COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de SIDI

El autor retrocede al conocido como “Siglo de las Cruzadas” con “una historia de exilio y frontera, de lucha por sobrevivir en un territorio hostil, indeciso y de fuerzas encontradas”. Según ha anunciado hoy la editorial, Sidi narra la aventura de un guerrero desterrado que viaja con una hueste que lo respeta y lo sigue y “cuyo carácter y sus hechos de armas lo convertirán en una auténtica leyenda viva”.

Año de publicación:2019

49 reseñas sobre el libro SIDI

La literatura reúne dos grandes figuras, la de Rodrigo Diaz de Vivar y la de Arturo Perez Reverte, controvertido aquel, reafirmado este. Sin hurgar demasiado en las razones, conveniencias , Pérez-Reverte , explora mayormente la faceta de hombre de armas, dueño de si, y caudillo incuestionable. Desnuda de la Leyenda al Cid , para, vestirlo con sus hazañas más propias de hombre curtido en la guerra que de caballero armado en las cortes. No ensalza ni denosta, más bien dibuja con trazos literarios precisos, con frases contundentes la actitud, que no la personalidad de este perenne y legendario héroe. Para unos , villano, para otros. Desmitifica la leyenda para entregarnos un esto si. Exquisito “ relato de fronteras “ La historia, si no de todos conocida, si asequible a cualquiera, la original, o alguna de sus múltiples versiones. Desterrado de Castilla, enraizado en el castellano, un hombre, un caballo ( Babieca ) y su historia, al mas delicioso estilo de Pérez-Reverte


Excelente actualización de la historia de Don Rodrigo Ruiz Díaz de Vivar, el Sid Campeador. Dueño de una pluma magnífica este autor nos devuelve a varios personajes conocidos, pero con una nueva mirada. Hermosa obra.


Reverte podria haber emcauzado a rodrigo diaz de vivar, como cualquier historiador, o un mercenario o un héroe. Pero reverte no es historiador, y aunque se ha pegado un buen trabajo de documentación, se ha centrado en crear un personaje, su cid, que es héroe y villano, ni malo ni bueno, solo un superviviente. Y elige el periodo del primer destierro del rey Alfonso VI de su amada castilla, y se dedica a lo que mejor sabe, guerrear, con un grupo de hombres curtidos en mil batallas, que le siguen a ojos ciegos, en busca de un trozo de pan. No hay mejor sitio para ganarse la vida, como soldado o como ejercito a sueldo en esa epoca, que la marca, una linea froteriza que separaba nada menos que, valencia, zaragoza, lerida, aragon, castilla, navarra y el condado franco de barcelona, lleno de reyes y reyezuelos y por supuesto todos avidos de conquista y poder. Le ha salido a reverte un libro soberbio, el mejor que he leido del autor hasta la fecha. El dominio de la palabra y la escritura del señor Reverte es de sobra conocido, pero en esta ocsion los Ángeles del cielo de poe, mueren de celos y envidia. No está a la altura de los grandes autores de novela histórica, pero casi, casi. Hay escenas donde creeras que te ha salpicado la sangre. Un pero, podria haber escrito un solo volumen, y darnos un libro mas estenso por el mismo precio. Habrá mas sidi, o me cortare las venas! Excelente trabajo!


SIDI es mi primer libro de Pérez- Reverte y yo creo que no ha mejor forma de empezar a leer este autor que con este maravilloso libro. El autor nos presenta con un lenguaje pulcro y exquisito uno de los personajes mas controvertidos de la historia. El cid Campeador. La historia comienza con el exilio de Rodrigo decretado por el Rey Alfonso, nuestro protagonista con una hueste a su cargo va en busca de algún patrocinador que le permita vivir. Nuestro Sidi (como le apodaron los musulmanes) es un sobreviviente de frontera, el autor no se decanta ni lo juzga, deja a criterio del lector pensar si el mismo es un mercenario o un sobreviviente. En una península Ibérica donde los reyezuelos tienen mas grande el ego que sus dominios, él termina en la corte del rey moro de Zaragoza luchando por el pan de cada día junto a varios personajes muy interesantes (Diego de Ordoñez) El autor, en una entrevista sobre el libro, habla que quiso dotar a su cid de un gran liderazgo, y eso se nota en el libro. Tiene un final muy abierto. Espero con ansías su segunda parte. Perez- Reverte acá tenés un fan de tu Sidi.


En un entretenido relato de las luchas libradas por Ruy Diaz y su hueste a quién consideraba su familia, Pérez Reverte realza el concepto de lealtad y liderazgo. Un hombre que se destacó por su humildad y respeto por el otro, ese líder a quién todos llaman Sidi siempre se consideró uno más y jamás abandonó a los suyos.


Con el exquisito lenguaje que caracteriza a Reverte, narra las andanzas de Rodrigo Diaz de Vivar (Sidi para los musulmanes) luego de su destierro de su amada Castilla. Junto a un grupo de fieles guerreros luchan para sobrevivir en una España dividida en varios reinos cristianos y moros. Con maestria, y bien documentado, relata la realidad de la época y describe las cruentas batallas que enfrentan Sidi y sus huestes, haciendo sentir al lector las sensaciones vividas por los luchadores. Describe al protagonista como un lider, leal a sus hombres y a quien al que presta sus servicios. El final queda abierto y el autor seguramente nos deleitatá con una continuación de esta gran historia. Espero ansioso que así sea.


La maestría narradora del autor queda de manifiesto una vez más, al igual que el excelente trabajo de documentación. Personalmente no me siento identificado con el aroma a hombría guerrera que me alcanza con su lectura. Me atrae más ese romanticismo épico que suele envolver a personajes históricos tan relevantes como el protagonista del relato.


Reverte vuelve a la epopeya que tanto le gusta y tan bien maneja, para escribir su propia versión de la legendaria historia de Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como el Cid. En ella se aleja de los valores mágicos y el patrioterismo burdo que suele atribuirse al personaje, para construir un perfil más realista, de tono austero y épico, pero también pragmático y oportunista, cualidades del caballero a sueldo y más acorde con el sentido común de la época. Una época marcada por la coexistencia siempre conflictiva entre reinos cristianos y musulmanes en la Península, fértil en reyezuelos ambiciosos y guerreros parias que ponían en venta su brazo guerrero. La estructura narrativa es convencional, tercera persona para la descripción de escenarios y abundantes diálogos que delimitan las escenas nítidamente, pero que dibujan personajes planos y estereotipados. También utiliza el monólogo para evocar los pensamientos de Ruy Diaz, que van avanzando su biografía y trayectoria hasta el momento de su destierro, punto de partida de la trama. Todo gira en torno a la figura de éste, aparece en todas las escenas y el resto personajes gira en torno a su órbita. Lo mejor, los momentos bélicos, que el autor maneja con ritmo y destreza adictiva, describiendo las batallas sin ensimismamiento barroco, pero atento a los detalles en su recreación. Son los únicos matices que vamos a encontrar en una novela, por lo demás, demasiado deudora del género, y tramas poco memorables, donde puedes sentir el polvo del camino y la sequedad de la guerra, junto a la enternecedora camaradería de soldados que acaban por aburrir.


Ver más reseñas

Más libros del autor ARTURO PÉREZ-REVERTE


También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases del libro SIDI

Eres uno de esos raros hombres fíeles , no a una persona si no a una idea. En tu caso una idea egoísta, la que tienes de ti mismo

Publicado por:

Edd62

No hay como el hambre, ¿Verdad ? , para cambiar los puntos de vista

Publicado por:

Edd62

- La filosofía y el pensamiento cultivan la mente. - La tengo demasiado ocupada en sobrevivir

Publicado por:

Edd62

Desde tiempos inmemoriales, la única salvación de los guerreros sin patria era no esperar salvación alguna

Publicado por:

Edd62

Y... que , a donde no llegue tu espada, llegue el miedo

Publicado por:

Edd62

En cuestión de afectos, la guerra era el país de los hombres solos

Publicado por:

Edd62

Lucho con uno señor . Y si luego hay otro pues lucho con el otro. Y Dios que me los va poniendo delante, se ocupa de darme ánimo y paciencia

Publicado por:

Edd62

Si vos, señor, me desterráis por un año, yo me destierro por dos. - Ruy Díaz

Publicado por:

Sita_Belen