Sinopsis de REY BLANCO

El esperado desenlace de la trilogía Reina Roja. Más de 700.000 lectores. «Lo que está haciendo Gómez-Jurado es, sencillamente, el mayor truco de magia de la historia del thriller.»ABC La trilogía Reina Roja se ha convertido en un éxito abrumador, conquistando por igual a los lectores y la crítica. La peculiar pareja de investigadores formada por Antonia Scott y Jon Gutiérrez regresa a las librerías en la tercera entrega de la saga, donde se enfrentarán por fin al enigmático Rey Blanco, garantizando un final espectacular para una historia que ha conquistado a una legión de lectores.

144 reseñas sobre el libro REY BLANCO

Tercera y última parte de la trilogia Reina Roja pero por lo visto Gomez Jurado ha decidido no terminar esta saga y dejarla abierta para la vuelta de Antonia Scott y Jon Gutierrez. Sin palabras. Debo decir que los tres es el que más me gustó a pesar de ser un tema común, Antonia Y jon deben resolver una serie de asesinatos en una caseria contra el tiempo. Recurso hiper utilizado, si bien habrá sorpresas no llega a ser super original. Antonia es una mente brillante pero de tan brillante que es tiene muchos problemas, yo por lo menos en los tres libros nunca logré empatizar con ella, te falta información, profundidad al personaje para conocerla y quererla, en cambio a jon sabe darle un contexto mejor y termina siendo un personaje entrañable. Lo que le falta a Antonia le sobra a jon!!!! Menos mal, sino sería un libro insoportable. No puedo decir nada de la trama porque estaría spoileando la saga , solo volver a resumir el primero: Antonia y Jon son parte del proyecto Reina Roja, un proyecto que esta en varios países de Europa, un grupo de elite con una mente brillante a la cabeza, la reina roja, capaz de ver diez mil detalles a la vez para resolver crímenes imposibles. Un libro de lectura ligera y rápida, recomendado para una lectura amena. SI TE GUSTO ESTA RESEÑA O LA DE CUALQUIER OTRO USUARIO DE ALIBRATE EL LIKE VA EN EL CORAZON GRANDE AL LADO DE DONDE DICE: ¿TE HA GUSTADO ESTA RESEÑA? ❤️


Más allá de si tiene o no final, esta tercera parte ( o quinta según inspiración divina del autor) es, en lineas generales mucho mejor que la anterior. Tampoco era tan difícil. Pero me llaman poderosamente la atención dos cosas: La primera es la mejora repentina de su prosa sintacticamente hablando, sigue siendo el autor y se le reconoce, pero le han pasado la lima, le han quitado las impurezas, errores incluso muletillas. Vamos que el editor ha trabajado en lo suyo. La segunda es el postureo de jurado con aquello de que Antonia y jon están en manos del lector. Muy bien Juan, ya que preguntas, no, no quiero que continue la saga, es suficiente. El problema es que, no gustándote esta respuesta, no deberías haber realizado la pregunta y voy más allá, hecha, has de respetar los noes, ya se, las ventas mandan. En cuanto al libro, el ritmo es trepidante, el autor engancha y entretiene, esto lo sabe hacer muy bien, pero en su rompecabezas hay varios vacios. Dudo que sea demérito y por una vez si creo que es planificado...huele a precuela...al tiempo... Eso o que nos salga por peteneras, introduzca algún personaje de otro de sus libros y diga que llevaba trabajando la idea de su septualogia 14 años. No colará juanito. Saltos aparte ( me recordó a dan brown y su saltito en angeles y demonios) el madrileño tiene un que se yo, que atrapa, hace que sus libros se devoren y es excelente en tensión narrativa. Al césar lo que es del césar. Ahora bien, con respecto a Antonia, no le sabe sacar todo el potencial y le sucede con muchas parejas en sus libros, uno siempre se le queda cojo. A marco Antonio, lo que es de Marco Antonio. Buen libro, aquí si senti que formaba parte de una trilogía, white es un villano brillante y donde aparece sube el pan. No es necesario leer el paciente para esta entrega ( ni para ninguna otra) aunque esa lectura aporta mucho sobre el perfil de white. Notable como thriller individual, como cierre... El perro del hortelano.


Esta novela es un digno colofón a la trilogía. Un final a la altura de las expectativas, rebuscado y complicado a la vez, que deja la puerta abierta a más aventuras de nuestros brillantes protagonistas; eso se lo dejamos al autor, al fin y al cabo la decisión es suya. Igual que me pasó con las dos entregas anteriores, el autor ha sabido tenerme en ascuas desde principio a fin, sin poder desprenderme de la tensión y deseando leer y leer hasta llegar al final. Si la primera entrega, Reina Roja, me pareció excelente, ésta última me ha parecido la mejor. De fácil y entretenida lectura, con capítulos cortos y acción trepidante que no decae en ningún momento, más al contrario, va creciendo a medida que avanzas en la lectura; el autor te lleva de la mano por donde quiere en una trama complicada y enrevesada, para llegar al desenlace recomponiendo las piezas del puzle que ha ido dejando aquí y allá durante el relato ( no sólo el de la última entrega...) y llegas al final con las piezas en su lugar, todos los flecos sueltos entrelazados unos con otros y todo el lío resuelto de la mejor manera posible. Me es difícil hacer un análisis más exhaustivo de la novela al no poder adelantar nada del argumento. Sí os puedo decir que me lo he pasado genial leyendo los tres libros, he disfrutado más que si viera una película ya que mi imaginación se ha desbordado y he podido apreciar cada detalle, cada escena, cada conversación, cada sentimiento... tan cerca de los protagonistas como me he permitido estar. También os digo que recomiendo la historia al 100% 28 de febrero de 2021


Con esta entrega, parece ser que finaliza ( aunque por su final, apuesto a que sigue) la trilogía de Reina Roja. Me gustó más que Loba Negra, y un poco menos que Reina Roja. Antonia Scott y Jon Gutiérrez me han llevado a estar enganchado desde las primeras páginas de la trilogía, y su creador Juan Gómez -Jurado, ya me ganó hace tiempo como lector de sus novelas y por su cercanía a sus seguidores también.


Después de casi 6 meses de que salió a la venta la tercera y última parte de la saga de Reina Roja, solo puedo decir que la continuación y culminación de la historia es muy buena y el final inesperado es lo mejor. Nuevamente el autor nos presenta una historia con suspenso, giros argumentales, tensión y acción, que no te da tregua a soltar el libro y lees sin parar, sin prisa, pero sin pausa. Una lectura adictiva, con ritmo, fuerza, intensidad, con frases y capítulos cortos, que te trasladan a la historia y sientes la tensión y las emociones de los personajes. Nos vuelve a presentar a Antonia Scott y Jon Gutiérrez al protagonismo que perdieron en Loba Negra y en esta entrega, se nos revela el pasado de varios personajes. También conocemos de Antonia y Jon su momento más vulnerable y más humano. Los vemos superarse a las circunstancias imperiosas que los hacen dar lo mejor de sí mismos. Vemos a una Antonia Scott que de su pasado va tomando conciencia y asimilando desde un punto menos racional y más humano. Por otra parte, Jon se mantiene como el gran compañero y un gran ser humano, que aguanta la angustia y desesperación en cada caso por resolver contrarreloj.


"Eso es lo fascinante de los puzles, cuando solo queda una pieza, las demás te indican su forma exacta." A rey muerto, rey puesto... ¿o quizás no? Afirma el autor que las continuaciones de una obra o su destino pertenecen, en realidad, a los lectores. Ellos tienen la llave de la siguiente puerta. No está tan desencaminado, en un mundo donde lo comercial prima sobre lo intelectual y las secuelas dependen más de los números que de la condición. Por suerte, esta trilogía (o pentalogía) de Gómez-Jurado cumple con esa calidad esperada. REY BLANCO sigue abierto, da esquinazo a la muerte y deja la siguiente llave en el umbral de lo enigmático. Posiblemente, imposible alejarse del apego de unos personajes que son como de la familia, con sus maldades, extravagancias y sus rarezas, que es la familia si no -nadie es perfecto-, pero los ingredientes de esta ensalada son los mismos que vimos en REINA ROJA y LOBA NEGRA, es decir, si hemos llegado hasta aquí con cierto interés o devoción, difícilmente quedaremos decepcionados con su degustación. Aparece una mención a Dan Brown que dice: "lleva veinte años escribiendo la misma novela". Curiosamente, los detractores de Gómez-Jurado opinan parecido y lo comparan con el autor de El código Da Vinci en cuanto a formas. No ganarán el Nobel, tampoco lo necesitan, sus libros juegan en la liga de "aventuras para ser devoradas despiadadamente" y pasar un buen rato de lectura ligera, suspense y mucha acción, bien documentada. Puro Rock N Roll escrito en negro sobre blanco. Y ahí siguen sumando puntos. REY BLANCO cumple con las expectativas, se devora desde la primera página hasta la última, con giros argumentales bien traídos y cerrando los huecos que iban quedando abiertos en REINA ROJA y LOBA NEGRA, dejando espacio para posibles nuevas aventuras con Scott y Gutiérrez. Acción, suspense, incertidumbre y tensión a raudales, cánones del buen thriller. Mr. White cierra su pentalogía, un buen villano siempre otorga mayor empaque a una obra. Ya saben, ese que se parece al que hacía de padre en 'Lo imposible', habíamos dicho...


En mi opinión el mejor libro de esta trilogía? Todavía no se sabe, la verdad es que con el final dado ambas opciones se ven factibles aunque por lo menos y no como pasó con Loba Negra tienes la opción de seguirla o no. Dejando de lado su final, el libro no solo mejora en su argumento, más trepidante si se puede que las otras entregas, sino que también nos ofrece una prosa bastante más pulida pero sin perder su toque irónico que tanto caracteriza a la marca Gómez-Jurado. El libro nos narra la continuación de la historia de Jon y Antonia en las que se ven la necesidad de resolver tres crímenes en principio diferentes impuesto mediante chantaje por White. El libro es un pulso continuo por la razón entre Antonia y White con sus respectivos escuderos. Por fin conocemos la realidad de la tan nombrada Sandra Fajardo. Debo admitir que el final no me lo esperaba, pero quizás porque me esperaba un final de verdad.


No soy capaz de reseñar este libro sin hacer alguna referencia sobre los antecesores, REINA ROJA y LOBA NEGRA. Cuando leí REINA ROJA me costó un poco situarme, y aunque me gustó, me costó empatizar con el personaje de Antonia Scott. No así de Jon Gutierrez, personaje que me inspiró ternura y cariño desde el principio. De LOBA NEGRA, aparte de ser un thriller que atrapa, destacaría la evolución (positiva) del personaje de Antonia Scott, con quien ya conseguí empatizar un poco más. Y en cuanto al libro que nos ocupa ahora, REY BLANCO, he tardado bastante en leerlo, pero ha sido abrir el libro, leer las primeras páginas y... devorarlo. Me ha atrapado, el ritmo no decae en ningún momento, y me ha mantenido en tensión hasta el final. Los dos personajes principales, Antonia y Jon, han evolucionado mucho desde el principio de la historia, los conocemos mucho más, y esta evolución me ha gustado. Pero no solo ellos, también el resto de personajes están muy bien construidos. El final de la trilogía me ha parecido genial, pero... ¿FINAL? No lo sé, pero si mi voto sirve para algo la dejaría así, como está, sin continuidad. Creo que el final es perfecto y que no es necesario eternizar las sagas. Porque por lo visto, tampoco es una trilogía. Cuando he llegado al final me he encontrado con el comentario del autor de que había que leer EL PACIENTE y CICATRIZ para que todo en la historia se coloque en su sitio. No los leí antes así que anotados quedan, porque ya me ha picado la curiosidad. Para terminar.... gracias Sr. Gómez-Jurado, por todas esas letras de canciones de Sabina que has ido colando en los libros y que me han hecho sonreír 😊


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR JUAN GÓMEZ-JURADO


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO