1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. QUEDENSE EN LA TRINCHERA Y LUEGO CORRAN

LITERATURA CONTEMPORÁNEA

QUEDENSE EN LA TRINCHERA Y LUEGO CORRAN

JOHN BOYNE

Calificar:

8,2

39 votos

Sinopsis de QUEDENSE EN LA TRINCHERA Y LUEGO CORRAN

El 28 de julio de 1914 Alfie celebra la fiesta de su quinto cumpleaños. Coincide con el estallido de la primera guerra mundial. El padre de Alfie, Georgie, decide alistarse inmediatamente porque cree que es su obligación de ciudadano y,además, está convencido, como todo el vecindario, de que todo acabará antes de que lleguen las Navidades. Pero el tiempo pasa y la guerra sigue y, poco a poco, la vida de Alfie se resiente: su madre tiene que trabajar día y noche porque no tienen para comer, unos vecinos suyos, judíos originarios de Praga, empiezan a sufrir el acoso de la gente hasta que unos soldados se los llevan no se sabe dónde, el que había sido mejor amigo del padre, Joe, decide no ir a la guerra y recibe todo tipo de humillaciones e insultos. En medio de este panorama desolador y, después de cuatro años, Alfie decide ayudar a su madre sin que esta se entere, y para eso se dedicará a limpiar zapatos en King´s Cross (solo va al cole los lunes y jueves porque es cuando toca historia y literatura, las dos asignaturas que le interesan) y allí conocerá a todo tipo de personajes. El poco dinero que gana lo deja en el monedero de su madre sin que ella se dé cuenta. Por lo que respecta a su padre, hace tiempo que no tiene noticias suyas; al principio, las cartas eran alegres, explicaba cómo lo entrenaban para convertirse en un buen soldado, pero las últimas son extrañas, incomprensibles (él las ha leído porque ha descubierto que su madre las esconde en el colchón, pero ella siempre le dice que no sabe nada de su padre porque está en una misión secreta). Hace un año y medio de la última carta. Para Alfie eso solo quiere decir una cosa: su padre está muerto y su madre no se lo quiere decir, aunque eso sí, el número que le asignaron cuando se alistó no ha aparecido todavía en las listas de fallecidos que publica el periódico y que Alfie repasa cada día... Una mañana, mientras está limpiando los zapatos a un cliente habitual, un golpe de viento hace que éste pierda los papeles y Alfie descubre, con horror, que el cliente es un médico y que tiene un registro de pacientes ¡donde figura el número de su padre! ¡Georgie está vivo! A partir de ese momento, Alfie sí que tiene una misión: ver a su padre.

COMPRAR EN PAPEL

15 reseñas sobre el libro QUEDENSE EN LA TRINCHERA Y LUEGO CORRAN

Una novela que muestra el impacto de la guerra desde la mirada y el sentir de un niño. Fuimos al año 1914 a un humilde barrio de Londres. En una de sus casas vive Alfie y en el día que le celebran su familia y amigos su quinto cumpleaños y le regalan el libro Robinson Crusoe, estalla la Primera Guerra Mundial. De inmediato, su padre parte a la guerra y desde el frente enviará cartas y luego nada se sabrá de él. A medida que pasa el tiempo, nuestro niño de la historia, irá conociendo las vicisitudes y penurias de su mundo, que está en guerra. Sólo va a clases dos veces a la semana. El resto del tiempo trabaja a escondidas de su madre como lustrabotas. Hasta que aparecen pistas sobre su padre desaparecido y nuestro pequeño niño, que a esta altura se ha ganado nuestro corazón saldrá a buscarlo. El libro está escrito de manera amena y sencilla, con el mismo registro de “El niño con el pijama de rayas”, la obra más conocida de Boyne. La trama fluye muy bien logrando recrear la atmósfera de aquellos tiempos, de forma realista a base principalmente de los diálogos, con pocas introspecciones y descripciones. Sin embargo, nuestro querido niño Alfie no tiene contrapeso en otros personajes. En el resto de la galería no hay mucho que destacar. La madre y la abuela están desdibujadas, con serios problemas para enterarse de las acciones que el bueno de Alfie planifica y ejecuta delante de sus narices. Además, el amigo Boyne pone en la historia algunos sucesos de dudosa credibilidad. No se puede dejar pasar un comentario sobre la portada que ofrece esta obra. Atrae por sus mensajes, por una parte el avión y su amenaza de guerra y peligro. Y el niño indefenso que mira a lo alto, esperando algo desde su curiosidad, tal vez mejores tiempos. Bien lograda la portada. En suma, una novela que se lee de un tirón, que a ratos conmueve porque en el fondo es una historia de amor, pero que insinúa más de lo que realmente ofrece. Prefiero El niño con el pijama de rayas.


John Boyne escribe de una forma hermosa, es un bonito libro, de poco más de 200 páginas, que deja muy buen recuerdo, y que muestra una vez más la cruda realidad de la guerra


🥾 Libro leído 🥾 ☕☕☕☕ Me ha gustado mucho, John boyne escribe de una forma (hermosa) y digo hermosa porque esa es la palabra exacta. Es un libro muy bonito pero en el que deja patente una vez más como hizo en el( niño con el pijama de rayas) la cruda realidad de la guerra. Os gustará... El 28 de julio de 1914 Alfie Summerfield cumplía cinco años. Ese mismo día estallaba la Primera Guerra Mundial. Han pasado cuatro años, y Alfie conoce todos los sinsabores de esta guerra interminable: vecinos que desaparecen, la tristeza y el cansancio reflejados en el rostro de su madre, los periódicos dando cuenta diaria de los fallecidos en la contienda...; pero, sobre todo, la angustia, la terrible angustia por no tener noticias de su padre. Al principio, llegaban animadas cartas desde el frente que, con el tiempo, fueron volviéndose inquietantemente sombrías y torturadas. Desde hace un año y medio, ni una sola línea. Por eso el día que Alfie descubra de una forma absolutamente casual dónde está su padre, decidirá ir a buscarlo, cueste lo que cueste...


John Boyne no me decepciona, o es que yo le tengo demasiado aprecio a sus libros. No importa, este libro también me ha dejado su huella. Información acerca de la Primera Guerra Mundial casi no tengo, solo sé un poco de lo que está relacionado con la Revolución Rusa o sea, los acontecimientos de los últimos años (1917/1918). El libro como tal no cuenta mucho de los conflictos bélicos ya que el que narra la historia es un niño de 9 años. Es más bien lo que este niño, Alfie, puede percibir de lo que pasa a su alrededor y el porqué su papá no está con él. Creo firmemente que leer sobre guerras nunca va a ser fácil, pensar y recordar lo que tantas personas tuvieron que vivir es muy triste. Por eso, una de las líneas finales que me dejó con un nudo en la garganta fue esta: "¡Se ha acabado!... ¿No te has enterado? La guerra se ha acabado". Imaginen la felicidad de las personas al saber que volverían con su familia, que alguien los estaba esperando en casa o simplemente el hecho de tener paz. No hay palabras que puedan describir esos sentimientos.


La tranquilidad en un pequeño barrio de Londres se ve interrumpida cuando estalla la Primera Guerra Mundial. Georgie Summerfield siempre fue un hombre valiente y comprometido, por lo que no dudó en enlistarse voluntariamente para luchar en una guerra que, según los rumores, no duraría más de unos meses, pero se extendió por casi cuatro años. Mientras tanto, Margui y Alfie debieron enfrentarse al desafío de seguir adelante a pesar de la angustia, la preocupación y los conflictos económicos y sociales inherentes a un conflicto de tal envergadura. Focalizando en la vida de un nene de apenas cinco años, que cumple los nueve esperando el retorno de su padre; es una historia llena de esperanza. Ideal para acercar, a través de la ficción, a los chicos a contextos históricos que cambiaron el mundo.


Me ha encantado, Boyne más una vez nos habla de los sufrimientos de la guerra, está vez de los que quedan sin sus hijos, sin sus esposos, sin sus padres, lo duro que se hace vivir las dificultades que acarrea la guerra para aquellos que se quedaron, la falta de dinero la falta de las cosas básicas para comer y vivir medianamente dignos. Habla de Alfie un niño que se tendra que ser responsable de muchas cosas de la que no esperaba y así lo hace con fuerza y resignación, porque su madre también está habiendo su parte, es lo correcto que el haga su parte. Siempre esperando el regreso de su padre al cual en sus adentros ya se lo da por muerto, por no tener más noticias de el. Va descubrir otra realidad que sufre su padre y no le será muy fácil entender por su corta edad, lo quiere salvar cueste lo que cueste sin tener idea que ese hecho puede ser peor de lo que espera. El final es emocionante donde demuestra que el amor de todos puede con mucha paciencia curar heridas que parecían incurables, pero nada será como antes eso está claro. Pero ellos han sido vencedores de lo peor que puede vivir la humanidad, la guerra !! Todos deberían leer este libro tiene muchos valores y muchos sentimientos!!


Me quedé impactada. Más de una vez se me hizo un nudo en la garganta al leer por todo lo que se pasó, por lo que tuvo que pasar un niño de 9 años en ese tiempo, por lo que tuvieron que pasar las familias, la gente inocente que tuvo que luchar "por su país" y las consecuencias de estar en contra de ir a la guerra. Más de una vez se me escaparon las lágrimas por la impotencia. Exelente historia. "-Que grande es el mundo -dijo- ¿Crees que en los otros planetas también se odian todos?-"


Simplemente un hermoso libro, hizo que todo lo que se sabía de la primera guerra mundial se viera aún más doliente desde la perspectiva de un niño de tan solo 5 años de edad, este libro hace aparecer diferentes tipos de emociones como tristeza hasta rabia, todo esto se verá en un relato de tan solo 250 páginas aproximadamente, es de lectura rápida y ligera. Lo único que siento que le quedó corto al libro fue el final, quizás no era tan esperado pero siento que igual fue de un tipo muy "color de rosas" que hizo que me cuestionara todas las páginas antes leídas, sin embargo, eso no le quita lo emocionante al libro.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR JOHN BOYNE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO QUEDENSE EN LA TRINCHERA Y LUEGO CORRAN

Que grande es el mundo -dijo- ¿Crees que en los otros planetas también se odian todos?


Publicado porJeison