Calificar:

7,3

3 votos

Sinopsis de SYLVIA

Leonard es un joven aspirante a escritor en el Nueva York de los años sesenta. Un día conoce a Sylvia en el apartamento de una amiga en el Village y queda totalmente subyugado por su belleza. «La cuestión de qué hacer con mi vida en los cuatro años siguientes quedó resuelta», recordará casi tres décadas después. Sin embargo, la convivencia no resultará fácil. Su relación saldrá pronto de la alegría y la bohemia de los locales de jazz de la época y caerá en el desánimo y las peleas. Un amor tempestuoso y trágico que causa en la vida del joven Leonard una conmoción similar a la que las nuevas costumbres estaban provocando en la sociedad norteamericana del momento. Escrita con extraordinaria claridad y precisión,

COMPRAR EN PAPEL

2 reseñas sobre el libro SYLVIA

Prólogo. ¿ Virtud o defecto? Ciencia inexacta, generalmente prescindible, y como en este caso, un desacato. Alan Pauls se quedó muy agusto cagando la nouvelle de Michaels. No se le ocurre nada mejor que en su introducción "orientativa" contarnos el final del libro. ¿ sería en defensa propia, dar muerte al prologuista? ¿ algún abogado en la sala? Ganas no me faltan. Así que, buen lector, ni lo ojee hasta que finalice el libro. Del autor siempre he leido relatos, tenía ganas de ver como se desenvolvia en algo más largo, y aunque un texto autobiográfico siempre está demasiado encorsetado, la experiencia ha sido grata. Sylvia me recuerda casi con espantosa exactitud a mi primer " amor oficial" de larga duración. Una relación tormentosa, asfixiante y extremadamente tóxica, al punto que dan ganas de apretarle los huevecillos al paciente Leonard Michaels para que de una patada en el trasero envíe a su esposa a marte sin billete de vuelta. Que bien se ven las cosas del sofá!! Aunque no es un texto amable, la forma sencilla y directa del estadounidense logra atraparte en una historia claustrofobica. Al margen de la relación, el autor nos da pequeñas pinceladas del ambiente de Nueva York y sus años 60 y aun a pesar, de ser escrita 30 años después, la narración no lo sufre, pareces deambular por el más rabioso presente. Michaels demuestra que hay vida después de faulkner, salinger o hemingway. Muchos de sus contemporáneos no tuvieron demasiada relevancia más allá de su charco. Calidad sobraba, incluso mejoraban a los presentes. Confieso que toda esta camada de escritores en mi época universitaria me flipaban y hoy, con las hormonas domesticadas (eso que algunos llaman madurez) se saborea de forma distinta. Muy buenos en ambos casos. Memorias sin censuras ( que sepamos) donde la agilidad está en la pluma y la intensidad en lo narrado. Ni lo mio ni lo de Michaels tiene ya remedio, pero si te encuentras en una relación así ahora mismo, acaba con ella cuanto antes. ¿ Habrá algún lugar en el mundo donde sylvia y mi séptimo círculo se junten? Menudo infierno. PD. Si te ha gustado esta reseña o la de cualquier usuario y decides premiarla con un like debes hacerlo en el corazón grande donde reza: te ha gustado esta reseña? O ante la duda en los dos.


Me lo he leído rápidamente, ya que es muy corto aunque bastante intenso. Es una historia autobiográfica a modo de un libro de memorias, en el que el autor escribe sobre la relación que mantuvo con Sylvia Bloch, su primera esposa, en los años sesenta. Cuando él la conoce, tiene veintinueve años y Sylvia tan solo diecinueve, aunque no fue publicado hasta 1992. Desde el momento en el que se conocen en casa de una amiga, en el barrio bohemio de Greenvich Village, surge entre ellos una pasión que muy pronto llegará a convertirse en una locura autodestructiva y que tan solo en unos cuatro años de relación, vemos como ese amor tan adictivo se ha convertido en una experiencia tormentosa y desgarradora. Un joven aspirante a escritor, el autor y protagonista, deseoso de escribir relatos en aquellos bulliciosos años sesenta, también nos retrata a la vez que la íntima y desgraciada relación, el ambiente del New York del momento, eran los años donde encontramos a Elvis Presley, Allen Ginsberg, Malcom X, Fidel Castro… cine y jazz Un retrato espléndido y fascinante de New York y un retrato de la intimidad que vivió con su pareja, narrado pormenorizadamente, insertando los fragmentos de su diario, que iba escribiendo en aquel momento. Un libro que deja huella por la dificultad que entraña vivir una relación tóxica que desembocó en la tormentosa destrucción amorosa. Desde las primeras páginas, me ha sumergido de lleno en esta atmósfera caótica de la pareja, donde se respira violencia, dolor, enfrentamientos, pasión, hostilidad y el deterioro que te va llevando a la tragedia inevitable, ya anunciada . El comportamiento enfermizo de Sylvia, los terribles celos y esas tremendas peleas llevadas a límites imposibles de mantener hasta llegar a la explosión final, sin remedio. Un libro de sentimientos y emociones fuertes, una obra muy intensa y dura donde descubrimos la desnudez sentimental de los protagonistas, una relación altamente enfermiza y destructiva, una tragedia desgarradora que cuando terminas de leer te puede invadir la tristeza. Sin embargo, para mí, una gran obra, escrita de forma clara, sencilla y directa que te dirige a la destrucción amorosa que él vivió. Una historia de amor real de dependencia y tormentosa pero altamente recomendable.