Calificar
8,0 197 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de QUIEN PIERDE PAGA

Un thriller absorbente sobre cómo la literatura puede moldear una vida para bien, para mal, para siempre. Así comienza la fascinante nueva novela de Stephen King sobre un lector fanático. El genio es John Rothstein, un autor de culto, creador del personaje de Jimmy Gold. Morris Bellamy está fuera de sí, no solo porque Rothstein haya dejado de escribir, sino también porque considera que el inconformista Jimmy Gold se ha vendido para dedicarse a la publicidad. Morris decide matar a Rothstein y vacía su caja fuerte para llevarse no solo todo el dinero sino además el verdadero tesoro: los cuadernos de notas de otra novela protagonizada por Jimmy Gold.   Morris lo esconde todo y al día siguiente acaba en la cárcel por otro crimen terrorífico. Décadas más tarde un chico llamado Pete Saubers encuentra el tesoro y ahora son él y su familia a quienes han de salvar Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson del vengativo y trastornado Morris cuando salga de la cárcel tras treinta y cinco años encerrado.   Desde Misery Stephen King no había vuelto a retratar a un lector cuya obsesión por un escritor irá demasiado lejos.

Año de publicación:2016

18 reseñas sobre el libro QUIEN PIERDE PAGA

Muy buena novela de King. Con personajes de Mr Mercedes y otros nuevos. Pete y Morris. Morris un asesino psicopata que en 1978 asesina a un escritor famoso y exitoso y esconde los manuscritos que luego son encontrados por Pete. En el medio tenemos a Hodges, Holly y Jerome. Es una novela trepidante y vertiginosa. Se lee rápido y nunca baja el nivel. Las ultimas cien paginas son imposibles de soltar.


Segunda entrega de la trilogía Bill Hodges, en donde ingresan nuevos personajes, de hecho la primera parte del libro puede ser independiente ya que hace muy poca referencias al anterior, en el nos cuenta la historia de un lector obsesivo (Morris Bellamy) quien va en busca del autor de uno de sus personajes favoritos y tomará decisiones que van a repercutir en el futuro, aquí nos encontramos con dos lineas temporales: el pasado donde Morris Bellamy realiza aquellas acciones y el presente donde se desarrolla casi la totalidad de la trama, en el cual ya aparecen los personajes conocidos anteriormente que se verán involucrado en un nuevo caso relacionado con Morris. Es buen libro, entretenido y atrapante, sin embargo me gusto mucho mas la primera entrega. Los personajes van acorde a las personalidades desarrolladas en el primer libro y si de pronto no conectaste con ellos aquí sin duda lo harás. Justo cuando estas acabando el libro y piensa que la trilogía cerrara simplemente con el genero policíaco-detectivesco, PUM el Maestro le da su toque habitual que nos dejará con ganas de leer de inmediato el tercero.


El asesinato de John Rothstein crea muchas ideas y no solo por su muerte sino por el dinero llevado de su caja fuerte y los libros inéditos que tenía. Peter después de años los encuentra y decide ayudar a su familia pero no toma en cuenta que la obsesión del asesino podrá llevarlo a la muerte cuando se entera quie tiene sus preciados tesoros: LOS LIBROS . Bill Hodges entra en acción con Jerome y Holly para poder ayudar a Peter. Debo de confesar que me costó BASTANTE agarrarle el gusto al inicio no compatiblilizaba con ninguno de los personajes y yo esperaba saber más sobre Brady Hartsfield. Comenzó a ponerse bueno para mi cmo a partir de la 250 luego de ahí todo comienza a fluir y me recuerda xq tanto amor y gusto x Stephen King. El final te deja queriendo más y con ganas de ir corriendo a la librería a comprar en tercero. Algo que también fue interesante es la capacidad que tiene King para poder saltarse de fechas sin hacer que el lector pierda el rumbo de la historia. Te deja con ganas hasta de leer los libros dond sale Jim. Y no hy nada más cierto: NO HAY MIERDA QUE IMPORTE UNA MIERDA!


King vuelve a la carga conlos lectores obsesionados pir un escritor, entrelazando esta historia con su precedente Mr Mercedes, vuele a urdir una trama fascinante que enreda y quita el sueño,


Una muy buena segunda parte de la trilogía de Bill Hodges. Es más densa, hay mas cosas a las qué ponerle atención, no es para una lectura ligera, hay muchos detalles que se le pueden escapar al lector. La historia está contada tanto a finales de los años setenta como en la actualidad (lo cual sería entre 2010 y 2014), por lo mismo tiene constantes "flashbacks". En general, siento que la causa o motivo por el cual Morris Bellamy comete el delito de asesinato, no es muy lógica, y el final de la historia no me acabó de gustar, esperaba más si tomamos como parámetro Mr. Mercedes. Tanto el inicio como el final son, a criterio personal, las partes que menos me gustaron, que no digo que sean malas, solo menos buenas. El desarrollo de la historia es lo mejor. Lo que sí hay que aclarar es que esta es una historia totalmente aparte de la trama de Mr. Mercedes, solo tiene algunas referencias o puntos de conexión entre ambas historias, cosa que vuelve a cambiar en la tercera parte, pues esa sí es una íntegra continuación de la primera de las entregas. En general, bastante buena, no para las 5 estrellas pero sí para un 4.5.


Cuando comence a leer el libro no entendí muy bien porque se consideraba la segunda parte de Mr. Mercedes, se tarda un poco en comprender la conexión y en aparecer los personajes de la primera novela, la verdad eso tampoco me ha importado mucho porque la trama me tenía totalmente enganchada, pasa un poco como en el primer libro hay una dualidad clara de personajes y en este caso es mucho más evidente Peter y Morris aún que sean antagonistas comparten muchas cosas y eso lo hace muy interesante, también creo que hay cierta cosas de la trama que están metidas con calzador para abrir camino a la tercera parte pero aún así se me ha hecho una lectura interesante.


De verdad está historia es muy buena y más sobre todo Bill, Jerome y Holly me encanta estos personajes y más sobre la historia es un libro q desde el principio te atrapa por saber q va pasar y el final es sorprendente


La historia, desde el lado de la novela policial, es muy buena. Los personajes estan desarrollados con profundidad, algo que para mí destaca la escencia. Sin embargo, de alguna forma se retoma la tamática de Misery, cosa que mucho no me agradó.


Ver más reseñas

Más libros del autor STEPHEN KING


También se buscó en TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


Frases del libro QUIEN PIERDE PAGA

Quizá una bala en la cabeza no estaría tan mal. Mejor que el cáncer, o el Alzheimer, el mayor de los horrores para cualquiera que se haya ganado la vida mediante el ingenio.

Publicado por:

Alejo..s

—Pregunta acertada —contestó Tom—. Pasemos ahora a la segunda ronda de Jeopardy, donde más puntos hay en juego. —Era el primer comentario en broma que Pete oía a su padre desde hacía mucho tiempo

Publicado por:

Alejo..s

cuando alguien anuncia que va a hablar con sinceridad, en la mayoría de los casos está preparando el terreno para mentir como un bellaco.

Publicado por:

Alejo..s

—Cálmate. En esta parte de la ciudad hay niños con cuadernos por todas partes, pero no con Moleskine! ¡Dios santo! La mujer de la limpieza sabía en qué clase de cuadernos escribía Rothstein, y según el periódico, la caja fuerte de su habitación estaba abierta y vacía. ¡Guárdalo!

Publicado por:

Alejo..s

Cómo he acabado aquí, pues? De vuelta a ese punto, como una rata corriendo en una rueda. Si una mujer me marcó la cara con las uñas, ¿la emprendí yo con ella? ¿Le rompí quizá la mandíbula? Algo reverberó tras las cortinas de su amnesia

Publicado por:

Alejo..s

Cuando bebía, cualquier día podía convertirse en el Día En Que Todo Es Posible. La bestia negra salía

Publicado por:

Alejo..s

Bien sabía Dios que de un tiempo a esa parte había recibido no pocos de estos. Pero no era propaganda, ni un aviso de incumplimiento de pago. Era dinero!!

Publicado por:

Alejo..s

Solo que quizá esas preocupaciones no careciesen de sentido. Conforme la tarde se diluía gradualmente en el crepúsculo, la idea de que la poli pudiera relacionar a Curtis y Freddy con Morris Bellamy cobró cada vez más visos de realidad

Publicado por:

Alejo..s

Y si aprieta el gatillo ¿qué? Se acabaron las pastillas. Se acabaron las lamentaciones por el pasado, y por el reguero de relaciones rotas que quedaron a lo largo del camino como coches accidentados. Se acabó también la escritura obsesiva, esa acumulación de cuadernos...

Publicado por:

Alejo..s

Aunque aturdido y envuelto aún en una raída cortina de soñolencia, Rothstein comprendió que estaba en un grave aprieto. Un término afloró a su mente: allanamiento de morada.

Publicado por:

Alejo..s

Después de la tercera copa (a veces la segunda), se precipitaba en un pozo oscuro y no volvía a salir hasta que despertaba con resaca pero sobrio. Episodios de amnesia alcohólica, así lo llamaban

Publicado por:

Alejo..s

Al verlos, intentó convencerse de que era solo otro sueño —el sueño grato había degenerado en pesadilla, como a veces sucedía

Publicado por:

Alejo..s

un viejo con un holgado pijama azul, ya sin más pelo que unos vaporosos mechones blancos, como hojaldre de maíz, por encima de las orejas. En eso se había convertido el escritor que salió en la portada de la revista Time

Publicado por:

Alejo..s

Morris intentó recordar y no pudo. Recordó la lluvia, el poncho y las raíces iluminadas por la linterna. Recordó el pico. Medio recordó el deseo de oír música rápida y estridente y la conversación con el dependiente en el Zoney’s Go-Mart. ¿Y después de eso? Solo oscuridad

Publicado por:

Alejo..s

Esa no puede ser la razón por la que estoy aquí. No puede ser. ¿Puede ser? Debía admitir que era posible, y no solo porque la policía pudiera haberlo relacionado con los muertos del área de descanso

Publicado por:

Alejo..s