la historia cada vez se me hacía más tedioso y cuesta arriba. El choque de cultura y la manera de pensar tan distintas de la oriental a la occidental ha sido unos de los motivos de que no llegara a conectar con ningún personaje y que la historia se me hiciera eterna. Creo que la literatura Japonesa no es para mí. 🤷🏼‍♀️ Pero si tenéis curiosidad por este libro darle una oportunidad, como he dicho al principio hay muy buenas críticas sobre el y puede que a vosotros os guste.


Guauuu, el primer acercamiento a Murakami, no ha podido ser mejor. Suavemente y con delicadeza, este señor me ha hecho sumergirme en la literatura japonesa de una manera mágica y delicada. La historia comienza con Watanabe,, que a través de escuchar en un aeropuerto la mítica canción de los Beatles, " Norwegian Wood", viaja a su adolescencia, recordando a su mejor amigo Kizuki,el cual se suicidó a los diecisiete años de edad. La novia de este, Naoko, dicho suceso, le provocó un verdadero desequilibrio mental. Todo transcurre sobre un triángulo amoroso, donde dichos personajes tienen una " imperfeción" emocional ,con fantasmas y voces del pasado, quedándose atrapados de pies y manos, no pudiendo salir a la superficie, por estar apresados bajos la nostalgia y rutina. Condicionan la historia la muerte, el sexo, las enfermedades y las inseguridades, son piezas claves en esta trama, relatada con mucho tacto, sensibilidad y sutileza. Ha sido una lectura muy adictiva, profunda, triste, confusa, tierna y cómica, gracias a Midori, un personaje muy especial, que a pesar de la melancolía y tristeza, sabe como sacar una sonrisa a los demás. Una novela maravillosa que me he devorado en dos días!!! Solo puedo decirle al Señor Murakami: Braavo👏👏👏👏


Una lectura intensa, no tanto por su historia , que también , si no por la forma de explicarla. En ésta vida nuestra dónde todos ( me incluyo) vamos con tanta prisa , Murakami ha sabido apoyar sus manos en mis hombros , guiarme hasta el sofá , levantarme los pies e incluso acercarme un cigarro para que estuviese cómoda mientras poco a poco, me sumergía en sus letras . Ha sido toda una experiencia leerla despacio , al ritmo que me marcaba el autor. Murakami ha conseguido, mientras lo leía , aislarme, meterme dentro de una burbuja y ponerme música ( jazz o blues) de fondo. Una historia por otro lado agridulce, con personajes algo complejos . Una historia de adolescencia, de amigos que se fueron dejando tantos recuerdos a su paso. Una historia de personas que coinciden, que vienen y van, todas ellas con alguna misión en nuestra vida , todas ellas dejando o no un rastro en nosotros. Una historia de personas amargas, mirando hacia atrás pero caminando hacia delante . Una historia cargada de sexo, amor y muerte. Una historia de lealtades , hacia uno mismo y hacia los otros. Una historia sensual por qué no? Una forma de escribir que te transporta , te cautiva e incluso te calma. Gracias esta vez a @Paco Garrido por acercármela poquito a poco mientras él la disfrutaba, dejando miguitas de pan en el camino para que yo, lentamente , pudiera descubrirla!!!


Tokio blues es una de esas novelas que despues de leerla te quedas pensando mucho en ella. La novela toca temas muy sensibles como la lealtad, la amistad, suicidio, sexo, soledad, madurez, depresión, amor y tambien la locura. La historia empieza cuando Toru Watanabe aterriza en un aeropuerto y escucha la canción de Los Beatles "Norwegian wood", así empieza a recordar su juventud al lado de su mejor amigo Kizuki y la novia de este Naoko. Ellos tienen una gran amistad. Pero sorpresivamente Kizuki se suicida lo que representa un duro golpe tanto para Toru y Naoko. Tiempo despues se rencuentran en la universidad y se enamoran. Naoko es muy inestable emocionalmete y por su cuenta se interna en un psiquiátrico. En ese inter Toru conoce a Midori una mujer muy diferente a Naoko y empieza a enamorarse. Toru tendra que tomar una desición. La novela utiliza un lenguaje sencillo y muy profundo y muy fluido.


MÁS LIBROS DEL AUTOR HARUKI MURAKAMI


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO TOKIO BLUES

Está exteriorizando sus emociones. Lo preocupante es cuando no logra sacarlas. Se acumulan en su interior y se enquistan. Las emociones van petrificaándose y muriendo dentro de uno.


Publicado porEl Atrapasueños

Cuando ponían un disco de rock duro, varios hippies se reunían en la puerta de la tienda y bailaban, inhalaban disolvente o se sentaban en la acera. Cuando ponían un disco de Tony Bennett, desaparecían todos.


Publicado porEl Atrapasueños

Dejé de comprender qué significaba querer a alguien.


Publicado porPaco Garrido

Si leyera lo mismo que los demás, acabaría pensando como ellos.


Publicado porPaco Garrido

“La muerte no existe en contraposición a la vida sino como parte de ella».”


Publicado porCaro Ball

“Está exteriorizando sus emociones. Lo preocupante es cuando no logra sacarlas fuera. Se acumulan en su interior y se enquistan. Las emociones van petrificándose y muriendo dentro de uno. Eso sí es terrible.”


Publicado porCaro Ball