Calificar
7,3 10 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de QUERIDO SEÑOR DANIELS

Ashlyn Jennings es una estudiante modelo. Adora leer, especialmente las tragedias de Shakespeare, en las que busca respuestas a las dudas que la vida le plantea. Ahora, después de haber perdido a su hermana gemela y con su madre sumida en una depresión, se ve obligada a trasladarse e irse a vivir con su padre y su nueva familia a Wisconsin. Allí conoce por casualidad a Daniel Daniels, un hombre roto. Él ha sufrido dos grandes pérdidas en su vida y está tratando de superar el golpe, pero cuando conoce a Ashlyn hay algo que va más allá de las leyes de la química. Ambos quieren olvidar el dolor de sus vidas, hasta que un día se encuentran en la escuela, él como profesor y ella como alumna.«Una historia que no olvidarás fácilmente, una novela impresionante.» AESTAS BOOK BLOG«Un libro increíblemente apasionado y poderoso, nunca lo olvidaré.» TOTALLY BOOKED BLOG«Solo diré una palabra: ¡Uau!.» READ LOVE LUST BOOK BLOG

Año de publicación:2016

2 reseñas sobre el libro QUERIDO SEÑOR DANIELS

Me gusto bastante... tiene esas cartas al estilo P/d te amo pero con un giro diferente. Es la historia de amor prohibida de dos personas rotas. Es bastante cliché, pero se deja leer.


Totalmente juvenil, un poco cliché sin embargo una gran novela para aquellos que están enamorados o lo desean estar


Más libros del autor BRITTAINY C. CHERRY


También se buscó en LITERATURA JUVENIL


Frases del libro QUERIDO SEÑOR DANIELS

Las despedidas duelen más cuando son unilaterales.

Publicado por:

ye gomez

No tengo miedo de perderte. Tengo más miedo de perderme yo. No me hagas elegir, porque te elegiré a ti.

Publicado por:

ye gomez

Esto no es algo que quiera perder. Prométeme que habrá sol después de esta lluvia

Publicado por:

ye gomez

Su amor daba vida a todo mi ser. Antes de conocerla, no sabía lo que era vivir. Después de conocerla, nunca sabría lo que era morir.

Publicado por:

Adeline

¿Cómo llegas al punto de sentirte tan solo? No había una respuesta para esa pregunta. Pensé que eso era lo que le dolía más a la gente: las preguntas sin respuesta.

Publicado por:

Adeline