Sinopsis de SIRA

La segunda gran guerra ha llegado a su fin y el mundo emprende una tortuosa reconstrucción. Concluidas sus funciones como colaboradora de los servicios secretos británicos, Sira afronta el futuro con ansias de serenidad. No lo logrará, sin embargo. El destino le tendrá preparada una trágica desventura que la obligará a reinventarse, tomar sola las riendas de su vida y luchar con garra para encauzar el porvenir. Entre compromisos, intrigas y hechos históricos que marcarán una época, Jerusalén, Londres, Madrid y Tánger serán los escenarios por los que transite. En ellos afrontará desgarros y reencuentros, cometidos arriesgados, hondos sentimientos y la experiencia de la maternidad. Sira Bonnard —antes Sira Quiroga, antes Arish Agoriuq— ya no es la inocente costurera que nos deslumbró entre patrones y mensajes clandestinos, pero su atractivo permanece intacto. Vuelve Sira, carismática e inolvidable. Cuatro destinos. Dos misiones. Una mujer. Vuelve la protagonista de El tiempo entre costuras, caminando con paso firme hacia la madurez. Descubre todas las novedades de la nueva novela de María Dueñas en las redes sociales de la autora.

55 reseñas sobre el libro SIRA

“Sic Gloria Transit Mundi” es la primera frase que se me ha venido a la cabeza cuando he terminado “Sira”, de Maria Dueñas. Recuerdo todavía hace 11 años cuando leí “El Tiempo entre Costuras”, antecedente directo de “Sira” y me dan ganas de echarme a llorar. Terminé el primer libro entusiasmada y totalmente embebida en la historia de esa costurera madrileña trasplantada a Tánger y reconvertida en espía en varios lugares a favor del Servicio Secreto Británico durante la II Guerra Mundial. Era el primer libro de María Dueñas y pensé que tenía delante de mí una gran escritora que había que seguir la pista. Y la fui siguiendo y cada una de sus siguientes novelas fue una decepción más grande para mí. Ahora que ha publicado por fin la secuela de su gran éxito, no podía por menos de leerla por los viejos buenos tiempos, a pesar de que tenía serias reticencias ya en contra de su autora por todas las novelas fallidas que me he leído de ella durante los últimos años. Empecé “Sira” con la mejor voluntad de reencontrarme con esos personajes que me atraparon en la lectura de “El Tiempo entre Costuras”. Eran personajes con carne y con sangre que han permanecido en mi memoria sin esfuerzo. Y en “Sira” me he encontrado con casi todos ellos, pero los años los habían deslucido hasta dejarlos irreconocibles, fríos y sin alma. Desde la misma Sira hasta la entrañable Candelaria, pasando por el incombustible Félix, todos han perdido su esencia. El único que la mantiene es el malvado seductor Ramiro Arribas, reconvertido en el nudo gordiano de esta historia. Teóricamente el argumento gira en torno a Sira y sus visicitudes para encontrar definitivamente su lugar en el mundo. Para ello, la autora nos da un paseo por la Palestina de justo antes de la constitución del Estado de Israel, para llevarnos luego a la Inglaterra empobrecida de postguerra y seguir después con los sitios donde se desarrolló la trama de la primera parte, fundamentalmente Madrid y Tánger. Y también utiliza personajes muy famosos de la época, como Eva Perón y Bárbara Hutton, para enhebrar una historia deslavazada y absolutamente increíble. Sira vuelve a trabajar para el MI5 cubriendo la visita de Eva Perón a España como reportera para informar sobre la mujer fuerte del régimen de Perón. También la contratan después para valorar el palacio en Tánger de Bárbara Hutton y sus posibles fallas de seguridad. Pero ambas tramas acaban pasando de motivación principal a ser solo un telón de fondo para que aparezca en escena el malvado Ramiro Arribas a poner de nuevo patas arriba la vida de Sira. Aparte de la absoluta inverosimilitud de las andanzas de Sira por España y Tánger, nos encontramos también con una narración pesada, reiterativa y aburrida sobre Eva Perón y su entorno y Bárbara Hutton y una de sus joyas. Queriendo lucir su exhaustiva documentación, María Dueñas se pasa muchísimo en su descripción de los personajes famosos y llega un momento en que el libro, más que una novela, parece unas biografías. Y, por otro lado, desde el punto de vista estrictamente narrativo, el libro tampoco parece una novela; más bien es un diario, ya que los diálogos brillan por su ausencia y el argumento avanza centrado sólo en la narración en primera persona de Sira, como centro del universo. En resumen, una vuelta al pasado exitoso totalmente fallida. Y siento tener que decir esto, porque los personajes de la primera parte siguen vivos en mi memoria, llenos de fuerza y sentimiento. Pero son casi imposibles de reconocer en las caricaturas en que se han convertido en esta segunda parte.


¡¡¡"Marabilloso"!!!...


Lenta,aburrida y demasiado descriptiva,solo puedo decir que por fin se acabó.No la recomiendo.


Lectura larga, aburrida y llena de descripciones con una primera parte que rompió mi corazón, dónde nos encontramos con una Sira Quiroga que por fin encontró un hombre bueno para compartir su vida, con quién se traslada para acompañarlo en una peligrosa misión, luego de lo cual la vida de Sira cambia dramáticamente, teniendo la misma que trasladarse primero a Inglaterra, luego a España con una misión en mi opinión de poca relevancia para posteriormente ir a Marruecos en una misión aún más irrelevante.


Le presté el libro a una amiga y su comentario fue: entretenido. Y sí, es entretenido, como todos aquellos libros que yo he dado en llamar literatura “Forrest Gump” ( los que recuerdan la película lo verán bien claro), se trata de poner un protagonista, sea interesante o no, en el lugar y el momento en que suceden hechos conmovedores. En general, lo que nos entretiene no es lo que le pasa al protagonista sino el hecho histórico. Y por la magia de la escritura, el protagonista se trasladará luego, oh casualidad!, a otro lugar donde suceda otro evento importante. Un claro ejemplo de este tipo de literatura es “Dime quién soy” de Julia Navarro. Aquí la autora se queda corta, los sucesos históricos van perdiendo fuerza y al final se diluyen en la nada misma. Resumiendo entretiene lo que cuenta, pero no cómo lo cuenta. Lo suyo es un relato detallado de hechos interesantes, pero sin ningún vuelo creativo. Muchas descripciones son demasiado puntillosas y pesadas. Comete también algunos errores históricos, que se perdonan porque es un novela. El final es plano, aburrido y previsible. Sin embargo, como dijo mi amiga, el libro es entretenido.


Terminé la novela. No fue para nada lo que pensé. Si tendría que darle un puntaje seria un cuatro, me siento defraudada. Una serie de hechos que no tienen nada que me acerque a "El tiempo entre costuras".


Me he acabado la primera parte y me a gustado mucho esta segunda parte de Sira veo que será muy interesante


De una de mis autoras favoritas, este libro es la segunda parte de "El tiempo entre costuras", una obra que intenté leer varias veces así como ver la serie y nunca logró engancharme. Sin embargo esta segunda parte me gustó mucho, por presentar varios temas históricos importantes tales como la visita de Eva Perón a una España franquista que la recibió con un lujo obsceno cuando su gente estaba viviendo en la pobreza más absoluta, me gusta que la autora refleja el carácter imperfecto de una mujer que ha sido venerada e idealizada (los argentinos tienden a hacerlo) presentándola con su deseo de ser reconocida y elogiada en Europa y por el Papa, con sus imputualidades recurrentes y sus cambios de humor. También presenta el papel histórico de la BBC en la publicación y difusión de ideologías tanto políticas como culturales, la lucha encarnizada entre judíos , palestinos e ingleses que se peleaban el poder antes de ser declarado el estado de Israel tal cual se conoce hoy. El Tanger (Marruecos) tan cosmopolita y tan lujoso al estilo del Mónaco actual, donde por fin logra establecerse el personaje principal: una hábil espía de los servicios británicos que lidia con su trabajo y su vida personal.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR MARÍA DUEÑAS


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA