Calificar
8,9 11 votos

Sinopsis de TEETETO

El Teeteto ocupa un lugar especial los diálogos de Platón: ofrece un fino análisis filosófico del problema del conocimiento, la percepción, el error, pero, además, presenta con vigorosa vivacidad la trama dramática del diálogo como método para hacer filosofía, la mayéutica socrática y una peculiar combinación de la simpleza e 'ingenuidad' de los diálogos iniciales con la potencia filosófica de las obras tardías del gran filósofo ateniense.La importancia de este texto difícilmente pueda ser exagerada: muchos de los temas que trata, como cuáles son las condiciones de una opinión bien fundada, cuáles son los requisitos que debe reunir un conocimiento genuino, qué es pensar y opinar, o la relevancia que tiene mantener la coherencia del discurso y el valor de la refutación en el proceso del movimiento que va de la ignorancia al saber, conservan actualmente una extraordinaria vigencia, tanto para el filósofo profesional como para cualquier persona interesada en esas cuestiones.

Año de publicación:2006

1 reseña sobre el libro TEETETO

¿Qué es el saber? Esta es la pregunta central que Platón, por medio de la voz socrática y del método constituido por la mayéutica, plantea como tema central del libro. No obstante, el "Teeteto", al igual que en muchos textos, corresponde a un diálogo de tipo aporético (sin salida, solución o respuesta). Platón por medio de tres tesis plantea la posición en que el conocimiento se articula: 1ra tesis: El saber consiste en la percepción de las cosas. El conocimiento se llega por la "sensación". El despliegue de esta tesis referencia a dos tipos de saber: El saber práctico y el saber teórico (o teorético). Este mismo despliegue se puede constatar al inicio de la Metafísica de Aristóteles, Libro I: "Todos los hombres por naturaleza desean saber. Señal de ello es el amor a las sensaciones. Éstas, en efecto, son amadas por sí mismas, incluso al margen de su utilidad y más que todas las demás, las sensaciones visuales". 2da tesis: Se llega al conocimiento mediante la <opinión> verdadera [en su exacta representación]. Esta tesis aborda el problema del juicio (opinión) relativista de las sensaciones provistas por los sentidos y en la ecuánime representación del sujeto poseedor de la sensación con aquello que ve, toca, huele, olfatea. Ciertamente se puede entender esta tesis en el principio de concordancia entre lo que el sujeto, como experimentador, experimenta la experiencia experimentada (quizás suene redundante, pero lo cierto es que resulta, en sus matices, sumamente distintos). El representante de este relativismo primitivo es el sofista Protágoras de Abdera, quien señala: "El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son, de las que no son en cuanto que no son." Dentro de esta sección de la "opinión", se destaca el análisis discursivo, que luego Martín Heidegger tratará, de la doble opinión: La opinión falsa y la opinión verdadera. En cierto sentido, el juicio verdadero coincide con la realidad. En cambio, el juicio "falso" difiere de la realidad en cierto "grado". A lo cual puede añadirse que: El juicio verdadero tiene más posibilidad de serlo en su contextualidad y composicionalidad, puesto que comparece ante la descripción directa del objeto en cuestión, pero puede ser una mera cualidad descriptiva del sujeto y no del objeto en-sí, etc., en lo que respecta a la opinión falsa sea por falta de un conocimiento sobre la cualidad descriptiva, en tanto su composicionalidad propositiva, es decir que al enunciar: "la silla está en la esquina", carezca de referencia espacio-temporal, del objeto entendido como silla, que el sentido del enunciado al ser pronunciado, en su contextualidad, no sea entendido como tal, vale decir como una afirmación de un hecho, que su fuerza locucionaria sea mal comprendida, sus elementos (sujeto, verbo, predicado) por separado sea el elemento dicotómico de su comprensión, y que recaiga como "no-valida" "malentendida" o "incompleta" pues su sentido no llego con la intención del locutor y no propiamente falsa, etc. 3ra tesis: Se llega al conocimiento (en relación a la ciencia como complementación a la segunda tesis) en la exacta representación combinada con la <opinión> verdadera con justificación. Esta tercera tesis, que será debatida y que entrega una posible solución a la aporética pregunta, versa en tres aspectos centrales: Justificación, verdad y creencia constituye el "conocimiento" como tal. Esta hipotesis versifica sobre distintas aristas, y algunas de ellas son: a: El que juzga, juzga sobre la realidad. b: Si versa sobre lo que puede ser, no versará sobre lo que no puede ser; es decir, existe como realidad posible. Y en donde la opinión desde que se es emitida mantiene concordancia con la realidad (en parte) como juicio <sesgado>. Sobre el pensar. Pensar es, pues, "un discurso que el alma se hace a si mismo" Y en este caso, pensar es contener un elemento dado como pensamiento. Gottlog Frege, en "Sentido y Referencia señalará: "El pensamiento es el contenido objetivo dada en la actividad subjetiva del pensar, y que es inmanente..." El reflexionar, es decir, pensar comparando dos o más objetos que son examinados por el pensamiento y que por tal reflexión comparados que no pueden ser confundidos. Ejemplo: "Si conozco a Sócrates y no a Teetetos; no confundiré a Sócrates con ningún otro que no sea él; en caso de Teetetos, formularé el juicio hipotético sobre él, en base a ¿Cómo es? " Y en este caso, es un juicio falso, considerar a Teeteto en una suposición de cómo es el, pues no hay antecedentes de cómo es él. Es imposible confundir lo que se sabe (por tener recuerdo de ello) con aquello otro que se sabe a si mismo por tenerlo en la memoria.Tampoco se puede confundir lo que se sabe con lo que no se sabe, ni lo que no se sabe con lo que no se sabe.Etc. Lo reseñado corresponden a apuntes y reflexiones personales sobre el asunto.********


Más libros del autor PLATON


También se buscó en RELIGIÓN Y FILOSOFÍA