Calificar
8,6 16 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

No hay información disponible.

Año de publicación:2015

1 reseña sobre el libro PROSA COMPLETA

Alejandra Pizarnik, he aquí una escritora de prosa, poesía y teatro difícil. Su estilo es, si se podría calificar, de estilo surrealista; las palabras y frases se construyen como si se tratase de asociaciones libres, con ahorro de signos ortográficos, con ahorro en conjunciones, pero las palabras y frases dicen mucho más de lo que dicen...gritan, piden ayuda, auxilio, piden ser vistos pero sobretodo mirados, escuchados...están teñidos del ánimo triste, angustiado de Alejandra Pizarnik, de su lucha interior tremenda, por su afán de existir a través de sus palabras...a veces sus palabras y sus frases duelen, pero de ninguna manera fueron hechas para reír. Sus escritos revelan una lucha tremenda interior. Imaginémosla a Alejandra, sentada en su silla, lápiz o pluma hacia un lado; un café hacia el otro, silenciosa, encogida en su asiento...mirada a la pared, que puede o no tener un cuadro, una pintura, sin que por eso le esté prestando mayor atención...de repente exhala una voluta de humo por la boca, está fumándose un cigarrillo y no nos dimos cuenta, pero si, vemos que no le presta tampoco atención, tiene la mirada dirigida a la pared, y se adivina qué se encuentra lejos, muy lejos en esos pensamientos muy suyos, muy cargados de una fuerte emoción, una fuerte tristeza, la soledad encarnada, la soledad incomprendida, pensando, cuál Hamlet moderno, no una sino varias veces...ser o no ser Alejandra Pizarnik. La lectura de su obra exige aceptar el reto, exige conocer quien fué, exige conocer sus batallas y saber lo que todo ser humano quiere... existir.


Más del autor ALEJANDRA PIZARNIK


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases de PROSA COMPLETA

Un rostro frente a tus ojos que lo miran y por favor: que no haya mirar sin ver. Cuando miras su rostro - por pasión, por necesidad como la de respirar - sucede, y de esto te enteras mucho después, que ni siquiera lo miras. Pero si lo miraste...

Publicado por:

JUAN PEDRO PABLO