1. ALIBRATE
  2. NOVELA ROMÁNTICA
  3. SOLO UN AMOR DE VERANO

Calificar:

8,1

15 votos

Sinopsis de SOLO UN AMOR DE VERANO

Sofía y Ambrose estaban destinados a colisionar en Cudillero. Ella iba todos los veranos. Él vivía allí. Dos desconocidos que cayeron abrazados a la piscina aquel mes de julio. Cinco años después, Sofía vuelve dispuesta a cumplir una vieja promesa y romper cualquier vínculo que le ate a Ambrose. Pero él está distinto. En su intensa mirada azul hay una dureza desconocida. Y todo se complica. Da igual lo que intente apartarle de su mente, recuerda los atardeceres reflejados en las olas. Recuerda subir a Marte. Recuerda que le partió el corazón. Esta es la historia de una chica. Un chico. Y un puñado de quizás. Porque hay huellas en la arena que ni el viento es capaz de borrar. Porque hay amores de verano que sobreviven al paso del tiempo. o no.

8 reseñas sobre el libro SOLO UN AMOR DE VERANO

LOS PROTAGONISTAS: Ambrose: es un adolescente que vive en Cudillero, tiene muy claro lo quiere, ama con todas sus fuerzas el mar, encuentra la belleza hasta en el más mínimo detalle y además posee un gran sentido de protección hacia los que ama; su mamá, su abuelo y sus mejores amigos: Roi, Candela,Teo y John. Sofía: es una chica que parece ser la típica niña rica, que pasa cada verano en Cudillero con sus padres, muchos piensan que es creída e inalcanzable pero en realidad es una mujer noble, llena de luz y que a pesar de las adversidades ama la vida. Aquél verano... Sofía y Ambrose se conocen de una forma muy peculiar y de inmediato inician una hermosa amistad que poco a poco se empieza a convertir en algo mas, y toda está aventura también incluirá a la familia y a los mejores amigos de Ambrose. Un Otoño... Sofía toca la puerta de Ambrose cinco años después, al verla el chico le cierra la puerta en las narices. Aquí podemos ver qué el chico de los ojos de mar se ha vuelto amargado y sombrío. Pero.... ¿Que paso al final de aquel verano, para que las cosas cambiarán tanto? Está será la pregunta constante que nos haremos página tras página cuando la autora empiece a conectar " Aquel verano" con "Un otoño". MI OPINIÓN: Aquí debo de empezar diciendo que, el libro me pareció totalmente hermoso, desde su portada, hasta la forma en que está estructurada la historia. La prosa de la autora es delicada, bella, casi poética y la forma en que va conectando el pasado con el presente es magnífica; sin ningún tipo de fisuras. También lo que me gustó es que repite un par de escenas clave de la historia desde diferentes perspectivas haciendo un manejo correcto de este recurso. Lo cierto es, que es un libro de romance pero la historia va mas allá, manejando diferente matices y emociones. El misterio de lo que pasó en "aquel verano" me mantuvo en vilo durante prácticamente la mitad del libro; aquí tenemos una historia llena de risas,de amor y de ilusiones pero... Cuando por fin se sabe la verdad el corazón se me rompió en mil pedazos y desde ahí no pare de llorar. También debo mencionar que cada uno de los personajes es entrañable, sobre todo por qué los sientes muy reales y todos se te meten en el corazón. En la realidad a mí me pareció un libro perfecto; con una historia bien construida, adictiva y sobre todo imborrable y que sin lugar se ha convertido en una de mis favoritas. Para mí es un cinco estrellas.


Desde que vi la portada y leí la sinopsis de este libro me dije tengo que leerlo, cuando por fin salió dejé las lecturas que tenía pendientes y me puse con el al instante. Anteriormente había leído dos libros de Alexandra Roma, ambos eran muy diferentes en cuanto a trama pero me ocurrió lo mismo me dejaron un poco indiferente, me habían dicho que no eran de los mejores y que le volviera a dar una oportunidad a la autora. Por esta razón cuando empecé el libro no iba con altas expectativas, sólo con la mente abierta a lo que podría encontrar y vaya sorpresa que me llevé. Me he encontrado con una historia que por momentos te desgarra el corazón, en otros te lo llena de una alegría inmensa y en otros te hace caer perdidamente enamorada de un asturiano. Narrada de una forma tan delicada que hace que te pierdas en sus páginas. Sofía es una chica que cada verano viaja por unas semanas a Cudillero para desconectar de la ruidosa ciudad de Madrid. En el pueblo la conocen como la típica chica rica que sólo está de paso, sin embargo, algo cambia cuando Ambrose Oliver decide aparecer en su casa de madrugada y ambos terminan abrazados en la piscina. En ese verano Ambrose no sólo abre su corazón a Sofía también a su vida y a su familia. Hasta aquí la historia puede resultar bastante cliché, pero no es para nada eso porque algo ocurrió. Cinco años después Sofía toca a la puerta de Ambrose y lo que se encuentra no es para nada lo que esperaba. Frente a ella está la sombra del chico que conoció ese inolvidable verano cerrándole la puerta en la cara. Desde el principio sabes qué algo pasó para que los protagonistas se distanciaran, pero al no decírtelo inmediatamente empiezas a formular hipótesis de lo que pudo haber sucedido, así que vas todo el libro temiendo que llegue el instante en el que te lo revelen y que llegado ese punto se te rompa el corazón. Nada te prepara para afrontarlo, pasa de golpe, incluso pensaba no puede ser, esperaba con un poco de esperanza que algo cambiara, esperanza que se desvanecía con cada página que leía. Lo que al principio eran risas y diversión pasando ese momento era un no parar de llorar, de sufrir al ver esos ojos color mar convertirse en hielo. La vida cambia en un instante pero depende de nosotros cómo afrontar ese cambio. El libro está narrado en pasado lo que vivieron en ese verano y en otoño que es el presente; por lo que poco a poco vas uniendo esos hilos que parecen no tener sentido. Un verano lleno de colores, mar, canciones, abrazos y besos de una golondrina. Un otoño gris, teñido de culpa e indiferencia hacia esa persona que te hacía sentir todo con una mirada. Una historia de amor, amistad y familia atravesada por una tragedia. Un amor de verano que desea ser algo más. Una historia de perdonar, de enamorarse y de segundas oportunidades, que te llega al corazón, escrita con una pluma preciosa y delicada. Además de tener unos personajes que te marcarán, porque si yo hubiera tenido la oportunidad también me hubiera gustado que Roi, Jhon, Teo, Cande, Esteban, Noruega, Álvaro y Ambrose fueran parte de mi familia. Me encantó conocer a Roi el chico de la eterna sonrisa, el divertido. A Cande la chica dulce e introvertida. A Jhon el chico de aspecto duro pero de enorme corazón. A Teo el chico tímido, responsable y leal. A Esteban el viejo gruñón que era como un padre para todos. A Noruega la madre dispuesta a darlo todo por su hijo, con una voz única. A Álvaro el amigo que te da su apoyo incondicional. A Sofía risueña, directa, pasional. Y por supuesto a Ambrose impulsivo, soñador, entregado y leal. El chico que lleva el mar en los ojos y no solo por su color también por su pasión para descubrirlo. Todos ellos son olas, son únicos. La ambientación ha sido preciosa podía imaginarme perfectamente paseando por las calles de Cudillero, viendo esas increíbles vistas desde un faro o simplemente disfrutando del mar. Con este libro me han dado unas ganas inmensas de ir a allí, he visto varias fotos por internet y me parece un lugar muy bonito para visitar un fin de semana y por qué no tal vez también conocer a un asturiano que me enseñe a ver los colores de un atardecer en el agua del mar. Alexandra Roma es una autora que me alegra haberle dado otra oportunidad. Al haber leído antes dos libros de ella que no me había convencido del todo, pensé que no era para mí pero después de leer éste, no puedo esperar para leer más de ella, deseando que me sorprenda y me enamoré tal y como hizo con esta historia. Es un libro que recomiendo absolutamente si como como yo aman enamorarse y sufrir al mismo tiempo, porque van a llorar, se los advierto. Y bajo advertencia no hay engaño.


4.7🌟 «Ambrose solo desvió la mirada de su madre un segundo para observar a la artífice de lo que estaba ocurriendo. Solo un segundo. En un segundo, ciento sesenta y seis fragmentos se desprenden de nuestra piel. En un segundo supo que esa noche la besaría.» No creo que tenga palabras suficientes para decir lo mucho que me ha gustado este libro. Y solo diré: Alexandra Roma lo ha vuelto a hacer. Después de haber leído «Hasta que el viento te devuelva la sonrisa» no creía que encontraría un libro de la misma autora que lo superase, pero entonces escribió este libro, y aunque no creo que lo supere, sí que se le acerca mucho. Yo pensaba que «Solo un amor de verano» sería una lectura fresca, saliendo un poco de la intensidad que le pone a sus libros anteriores... Pero no, me equivoqué por completo, me ha hecho llorar una y otra vez, porque Alexandra es el tipo de escritora que sabe cómo sumergerte en sus historias, con una narrativa preciosa y atrapante, que te hace marcar cada página y frase; es ágil, adictivo y rápido de leer (literalmente me lo terminé en un solo día), con unos personajes tan bien estructurados y con sus propias personalidades que lo hace muy real. En «Solo un amor de verano» nos encontramos con justamente eso: Sofia Quintana proviene de familia adinerada, y cada verano, ella viaja a Cudillero, mientras que Ambrose Oliver vive allí. De una manera bastante interesante, ellos se conocen, y luego de ese instante, es imposible negar la atracción que ambos sienten el uno por el otro. Pero no solo los tenemos a ellos, porque también nos encontramos con el maravilloso grupo de amigos de Ambrose: Candela, tímida y un poco reprimida; Teo, el listo, el más niño de todos (a pesar de tener la misma edad que los demás) y más tímido que Cande; el serio John, grandote y enamorado de la mamá de Ambrose; y Roi, el chistoso y extrovertido, que no puede evitar ser el centro de atención a cualquier lugar que va. El libro está narrado a dos tiempos, «aquel verano» se refiere al pasado, en ese verano que pasaron todos juntos, y «un otoño», donde estamos en el presente, cinco años después, y nos enteramos de que hay una gran ruptura en la relación que tenían Ambrose y Sofía, y que, justamente cinco años después, en otoño, se vuelven a encontrar. Así que, ¿qué pasó en aquel verano? Sofía y Ambrose, junto con su grupo de amigos, empiezan a pasar juntos todo ese verano, no se puede negar la gran atracción que se tienen y cómo les encanta picarse el uno al otro, y nuestra protagonista logró encajar perfectamente con todos. Y también quisiera decir lo mucho que amé a los demás personajes: la mamá de Ambrose, Álvaro y al abuelo Esteban, qué gruñón. Cinco años después se vuelven a encontrar; y conocemos a un Ambrose frío y serio, nada que ver con el anterior. Me gusta cómo la autora compaginó los capítulos del pasado y presente, sabiendo cuándo pasar a qué tiempo, para que la historia se una y se entienda en el momento perfecto. Siempre me ha gustado la inclusión que tiene Alexandra en todos sus libros, inclusión de todos los tipos. Es algo que hace que se valore mucho más su trabajo. «Solo un amor de verano» lo sentí como magia, con intensidad y una gran adicción que me hacía el no poder parar de leer. Y debo admitir que soy subjetiva, puesto que en alguna reseña, les dije que yo doy mi puntuación por todo lo que me hizo sentir el libro, sin importar qué clichés tenga, o lo llana que sea, a mí me importa lo que me llega a transmitir el libro, y este a mí me hizo sentir mucho. En fin, este libro me hizo llorar en muchas ocasiones, el saber la razón de todo, hace que te rompas en mil pedazos, y que llegues a sentir empatía por todos los demás. No fue perfecto, sé que no, y también sé que a muchos no les gustará, pero a mí sí me encantó, y me parece que es un libro para leer más de una vez. Para los amantes del romance, todos deberían darle una oportunidad. «Y, cuando terminaron, de una vez por todas se produjo el milagro, sí, milagro… Sofía Quintana y Ambrose Oliver se abrazaron. Y puede que el mundo no temblase, pero ellos sí que lo hicieron.»


Es el primer libro que leo de la autora y ya estoy deseando leer el resto, ha sido muy fácil de leer y me ha enganchado bastante (como que lo he leído en dos tardes). Esta novela me ha sacado de mi vida para transportarme hasta Cudillero durante toda la lectura, he sentido cada letra y he reído, soñado, sufrido y me he emocionado con cada uno de los protagonistas... Sin duda, la recomiendo al 100% ❤️


Es una historia narrada a dos tiempos "Aquel verano" (5 años atrás) y "Un Otoño" (presente) Aquel verano nos recuerda a nuestra época de juventud, el primer amor, ésas mariposillas en el estómago. La ambientación es en Cudillero, un pueblecito de Asturias donde vivireis junto a Sofia&Ambrose ésas verbenas de verano junto a su pandilla de amigos, baños y risas en la playa, ésos encuentros furtivos para admirar el brillo de las estrellas y ésas confesiones frente al faro. El presente nos transporta al Otoño gris y lúgubre sin esperanza y con un misterio por resolver que incita a seguir leyendo. Sofia&Ambrose están cerrados en banda, guardan dolor y reproches que hacerse. Lo ireis descubriendo todo mediante flashbacks al pasado. El personaje de Noruega (madre de Ambrose) me ha encantado, una madre joven que entiende y se pone en la piel de su hijo y mi querido Esteban me ha robado el ♥️ La historia no me enganchó hasta la pag 200 aprox. La parte del pasado tan juvenil, plana con diálogos insulsos se me hizo un tanto aburrida, en cambio el presente me enganchó con ésa incógnita que ansiaba descubrir. Resumiendo, es un libro de romance juvenil que no se centra ahí sino en temas más importantes como el amor incondicional por la familia, la amistad eterna verdadera y aprender a derribar ésos muros interiores que construimos como una coraza inquebrantable para no sufrir dejándonos llevar.


Le sobraban páginas, se me hizo aburrido casi todo el libro, no conecté con los personajes y no lo volvería a leer nunca


¿Cuántas veces sientes que, al acabar un libro, hasta los agradecimientos son dignos de reseñar? La pluma de Alexandra siempre es digna de disfrute, ya sea por sus reflexiones, o por su increíble forma de trazar los personajes de la historia. Una novela que une el pasado con el presente de una forma impresionante, con los recuerdos del verano en un pueblo de la costa asturiana y sus atardeceres de color pastel, mientras el sol deja paso a la luna. Un amor de verano marcado por el recuerdo, no solo entre dos personajes principales. Entre ellos, tan diferentes y a la vez tan similares, sino por los de una pandilla de amigos que hacen que cada momento de la lectura sea inolvidable, tanto para ellos como para el lector. Volver al pasado tras unos años, a través de los deseos y de los recuerdos. Ambrose, es un personaje que deja huella. Distante, fuerte y atrevido, pero también: débil, cercano y con una barrera enorme que superar. Sofía, la que cumple sueños, los suyos. Pero también con la capacidad de crearlos en los que la rodean. Los personajes secundarios son únicos, cada uno en su esencia, aunque aparezcan poco o mucho, son de los que dejan huella a lo largo de la lectura. Quiero destacar el personaje de Jimena, la madre de Sofía, la escritora de novela negra. Que, aunque no tenga voz propia en la historia, me ha parecido un personaje, siendo lectora, digno de recalcar, por su genialidad. Entre olas, junto al mar, y con muchos sueños por cumplir. Olas que chocan con las rocas y traen de vuelta los sentimientos a colisionar con el pecho. Sin duda, es una historia que recomiendo y mucho, para disfrutar tanto de su verano como de los que pudieron ser… los veranos de tu adolescencia. Alexandra, Gracias por la tinta* https://best22witches.com/solo-un-amor-de-verano_-alexandra-roma_-titania-editorial/ @best_22_witches


La manera de escribir de Alexandra Roma hace que suspires y te emociones durante todo el libro. Los personajes me han gustado mucho, hasta sentí que estaba en Cudillero con ellos disfrutando del verano, la historia de Ambrose y Sofía se me ha hecho linda, y también muy amarga, debido a las cosas que tuvieron que pasar debido a lo sucedido aquel día de verano; en esta historia no todo es color de rosas, pero se siente real, y creo que es lo que más me ha gustado.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ALEXANDRA ROMA


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELA ROMÁNTICA


FRASES DEL LIBRO SOLO UN AMOR DE VERANO

Querer a veces es saber decir adiós."


Publicado porAdeline

Hay verdades más grandes que uno mismo."


Publicado porAdeline

Hay cosas imposibles de borrar, que forman parte de lo que eres, de quien eres."


Publicado porAdeline

–De ti me gustaría saber hasta los sueños que nunca recuerdas.”


Publicado porAdeline

Cuando se borra cualquier motivo para mantener a alguien en tus pensamientos, eres libre para olvidarle."


Publicado porAdeline