1. ALIBRATE
  2. LITERATURA JUVENIL
  3. ROJO, BLANCO Y SANGRE AZUL

Calificar:

8,5

832 votos

Sinopsis de ROJO, BLANCO Y SANGRE AZUL

Alex Clarademont-Díaz, el hijo milenial de la presidenta de los Estados Unidos, es un tesoro para el marketing de la Casa Blanca: atractivo, carismático e inteligente. Lo que nadie sabe es que no soporta al príncipe Henry, el hijo de la reina de Inglaterra. Así que, cuando la prensa sensacionalista se hace con una fotografía que refleja un altercado entre Alex y Henry, las relaciones entre Estados Unidos y el Reino Unido se enfrían. Ambos países trazan un plan para paliar los daños. lo que empieza como una falsa amistad, publicada en Instagram, se va transformando en algo más profundo de lo que Alex y Henry podrían haber imaginado. ¿PUEDE EL AMOR CAMBIAR EL MUNDO?

184 reseñas sobre el libro ROJO, BLANCO Y SANGRE AZUL

Este es uno de los libros que más ganas tenía de leer en los últimos meses peeeroooo creo que tenía demasiadas expectativas respecto a él. Odio cuando me pasa esto. Una relación de enemies to lovers entre dos chicos, aunque lo del odio dura poco, podían haber jugado más con eso. Es además un amor prohibido, debido a que uno de ellos pertenece a la Corona Británica y su deber es tener descendientes, entre otras cosas. Siento que me perdía mucho cuando hablaban de política y de las elecciones en Estados Unidos. No entiendo por qué los hijos de la Presidenta tenían que trabajar en la campaña, dar mítines y tener una vida pública aunque no quisieran. La autora da por sentado que sabes como funcionan las elecciones en EEUU...y en mi caso no es así, así que había momentos que no sabía que estaba ocurriendo con toda la trama política. Tengo que reconocer que creí que el libro sería de otra forma, pero tan solo salvo la relación entre Henry y Alex, el resto me sobra. Ellos son adorables y me ha gustado su historia de amor.


El libro es ameno y entretenido, con frases sencillas y sin detenerse en descripciones innecesarias lo cual agiliza mucho la lectura y hace engancharte e introducirte en sus páginas para no soltarte. Además es un libro cargado de humor que me hizo reir muchísimo,no solo por los personajes sino también por las situaciones que se plantean. La historia está contada en tercera persona desde el punto de vista de Álex, por lo que a lo largo de la historia vamos conociendo todos sus pensamientos y sentimientos ante las situaciones que van sucediendo, por lo que Henry es un misterio en gran parte del libro pero poco a poco vamos conociéndolo gracias a lo que Álex nos va contando de el, aunque si es cierto que me hubiera gustado que hubiera habido en la historia algún punto de vista se Henry. Este libro nos visualiza al colectivo LGBT y nos va mostrando una lucha ante las injusticias, pero también tiene una gran presencia el tema político y que yo no me esperaba, porque me pensaba que solo se iba a centrar en el romance y la verdad es que disfrute mucho leyendo algunas cosas de ese tema dado que es un poco desconocido para mi y creo que la autora lo comenta de manera interesante con un toque de intriga para saber qué sucederá. En cuanto a los personajes Alex y Henry son adorables y maravillosos y durante la historia van madurando y empezando a descubrir sus sentimientos. Sus encuentros son muy apasionados y, otras veces, tan dulces y románticos.


«Así que la historia, ¿eh?» Este libro es hermoso desde el inicio. Un romance dulce, apasionado, real... Un amor que deberían vivir todos, o por lo menos, leer. Tenemos al Primer Hijo de Estados Unidos, Alex Claremont–Díaz y al Príncipe Henry (con muchos nombres y apellidos) de Inglaterra. Un romance que al parecer, ha tenido la llama encendida desde la primera vez que se conocieron, y no lo digo porque se hayan llevado de maravilla, no, más bien todo lo contrario. Posee el cliché que tanto me gusta: de enemigos a amantes. Gracias a un evento de la Realeza de Inglaterra nuestros dos protagonistas se volverán a encontrar, lo que terminará en un escándalo público (no es spoiler, tranquilos) que tendrán que solucionar fingiendo que son amigos. Y así es como inicia la historia. Simplemente, es hermosa y apasionada. La primera mitad del libro estaba en un mundo color de rosa, con una sonrisa de tonta gracias a todo lo que hacían nuestros protagonistas. Se van conociendo más gracias a los correos y mensajes que se envían mientras cada uno está en su país correspondiente. Con alguna que otra llamada que suponían no eran nada. A decir verdad, leí/escuché muchas quejas acerca de que tenía tanta política que se volvía densa; o que en realidad no pasaba gran cosa en todo el libro y que les parecía aburrido. A mí no me sucedió ninguna de estas cosas. No obstante, tengo algunos puntos que hizo que no le colocara las cinco estrellas. Primero; la enemistad que tenían no duró mucho, casi nada. Y definitivamente me hubiese gustado ver más de ese "odio". Segundo; que en la familia de Alex nadie se sorprendiera o tuviera alguna reacción negativa (por así decirlo) cuando se enteraron que era bisexual. Esto lo digo porque antes no había mostrado ninguna señal de que le gustaran los hombres. A lo que quiero llegar, es que no hubo ninguna reacción en cuanto a ese tema. Y tercero; la sencillez con lo que se solucionó la relación entre Alex y Henry en cuanto a la Realeza se refiere. Sabiendo que en ese mundo son tan estrictos y conservadores, terminaron aceptándolo más o menos rápido. Tal vez me hubiese gustado más drama en este aspecto. Sin embargo, disfruté la historia de inicio a fin. Me mantuvo con una sonrisa estúpida en todo momento, tuve momentos de fangirleo intensos y el final, aunque lo veía venir, me hizo sentir aún más feliz. Y eso fue lo que quería lograr la autora (es por esto que le di 4. 5 en vez de 4); en sus agradecimientos dice que nos quería dar una obra que nos diera esperanza y nos llenara de optimismo; algo real, pero a la vez hermoso. Y lo logró, definitivamente. No digo que se convirtió en mi libro favorito, pero estuvo muy cerca de serlo. Todo el mundo debería leer esta novela tan hermosa y dulce.


Simplemente me encantó😍 Me hubiese gustado leer algunos capítulos desde el punto de vista de Henry... Pero me sigue encantando 😂


Empezaré por decir a grosso modo que la relación en sí de principio a fin y en líneas generales entre Alex y Henry sí me ha gustado bastante. Ha tenido sus peros, sus más y menos, pero no por ellos como personajes realmente. Me explico fatal, lo sé. Alex es el hijo de la Presidenta de Estados Unidos. Es un chico con las ideas muy claras, está muy comprometido con sus país y es por eso que estudia Ciencias Políticas. Es el personaje al que más conocemos, ya que la autora nos muestra siempre su perspectiva en tercera persona. Por contrapartida tenemos al príncipe Henry, heredero de Reino Unido. A él lo vamos conociendo a la par que lo hace Alex, por lo que se hace un personaje bastante curioso porque nuestra perspectiva sobre él va cambiando a medida que la relación avanza. De los dos, Henry es el que más me ha gustado, me ha resultado un personaje complejo y me hubiera gustado tener algún que otro capítulo desde su perspectiva. Que sean de países tan distintos, que cada uno tenga sus propias raíces, que al principio se odiaran y cómo luego su relación va evolucionando... Realmente me ha gustado todo eso y ellos como personajes. Creo que podrían hacerse hueco en algún top ten de parejas literarias de este año. Otra cosa muy distinta es que el libro como tal se coloque entre mi top ten de lecturas 😅 Rojo, blanco y sangre azul contiene varios ingredientes para que no pueda disfrutar de una lectura. La estructura de los capítulos me ha desesperado por completo. No es que tuviese capítulos largos: peor aún, los capítulos estaban muy, muy descompensados. Unos eran eternos y otros en cambio duraban seis páginas. El caso es, que si tengo media hora para leer y sé que el libro contiene capítulos largos me pongo la meta de leerme ese capítulo en la media hora que tengo. Ahora bien, ¡bingo! El capítulo que te tocaba era de diez páginas y te sobran ahora 25 minutos, ¿arriesgo a leer otro capítulo? ¿Será largo o corto? A eso me refiero. Otro hándicap en la forma narrativa de la autora es que, además de estar narrado en tercera persona, el tiempo es en presente... Y me ha desesperado. Ya de por sí me gusta poco el tiempo en presente que encima le añadimos tercera persona. Porque presente + primera persona estoy algo más acostumbrada. Así que el resultado a nivel narrativo y estructural ha conseguido que cada vez que me iba a poner a leer me diera pereza... Volviendo a la historia de Alex y Henry, lo que viene a continuación son más gustos personales que otra cosa. En realidad, me parece que el libro ha contado la historia que se nos prometía, luego ya los matices y los transfondos va cambiando según los gustos de cada persona. A mí por ejemplo, que el género romántico no es mi fuerte, la relación entre los dos chicos llegó un punto hacia la mitad del libro que se me hizo demasiado intensita y pastelosa. Y cuando dos personajes llegan a este punto me genera incluso rechazo 😅 Aunque siendo un libro de romance no me ha molestado tanto porque sabía a qué me atenía. Por otro lado, Rojo, blanco y sangre azul no es todo romance, y es que la política entre los dos países protagonistas cobra especial relevancia, y eso a mí sí que me ha gustado. Me parece que le da tranfondo y realismo al contexto en el que transcurre la historia de Alex y Henry. Además, es que ellos son el hijo de la Presidenta y el Príncipe heredero, así que es lógico que la política juegue un papel en su relación, además que lo hace dando cierto salseo (toda la repercusión mediática que puede haber detrás de una relación amorosa entre dos personajes famosos) porque no sabes cómo va a terminar el libro hasta que llegas al final.


Una historia de amor sencilla, rosa, como una película disney donde el amor al final lo puede todo y lo vence todo, la historia de Alex Craremont Diaz y su descubrimiento sobre su verdadero yo y su relación con el príncipe Henry de Inglaterra, el cual inicia gracias a un incidente internacional ocasionado por su rivalidad y odio que le produce Henry, pero que al final era una forma en la que el canalizaba sus verdaderos sentimientos. El inicio se dan una serie de situaciones que los obliga a ambos a tener que pagar tiempo juntos para mitigar los efectos diplomáticos ocasionados por un accidente inicial que los involucra a ambos dándose momentos divertidos en el cual Alex trata de fastidiar a Henry, pero que poco a poco y gracias a un acontecimiento inesperado que lo cambia todo y surge lo que verdaderamente estaba destinado a ser. Sin embargo y a pesar de que lo disfrute muchísimo, siento que careció de momentos más dramáticos para profundizar en este descubrimiento, donde todo se dio de manera fácil y sin repercusiones personales no traumas que pudieran haberse explorado, no hay drama por parte de terceros, es aceptado como si fuera algo esperado, no hay rechazo alguno por ningún lado por parte de la familia y sin embargo se suponía que no daba muestras de ser gay, por otro lado tambien siento que por parte de Henry no hubo tanta dificultad y eso que estamos hablando de lo tradicional que puede llegar a ser el ambiente formado por miembros de la realeza, asi que creo que solo esta centrado en formar una historia muy rosa de lo que es el despertar de la conciencia de alguien que se supone no es gay y de repente ya lo es, pero careció de dificultades más dramáticas y solo con el poder del amor pudieron enfrentarlo y superarlo todo sin recibir rechazo alguno, así que como conclusión digo que es una historia para disfrutarse donde nos emocionará ver como se transforma una relación de rivalidad a un amor melozo pero que carece de situaciones realmente dramáticas que pudieran enriquecerla y hacer más tangible el verdadero poder del amor que nada contra corriente en un mundo donde sabemos es mas despiadado con los que se salen del esquema.


Debo de admitir que esperaba un poco más de drama, aunque luego estuviera sufriendo como buena masoquista lectora, pero es parte de la adrenalina. ¿Me gustó? Por supuesto. Nuestros personajes que son el hijo de la presidenta de Estados Unidos, Alex, y el príncipe Henry, de Inglaterra; desde ahí ves venir una bomba mundial. Cuando los vas conociendo, cuando se desarrolla la relación, la química entre ellos, es... fue... mi corazón se derretía por la miel que derramaban en sus momentos cursis. Cree un bonito cariño a ellos. Otro aspecto que me gustó fue el lazo que tenían ambos personajes con sus hermanas, que te hace ver sin duda que existen personas que dan todo por ti, aunque eso implique meterse en problemas, o hacer ciertos sacrificios con tal de proteger a quienes quieren. Ahora... ¡ah! vamos a lo negativo. No sé si igual pasó en su versión original, el inglés, pero hubo un choque de tipo de narrador en varias ocasiones, es decir, está en tercera persona, y luego colocaba palabras en primero, y era algo muy confuso, te hacía regresar al párrafo anterior para verificar que era el narrador o era un personaje, y no, era el narrador. Un gran descuido igual de la editorial porque debe pasar antes una revisión. Otro aspecto fue la redacción, no puedes evitar compararlo con la clásica estructura de un fanfic, y eso que ya he leído un montón (y me encantan) y existen muchos que son buenos. Doy un voto de fe en que es su primera obra, como que está calentando motores para formarse mejor como escritora, donde ahí viene otro detalle: la historia tenía potencial, mucha, pero le faltó amarrar esa idea, haciendo que pensaras que la cantidad de hojas pudo bien sido más reducido. Fuera de ello, disfrutas la lectura y se queda en un ladito de tu corazón que lo guardará con cariño.


Resumen: Alex Clarademont-Díaz es el hijo de la presidenta de los Estados Unidos. Henry, es el príncipe de Inglaterra. Dos chicos que aparentemente no se soportan. Durante una boda real en Inglaterra ocurre un incidente entre ambos y salen a la luz unas fotografías que ponen en peligro la relación internacional de los dos países. Por eso, se pone en marcha un plan para hacer creer al público que en realidad son amigos. Sin embargo, poco a poco las cosas van a ir cambiando y descubren que quizá no se llevan tan mal después de todo. Opinión: Sinceramente, no me suelen gustar este tipo de novelas. Considero las tramas bastante planas y que no me aportan nada. Sin embargo, con esta novela ha sido totalmente lo opuesto. Me ha encantado. He disfrutado de principio a fin. No es un libro impresionante, pero creo que tiene todos los elementos para que te enganche y no puedas parar de leer. Los personajes creo que están bastante bien construidos. Esto, unido a una trama que me creo que pueda llegar a pasar en la realidad, han hecho que el libro merezca las cinco estrellas. Después de leer la novela puedes sacar varias conclusiones en claro, por ejemplo: Que no importa tu posición en la sociedad, lo importante es ser feliz contigo mismo y aceptarte tal cual eres. Y que el amor, a veces, mueve montaña y por la persona que amamos somos capaces de hacer mil locuras. Si quieres un libro fácil de leer, que te enganche y con una trama que no suele ser la habitual en este tipo de novelas, este es tu libro. Estoy convencida que te encantará. Yo he aprovechado para leerlo después de un libro con el que no disfruté apenas, y yo creo que esto ha hecho que me guste mucho más.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR CASEY MCQUISTON


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA JUVENIL


FRASES DEL LIBRO ROJO, BLANCO Y SANGRE AZUL

Podría estar en tu cama, languideciendo poco a poco hasta morir, gordo y sexualmente conquistado, borrando del mapa en la flor de mi juventud


Publicado porDaniParedes22

Así que historia, ¿eh?


Publicado porCataBlackthorn

Una cosa curiosa que tiene el dolor es que te roba tu vida entera, todos esos años fundacionales que lo convirtieron a uno en lo que es en la actualidad y resulta tan doloroso rememorarlos debido a la ausencia que se siente ahí, que de repente se vuelven inaccesibles.


Publicado porNallely93ale

el amor es más importante que el estatus, y que obrar como es debido tiene más importancia que el dinero y que el poder


Publicado porMilo33

Así que historia, ¿eh? Seguro que tú y yo haríamos historia


Publicado porMarianaA2909

Es un largo tramo de silencio antes de que Henry se mueva en la cama junto a él y se tumbe sobre su espalda, colocando una sábana sobre ellos. Alex busca algo que decir, pero no hay nada.


Publicado porMarianaA2909