1. ALIBRATE
  2. CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA
  3. RIESGOS DE LOS VIAJES EN EL TIEMPO

Calificar:

6,8

4 votos

Sinopsis de RIESGOS DE LOS VIAJES EN EL TIEMPO

En el Estado rígido y totalitario en el que tiene lugar esta historia, los viajes en el tiempo, tanto como sus peligros, son muy reales. Sin embargo, aquí no son el origen de divertidas aventuras, sino castigos del poder contra individuos subversivos. Individuos como Adriane Strohl, aunque ella nunca hubiese sospechado ser una chica peligrosa. Después de dar su discurso de graduación y a modo de «rehabilitación» por Traición y Cuestionamiento de la Autoridad, Adriane es enviada a Wainscotia, una ciudad que solo existía ochenta años antes, en 1959. Pero su idealismo no entiende de saltos temporales y no puede evitar cuestionar los principios que rigen su sociedad, con resultados liberadores..., pero también estremecedores.

COMPRAR EN PAPEL

1 reseñas sobre el libro RIESGOS DE LOS VIAJES EN EL TIEMPO

Carol Oates hizo una fusión entre 'El Cuento de la Criada' y '1984' donde, desde mi punto de vista, todo es bastante predecible. No obstante, el mensaje de no romantizar el pasado (del que tantos se aprovechan) es lo que vale la pena de esta novela.


MÁS LIBROS DEL AUTOR JOYCE CAROL OATES


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA


FRASES DEL LIBRO RIESGOS DE LOS VIAJES EN EL TIEMPO

—Te quiero. Le dije en voz muy baja, vacilante. De manera tan discreta que él pudiera fingir que no me había oído.


Publicado porDiem

En su sonrisa habitaba un rictus de suficiencia destinado solo a mí.


Publicado porDiem

No me podía fiar de él. Sus palabras habían sido demoledoras, incluso las que no entendía bien. Y, aun así, no tenía a nadie más.


Publicado porDiem

Si te esfuerzas lo suficiente para 'no pensar' en algo, y levantas una barrera mental en contra, y otras personas a tu alrededor hacen lo mismo, se puede "olvidar"...hasta cierto punto.


Publicado porDiem

Lo más extraño de todo era la biblioteca de la universidad: un enorme edificio de piedra con numerosos pisos, algunos incluso bajo tierra, llenos de sucesivas hileras de "estanterías" que contenían "libros" que se podían tocar y abrir "con las manos".


Publicado porDiem

Y también era extraño "leer" libros con "páginas" de papel que se pasaban con los dedos y que, si querías podías arrancar, pero no requerían "electricidad".


Publicado porDiem