Calificar
10,0 2 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

En una base militar en Nueva Jersey mantienen custodiada a una vampira terriblemente poderosa. Cuando esta escapa, desata el terror y el apocalipsis en forma de plaga vampírica. Los vampiros asaltan la cercana población de Hillsdale. Allí se juntan varios supervivientes: Sonia, una policía; y Jimmy, un inteligente friki de Star Wars. Ambos acuden al campamento militar, pero lo encuentran abandonado. Allí se encuentran con Elexia, la vampira que comanda a todos los militares para que se suiciden o se dejen convertir en vampiros. En su huida conocen a Jared, un malhablado, violento y bebedor militar de la Guardia Nacional, que deserta de su puesto para ir a matar vampiros. Este es el inicio de una aventura que llevará a los tres protagonistas a luchar por sobrevivir a la plaga a medida que descubren que gran parte de Estados Unidos ha caído. Pero puede que haya una pequeña esperanza, puede que exista alguna manera de vencer a Elexia...

Año de publicación:2019

1 reseña sobre el libro ROJO Nº 1

Debo decirte que no soy (era) especial seguidor de la literatura de vampiros, así que lo primero que pensé al ver el hype en Facebook fue: “Buah… ¿Vampiros?¿Es que no había otro tema menos trillado?”. Dicho pensamiento se diluyó cual superhéroe tras el chasquido de Thanos en cuanto acabé la lectura del fragmento que Carlos Sisí compartió, no recuerdo si en esa misma entrada o en una posterior. Aquella microhistoria hablaba acerca de la relación entre un humano y un vampiro que llevaba muuuuucho tiempo atrapado en el margen del río, entre la vegetación, con las piernas probablemente destrozadas o inmovilizadas bajo un árbol caído y debilitado por la falta de alimentación y la imposibilidad de moverse. En ella ya se adivinaba lo que Carlos Sisí nos iba a ofrecer unas semanas después en Rojo. Porque en Rojo, Carlos Sisí entreteje una historia de vampiros de los de verdad, sin olvidar las raíces que todos conocemos, pero aportando al mito su punto de vista personal, actualizándolo y moldeándolo a su antojo, poniéndolo al servicio de una historia que es trepidante, absorbente y, aunque pueda parecer extraño teniendo en cuenta que trata sobre vampiros, creíble. Al igual que hizo en Caminantes, la inagotable imaginación de Carlos Sisí engendra una amenaza que, poco a poco pero de manera inexorable, va arrasando fronteras hasta alcanzar el nivel de pandemia, global, mortífera y, en principio, imparable. ¿Cómo son los vampiros en Rojo? Cuando hablamos del cine o la literatura de zombis, estamos acostumbrados a que estos se muevan con la discreción de un elefante en una cacharrería: en cuanto aparecen los zombis el mundo se pone patas arriba, el ejército se echa a la calle y las ciudades se llenan de hordas de muertos. El mito de los vampiros se nutre de otras fuentes: tenemos al vampiro por un ser solitario, que sale de noche y se oculta de día, y que mata por alimentarse, por cubrir sus necesidades básicas. Olvídate de eso en Rojo. Carlos Sisí saca a los vampiros de sus cuevas. Son la cúspide de la pirámide alimenticia y salen a reclamar lo que es suyo. Pero no de cualquier manera, no. Con un plan previsto y perfectamente organizados, porque no todos los vampiros son iguales, la pureza vampírica se diluye con los sucesivos mordiscos, de manera que hay vampiros con un poder casi inenarrable mientras que las generaciones menos puras son casi incapaces de moverse siquiera. Y en medio de todo ese maremágnum de colmillos, violencia y sangre, tratan de sobrevivir los humanos. Algunos son reclutados como guardianes o almacenados como alimento para el futuro (vacas). Otros, los menos, luchan por evitar la total aniquilación de la raza humana. Aquí, una vez más, Carlos Sisí nos muestra su mejor versión. Porque los protagonistas humanos tienen entidad propia, se te meten dentro, se convierten en tu familia, y vas pasando páginas con miedo a que les pueda ocurrir algo grave. Sonia, la agente de policía. Jared, el malhablado y violento que a buen seguro se convertirá en uno de tus personajes favoritos. Y Jimmy, un niño de trece años cuyo conocimiento acerca de los vampiros y su frikismo hacia Star Wars y Lego me hace pensar que tiene mucho de miniCarlos. A lo largo de la historia se les unirán otros, que llegarán a convertirse en tan protagonistas como ellos mismos, y aunque en este volumen no me han llegado a calar como los tres primeros, seguro que en el siguiente lo harán con creces. Lo que les deparará el destino, la importancia que puedan llegar a tener en la historia, lo dirán los próximos volúmenes. Pero además de la absorbente trama central, Carlos Sisí va adornando el tronco de la historia principal con múltiples ramitas, capítulos que por sí mismos tendrían la suficiente entidad como para convertirse en relatos breves independientes de Rojo. Como muestra, el relato del vampiro atrapado en el río del que te hablé hace unas líneas. Algunos ahondan en el impacto de la invasión vampírica en gente normal, gente que no llega a sobrevivir lo suficiente como para convertirse en personajes principales, pero cuya historia merece ser contada. Otros versan acerca de la brutalidad del ser humano en situaciones excepcionales, retazos que te harán preguntarte si realmente no nos merecemos lo que nos está pasando. Mi opinión personal e intransferible En pocas palabras, si eres de los que perdiste la fe en el mito después de Crepúsculo, sin duda volverás a ser creyente tras verlo a través del filtro Rojo. Y a nivel personal, de escritor en ciernes a escritor de reconocido prestigio, tengo que decirte que muy mal, Carlos .Has puesto el listón tan alto, que los que escribimos terror vamos a tener que poner toda la carne en el asador si te queremos seguir el ritmo :D.


Más del autor CARLOS SISÍ