Sinopsis

Una turbadora fábula política y moral, en la que coexisten intuiciones poéticas, efectos cómicos y una melancolía fatalista.z. Francia, en un futuro próximo. A las puertas de las elecciones presidenciales de 2022. Los partidos tradicionales se han hundido en las encuestas y Mohammed Ben Abbes, carismático líder de una nueva formación islamista moderada, derrota con el apoyo de los socialistas y de la derecha a la candidata del Frente Nacional en la segunda vuelta. François, un profesor universitario hastiado de la docencia y de su vida sexual, que a sus cuarenta años se había resignado a una vida aburrida pero sosegada, ve cómo la rápida transformación que sucede a la llegada del nuevo presidente al Elíseo altera la vida cotidiana de los franceses y le depara a él un inesperado futuro. Los judíos han emigrado a Israel, en las calles las mujeres han cambiado las faldas por conjuntos de blusas largas y pantalones, y algunos comercios han cerrado sus puertas o reorientado el negocio. Y la Sorbona es ahora una universidad islámica en la que los profesores conversos gozan de excelentes salarios y tienen derecho a la poligamia. Al igual que Huysmans, el escritor del siglo XIX convertido al catolicismo al que consagró su tesis, François sopesará pronunciar las palabras que le abrirán las puertas de la religión islámica y de una nueva vida: «No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta.» Sumisión llegó a las librerías francesas el mismo día del trágico atentado contra Charlie Hebdo y Houellebecq, acusado de islamofobia o de dar alas a la extrema derecha, afirmó: «No tomo partido, no defiendo ningún régimen. Deniego toda responsabilidad. He acelerado la historia, pero no puedo decir que sea una provocación, porque no digo cosas que considere falsas sólo para poner nerviosos a los demás.»

Año de publicación:2015

14 reseñas sobre el libro SUMISION

Novela distópica de un polemista francés como este autor. Un posible futuro dominado por el mundo musulman en Europa genera cambios sociales profundos en los que los hombres ganan y las mujeres pierden. Por momentos da la novela una sensación de opresión tremenda.


Michel Houellebecq (Saint-Pierre, isla de La Reunión, 26 de febrero de 1956), es un provocador en su literatura, desde lo político y desde lo sexual, sus libros en general incomodan, eso a mi criterio lo convierte en un gran escritor, no por ser un provocador sino por su notable capacidad literaria. En este libro se mete con un tema espinoso para la sociedad francesa, como es la cuestión musulmana, llevada al extremo: ¿qué pasaría si los musulmanes llegan a la Presidencia? Es un libro por demás interesante. MUY RECOMENDABLE


Excelente libro. Como con delicadeza una religión va transformando la vida y la cabeza de un pueblo a partir de convertirse en un estado religioso. Lamentablemente suena predictivo porque en Europa ya se ve la influencia islámica en las costumbres. No hablo mal de la religión islámica sino de su costumbre de querer imponer sus creencias. En Londres, ya gobierna un musulmán moderado, que aunque no se diga fue el motivo del Brexit. Por lo demás un muy buen libro que demuestra que todo puede suceder.


Si tuviera que resumirlo en una palabra: Meh. Mas o menos. Se deja leer y tiene partes un tanto provocadoras e interesantes.El meollo del libro llega tarde y de golpe. Es poco plausible lo rápido que se suscitan algunos hechos. Igual está bien , qué se yo, no me hagan demasiado caso.


Hubiese sido más interesante haberlo leído ni bien apareció. Su sentido de oportunidad le hubiera sumado puntos. Hay gente que odia y otra que ama a este autor. Yo me quedé a medio camino. Estimo que la traducción pudo haberme jugado en contra.


No me mató.


Houellebecq es uno de los escritores contemporáneos que más me gustan. Tiene un poder de crítica de la sociedad actual incomparable. En este libro toma un miedo real de un pueblo y lo lleva al extremo, al sugerir la posibilidad de que Francia se convierta en un estado musulmán.


Una vez más, Houellebecq recurre a la provocación como bandera literaria. Entiéndase esto no como crítica en desmedro de esta notable obra; por el contrario, es una provocación quizá necesaria, sin la imprudencia trágica de Charlie Hebdo, (publicación hija de la idea naive de la ofensa impenitente, tan frecuente en tierras galas). El relato de una Francia moderna bajo el poder (democrático al fin, en esta novela) musulmán. Un escenario donde el protagonista observará tambalear la lírica de "Liberté, Fraternité, Egalité" en pos de un porvenir insospechado, una refundación de esa Nación otrora cuna del liberalismo occidental para dar paso a un horizonte tan inquietante como probable. Porque, en palabras del autor, "Francia es un país de derecha que vota gobiernos de izquierda".


Ver más reseñas