Sinopsis de TIEMPO MUERTO

Tiempo muerto es un retrato de la tragedia personal que experimenta una pareja cuyo matrimonio ha llegado al fin del enamoramiento. Lucía y Pablo están casados y su relación se desmorona. Sus conversaciones y sus silencios son el espejo de la sutil forma que puede llegar a cobrar la violencia cuando, de repente, llega el fin el amor. Ahora, con más de cuarenta años y dos hijos, ambos se esfuerzan por reinventarse, pero cada día que pasa quedan menos lazos que los unan. Esta es la historia descarnada de ese tiempo muerto, de ese amplio y doloroso espacio que se abre, muchas veces de manera inexplicable, entre dos seres que se aman. La crítica ha dicho# "Novela sobre la descomposición de todas las certezas en un mundo que ya nadie parece entender y donde la única consigna vigente es la simulación y la supervivencia, Tiempo Muerto ahonda en una exploración de asuntos que ya habían aparecido en libros anteriores de García Robayo -la diáspora latinoamericana, la disolución de las identidades nacionales, los clanes familiares, los conflictos raciales y de clase-, pero esta vez la escritura alcanza una intensidad nueva, un sereno y sofisticado clasicismo que abre puntos de fuga en la carrera de una autora a la que le sobran recursos y astucias. Este libro, además, confirma lo que ya muchos sabemos: García Robayo ha venido construyendo una de las obras más sólidas e interesantes de la literatura latinoamericana". Juan Cárdenas "MGR construye un edificio de insatisfacción por momentos impiadoso, lleno de fastidio y pérdida. Con un estilo contenido que emula una cuenta regresiva, Tiempo muerto es inteligente, aguda y está marcada por el desasosiego". Mariana Enríquez "MGR narra lo excepcional desde lo pequeño y en un tono único, como si para mirar de frente a esas catástrofes hubiera que usar un aparato de baja definición". Revista Ñ, Argentina "MGR deslumbra con una prosa minuciosa que escribe premiosa y concienzudamente, con la misma atención con la que se puntea un intrincado extracto bancario". El Cultural, España "Con un cinismo virulento y nihilista que casi no deja títere con cabeza, mgr descompone los lugares comunes de la novela de iniciación y de la emigración latina". Revista Inrockuptibles "Uno de los rasgos que caracterizan la escritura de mgr es la ausencia de las palabras que no sirven para nada". abc, España

3 reseñas sobre el libro TIEMPO MUERTO

Tiempo muerto. Esta es una historia de Margarita Robayo, en la que nos habla de Lucía y Pablo, un matrimonio que está en declive y nos muestra cómo poco a poco, todo se va a fragmentando. Hay partes en las que no nos dice exactamente que sucede y por esto la historia se hace un poco confuso, el final trata de ser muy poético. Aunque puede ser confuso, es un libro recomendado para leer se una sola sentada. Con tan solo 151 páginas, es muy rápido y cómodo de leer. Tiene frases e imágenes muy lindas es una historia para recordar, y tener muy al tanto si estás con alguien.


Conciso y demoledor, en 151 páginas la autora nos narra la historia del fin de la relación de pareja de Lucía y Pablo, un matrimonio latino que vive en Estados Unidos. Muy recomendable.


Entretenida. El tiempo muerto en el que se encuentra una relacion. Tiempo que podria durar toda uns vida si uno no lo da por muerto


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO TIEMPO MUERTO

Bastaba mirar alrededor para querer sumarle un blur a la vista. Gente gastada y desgastada, perros flacos atragantándose con espinas de pescado y turistas de tercera, como las holandesas, que no paraban de atribuirle a ese paisaje pobre y primitivo la categoría de «pintoresco»>.


Abría los ojos en la noche, sentía la turgencia en su barriga, el movi miento interno, y pensaba: mi cuerpo es una casa invadida por aliens.


Pablo hace silencio. A veces le parece que es otro el que habla por su boca. Ese otro, también, es el que escribe.


«Le llaman pensamiento negativo cíclico...»-se lo escuchó a un psicólogo en la radio, ... ese constante fijarse en uno mismo». Y Lucía pensó: ¿acaso no es ese mi trabajo?


Ahora algo va a explotar. Ese camión no va a parar en el semáforo. Ese hombre lleva un arma. Ese perro sin bozal huele mi miedo. Y así es como muere un poco todos los días.