SANTITOS: SEXO, HUMOR Y REALISMO EN UNA NOVELA MAGICA

MARIA AMPARO ESCANDON

Calificar:

9,0

2 votos

Sinopsis de SANTITOS: SEXO, HUMOR Y REALISMO EN UNA NOVELA MAGICA

Comienza con un milagro: la joven viuda Esperanza está velando a su hija Blanca de doce años, fallecida de forma repentina, después de una operación rutinaria, cuando de pronto se le aparece San Judas TAdeo para darle un importante mensaje: Blanca está viva y ella debe salir a buscarla. Entonces Esperanza inicia una larga travesía no sólo geográfica, sino también espiritual, llena de aventuras, milagros, y dolorosas experiencias que la llevan desde su pequeño pueblo natal en Veracruz hasta los prostíbulos de Tijuana y finalmente a los centros del sexo más sórdidos de Los Ángeles, donde hace un descubrimiento que cambiará su vida para siempre...

COMPRAR EN PAPEL

1 reseñas sobre el libro SANTITOS: SEXO, HUMOR Y REALISMO EN UNA NOVELA MAGICA

UN VIAJE AL INFIERNO TERRENAL Y SALIR BIEN LIBRADA GRACIAS A SUS SANTITOS (NOVELA DE MARIA AMPARO ESCANDON) Resumen del libro: Esperanza es una madre cariñosa que tras quedar viuda tiene que trabajar en una ferretería para mantener a su hija ya que su esposo murió en un accidente automovilístico, él era vendedor de pinturas. Comparte la casa con su amiga de la infancia Soledad ya que su marido también de ella murió en ese suceso, ellas deciden criar juntas a Blanquita, una adolescente de quince años muy mimada por su mamá que un día cae en el hospital muy mala de anginas. De donde misteriosamente muere de una enfermedad muy infecciosa; donde a Esperanza no se le permite sacarla del féretro ya sellado y tiene que enterrarla inmediatamente, ella lo hace pero incrédula el día del funeral se le aparece San Judas Tadeo en el horno de la estufa y le dice que su hija no está muerta, ella no sabe si fue una alucinación y después de enterrarla le platica al padre de la iglesia buscando justificaciones a lo que está a punto de hacer “¿Por dónde empiezo, padre?, es como buscar un pelo de gato en una alfombra mechuda”. Se encuentra con el doctor pero este no la quiere ver y la sacan del hospital los de seguridad; tras su desesperación y una segunda visita de su misterioso santo guardián que le dice: “encuentra a tu hija no importa lo que tengas que hacer”, decide ir al panteón y los perros callejeros la siguen, comienza cavando en la tumba de su hija; cae una tromba y toda la noche se la pasa escarbando al llegar al ataúd lo golpea y siente como si estuviera vacío; tras escuchar unos gritos corre y dos guardias dicen que la quieren llevar a la cárcel se les escapa y llega a tiempo a la misa de su hija que le había dedicado para encontrarla pronto. No sabe dónde comenzar a buscarla y cambia de empleo, se le viene una idea de que una muchachita bonita de quince años quién la puede raptar y cae en cuenta que el doctor la pudo haber vendido para prostituirla y para ello piensa ir a trabajar en un hotel “de esos que huelen a pecado” “donde los camioneros pasan a tomarse un cerveza y... Bueno no quiero decirle la otra cosa que hacen, pero es lo que le están obligando hacer a Blanquita”. Este lugar nombrado la curva, ella sabía que le podían dar pistas. Entra de recamarera hasta que una vez tras escuchar a unos hombres de un lugar que decían que allí había puras jovencitas, ella escucha y le pide información y el hombre viéndola interesada la lleva a un cuarto para dársela y aprovecharse de la situación. “Oiga yo no soy lo que usted cree. Y él sin mirar contestó, entonces: ¿Qué demonios haces aquí? ¿Vienes a rezar?.. Una vez había visto cuando se quedó encerrada como una de las mujeres se le aventaba de la cama a los brazos del hombre y ella lo intento: “cáchame” y salto; el hombre le menciono que le gustaba jugar y al intentar someterla contra la pared de un grifo el hombre no aguanto y se vino sin poder hacerle nada a Esperanza, le dijo que ese lugar estaba en Tijuana “la casa rosada” muy lejos de su pueblo natal en Veracruz, pero ella estaba decidida a emprender el viaje sin nada en las manos más que con la maleta llena de Santitos y con ganas de volver a ver a su hija y decide irse a pesar de las suplicas de su amiga Soledad y del padre que le pide confiar en la justicia sin arriesgarse tanto. Este libro es muy atrapante desde su inicio, siendo ella una persona con mucha fe ya que sale solo con una ilusión a la aventura llena de peligros donde un luchador disfrazado de Ángel visto en una revista durante su viaje cambiara su vida. Y se enfrentara a grandes riesgos como un padrote obsesivo que nunca una mujer se ha resistido a sus encantos que apodan el Cacomixtle que no acepta lo rechace y la seguirá escrupuloso como perro para hacerla suya y su aventura en la “casa rosada” donde la dueña de las mansión doña Trini con su propios tormentos y con un trauma de su infancia guarda un secreto celosamente tras una habitación prohibida, que por ningún motivo pide que se abra. Y después su viaje al otro lado: “no sé qué sea peor, qué se haya ido al otro mundo o al primer mundo”, “pero ni siquiera tengo pasaporte-¿y eso desde cuando es un problema?”, “en California no necesitas hablar inglés. La mitad de la gente habla español.” Estos apuntes nos hablan del tiempo en que está escrita a finales del siglo XX y principios del nuevo siglo donde nos presenta una visión crítica del problema de la migración, el hecho que los mexicanos siempre estamos migrando sin ninguna barrera o muro que lo impida, el crecimiento constante de la natalidad al grado de haber lugares donde no se necesita hablar el idioma inglés. Y el problema grave que es la regulación de la migración: “Fui a ver varios restaurantes, pero en todos querían ver mis papeles. Continuara...