Sinopsis de SALVATIERRA

A los nueve años, Juan Salvatierra quedó mudo después de un accidente de caballo. A los veinte, empezó a pintar en secreto una serie de larguísimos rollos de tela que registraban minuciosamente la vida de un pueblo del litoral. Tras la muerte de Salvatierra, sus hijos viajan desde Buenos Aires para hacerse cargo de la herencia: un galpón inmenso atestado de rollos pintados. Intrigado por la obra monumental creada por su padre, el hijo menor, Miguel, se dispone a ordenarla. Junto con las telas, desenrolla una intriga de secretos familiares que se hunde en el pasado y esparce sus sombras sobre el presente. Salvatierra parece haberlo pintado todo. Solamente falta un rollo para completar el inmenso cuadro pintado por Salvatierra y Miguel siente la imperiosa necesidad de encontrarlo para que el cuadro no sea infinito, para que tenga un borde, un límite.

17 reseñas sobre el libro SALVATIERRA

La lectura de este libro me planteó un verdadero dilema: hasta donde dar segundas oportunidades con autores que no te gustaron? Los descartas inmediatamente o volvés a arriesgarte? Qué deberia hacer con Mairal? Porque en " la uruguaya" me pareció detestable😒, sumamente grosero y hasta casi desagradable😒. Asi que a este tipo yo lo habia empujado sin miramientos al fondo del abismo (sobre todo porque era un libro semiautobiografico y el protagonista era un idiota😶 asi que...quien mas en teoria era un ganso? Solo era sumar dos mas dos). Y...pues no sé que se me dió por leerlo una vez mas 🤷‍♀️...pero me este encantó!!!😃 Es totalmente distinto !!! Con un lenguaje accesible pero muy cuidado y una historia calida y entrañable, " Salvatierra" termina siendo de esos libros que podés recomendar tranquilamente a cualquiera porque tenés la certeza de que siempre gustará. Es más, me parece una excelente opción para salir de un bloqueo lector porque tiene capítulos cortos y una trama amena que pide ser leída. Dos hermanos vuelven a su ciudad natal tras la muerte de sus progenitores porque deben decidir que van a hacer con la obra de su padre. Salvatierra era un hombre que tras haber perdido el habla encuentra en las imágenes una forma de expresarse. El tipo pintó ininterrumpidamente durante 60 años, un cuadro continuo que no tenía final. Pintaba en unos rollos de lienzos que iba desplegando y uniéndolos unos con otros. La cuestión es que cuando los hermanos llegan descubren que falta un rollo. Por qué falta? Se lo robaron? Qué secretos contiene el rollo faltante? El libro es precioso. Sinceramente parece escrito por otra persona🙊. Y me parece una lástima que Mairal sea mas conocido por "la uruguaya" que por este relato hermoso que es infinitamente superior. Parece que seguiré leyendo a este muchacho💃💃💃.


Salvatierra pierde la voz tras un accidente, pero no por ello deja de hablar. Su mudez rompe el silencio en un lienzo kilométrico. Alma, pensamiento y creatividad vencen la resistencia de su garganta y gritan desde el pincel. El es su altavoz. Una obra de arte creada como un diario al que confiesa toda una vida. Como tal, no hecha para ser contemplada sino como biografía a tiempo real. Un escondite de luces y sombras donde los colores brillan o se difuminan según lo que acontece. Un manifiesto de su más intima verdad. A su muerte, los hijos encuentran en un almacén una herencia inaudita: 60 años pintados en rollos de diversas telas unidas entre sí, forman un cuadro que no tiene final. Pero falta una pieza en el exótico puzle de su progenitor. ¿Ocultará esta un pasaje importante o su contenido será trivial? En la búsqueda de la pieza faltante comienza un viaje hacia el desconocido mundo intimista de su padre. Pedro Mairal se sirve de una excentricidad donde su ficción parece una realidad aumentada. Su serena y sencilla prosa activa constantemente la mayor tecnología. Nuestro cerebro. Sin perseguir la excelencia el argentino dibuja una nouvelle donde el protagonista es omnipresente y la escritura está a su completo servicio. El autor desaparece bajo el influjo de un Salvatierra tan divino como humano. Tenemos, como especie, la arraigada mala costumbre de asombrarnos con las debilidades mientras el talento pasa desapercibido a la sombra del secreto conquistado. Vampiros que se alimentan de errores ajenos mientras nuestras manchas se secan al sol. Mairal conduce al lector por el camino de la necesidad de conocer la pieza que falta sin que importen las consecuencias mientras lo verdaderamente elogiable danza a nuestro alrededor. Asumimos las fortalezas de Salvatierra como algo cotidiano y nos centramos en perseguir sus debilidades. Muerdo el anzuelo, claro. No escapo a mi condición. Una novelita sencilla pero muy lograda sobre un pintor que por desgracia, nunca existió.


Me gustó, más aún que "La uruguaya" es un libro simple, una historia chica, pero una prosa poética muy delicada. No es un libro pretencioso y eso se agradece.


Novela pequeña en su extensión pero grande en su contenido. Sencilla y compleja, que cuenta mucho con poco. Es la historia de unos hermanos que tras morir su padre y buscando entre sus cosas, comienzan a conocerlo. Salvatierra es un chico que tras quedarse mudo después de un accidente decide volcarse con la pintura. Pasa todas las horas del día pintando, aunque solo pinta un cuadro, uno muy extenso de más de cuatro kilómetros donde refleja toda su vida. Sus hijos encuentran esa pintura y en ella descubren muchas cosas. Gran descubrimiento el de este escritor argentino, lo seguiré sin duda alguna. Pedro Mairal


Con nueve años, Salvatierra, a causa de un trauma pierde el habla. A raíz de este hecho gana una sensibilidad inusual. Ya de adulto plasma esta sensibilidad en un lienzo, el lienzo de su vida, metros y metros con toda su historia y la de su familia. A la muerte de este, sus hijos Miguel y Luis se han de hacer cargo de la herencia de su padre, especialmente de toda la obra de su padre plasmada en cuatro kilómetros de lienzo y guardados en rollos en un almacén. Pero Miguel descubre que falta un rollo el cual necesita encontrar. Miguel, el narrador, a través del lienzo nos cuenta la vida de su familia, a la vez que va descubriendo detalles de un pasado familiar que desconocía. Con este planteamiento Mairal va desplegando un proceso de búsqueda, de lo que desconocemos de nuestros seres queridos, de lo que se omite, de los secretos familiares. Una historia que te engancha, narrada de un modo magistral.


Un cuento sencillo pero que te atrapa desde el primer momento, invitándote a un viaje en una prosa directa y natural, como ese río que separa las fronteras uruguaya y argentina en el pueblo de Barrancales. Tras la muerte de su padre, los dos hijos de Salvatierra viajan al pueblo de la infancia desde Buenos Aires para recoger una herencia muy especial: un rollo continuo de tela pintada de 4 kilómetros de longitud, donde su padre fue reflejando mediante imágenes su propia vida a lo largo de 60 años. Mientras deciden qué hacer con ella, irán descubriendo a través de las escenas pictóricas, intrigas familiares no resueltas y una biografía paterna llena de claroscuros. Son este tipo de libros donde la brevedad del texto esconde una historia llena de matices y profundidades. Larga vida a Mairal!!


Pese a ser un libro pequeño me ha gustado muchísimo. He leído varios Mairal "la noche de Sabrina Love", "La uruguaya", porque su tamaño es fácil de llevar en el bolso y me gustan las expresiones y modismos uruguayos y argentinos, me gustán C. Piñeiro y E. Sacheri. Sí me habian gustado ambos, pero no para tirar cohetes pero "Salvatierra" me ha llegado muy adentro. Es la historia de una obra de arte que el autor pinta a lo largo de su vida y a través de ella conoceremos a su familia, a su pueblo y a él mismo pero de una manera tan atrayente y tan poética, me atrevería a decir que te la lees de una sentada y aún seguirias. Me ha parecido real.ente magnífica


Dulce, te lleva el rio. Divino


MÁS LIBROS DEL AUTOR PEDRO MAIRAL


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

FRASES DEL LIBRO SALVATIERRA

La página es el único lugar del universo que Dios me dejó en blanco.


Publicado porRafa perez

Nunca fui muy creyente, porque la idea de sumarme un padre espiritual al enorme padre biológico que ya tenía me parecía agobiante. Entendí la frase como «la página es el único lugar del universo que papá me dejó en blanco». Uno ocupa esos lugares que los padres dejan en blanco.


Publicado porSoniagh

... como si quisiera alejarse hasta un lugar donde los vínculos quedaran reducidos apenas a un saludo a la distancia.


Publicado pormanuleta

Mi padre había logrado atrapar lo que a mí se me había escapado de las manos.


Publicado pormanuleta

Así pinta Salvatierra a los pescadores de su infancia, como santos, harapientos, patronos de los peces que nadan en el aire del ramaje, entre chapas, ollas, bolsas, cucharones, que cuelgan de los árboles para que no se los lleve la creciente. (cap. 7)


Publicado pordaniela27

Uno ocupa esos lugares que los padres dejan en blanco. (cap. 38)


Publicado pordaniela27