Calificar
7,7 57 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Una fábula atemporal sobre la vejez. Una lluviosa tarde de domingo, poco después de haber enviudado, Laura Palfrey llega al Claremont para iniciar una nueva vida. En el hotel la esperan cuatro huéspedes permanentes, días ordenados en torno a las rutinas de las comidas y los programas de televisión. Solo modifica el tedio la visita esporádica de algunos familiares. Pero nadie va a ver a Laura. Cuando de pronto conoce en la calle a Ludo, un joven a quien desvela el deseo de ser escritor, juntos elaboran un plan para compensar la soledad a la que la tienen sometida. Elegida por The Guardian como una de las mejores novelas de todos los tiempos, candidata al Booker Prize, Prohibido morir aquí es la obra maestra de Elizabeth Taylor. Su genio reside en la forma tan verosímil con que sabe capturar cada detalle revelador de la vida cotidiana. El encanto poético, la precisión de las observaciones, un milagroso sentido de la ironía y un afinamiento justo de la voz terminan por componer una narración vívida, inolvidable, extraordinariamente conmovedora. “Admiro a Elizabeth Taylor, una autora de gran sutileza, compasión y profundidad. Vuelvo

Año de publicación:2009

13 reseñas sobre el libro PROHIBIDO MORIR AQUÍ

Una historia tierna, que trata sobre todo de la vejez y la soledad. Vemos cómo se van desarrollando ambos puntos en dos de los protagonistas. Por una parte, tenemos a la señora Palfrey, cuya situación se asentúa en el Hotel Claremont, donde pasa la mayor parte de sus días, aburrida, con dolores propios de la edad, sin poder hacer mucho más que quedarse ahí, a la espera de nada y de nadie, sintiendo esa soledad que ronda de cierta manera en todos los individuos del hotel. Por otro lado, tenemos a Ludo, cuya soledad se asentúa de manera diferente ya que, a pesar de su juventud, ésta se presenta de una manera distinta pero de igual intensidad en comparación que la de la señora Palfrey. Es una historia con una buena narrativa, que nos deja una gran enseñanza. Lo único que me hubiera gustado, es calar más en la relación entre ambos protagonistas. Sentí que me faltó leer más momentos compartidos entre ellos.


Triste muy triste, la soledad de la vejez y el abandono de los afectos. Marca una realidad de la que no podemos escapar, nos hace pensar mucho.


Me encanto. Y me hizo pensar mucho en la vejez y en como la afrontan los ancianos. Pude ponerme en el lugar de Laura ( la protagonista) y si la autora quería lograr concientizar, creo que lo hizo jaja


"Si no es un lugar agradable, no estoy obligada a quedarme" dice la Sra. Palfrey en la primera página y uno ya empieza a dudar de si habla del Claremont o de la misma vejez. A partir de ahí, los vecinos de la anciana, que están en ese limbo hotelero, paso previo a la casa de ancianos final y el encuentro fortuito y rico con Ludo, un joven con aspiraciones a escritor nos van a alegrar el día. Hay libros que uno los lee y por un par de días, al terminarlos, no puede leer nada más. Hay un duelo, hay una despedida, hay un homenaje. Es de almas sensibles permitirse ese ritual bello de decirle a la Sra. Palfrey "Gracias por todo. Por un ratito, decido que no hay personaje que pueda reemplazarla". Libro hermoso, ágil, con personajes muuuuy ingleses (y eso es una hermosa cualidad), con su juego de simulaciones y de consignas sociales y sus reflexiones duras y reales contra la vejez. Leanlo, por favor. Tengan ese privilegio. Es un hallazgo ese libro. Oajlá lo disfruten tanto como yo.


Una maravillosa reflexión sobre la vejez y la soledad. Un inquietante planteo: estaríamos dispuestos a renunciar a una parte de nuestra libertad alcanzada a cambio de volver a sentirnos necesitados por alguien? Conmovedora novela que vale la pena ser leída a pesar del tono de tristeza que deja instalado.


Me gustó mucho!!!!. Si bien por momentos se me hizo un poco lento!.


Excelente historia sobre la vejez, la soledad, la inseguridad, vulnerabilidad.... Es una edición nueva de la novela ya publicada en 1986 por Bruguera, llamada "El hotel de Mrs. Palfrey"


Prohibido morir aquí es un libro recomendado en cuanta página de recomendaciones conozco. Por supuesto eso me generaba mucha intriga y expectativa. Tengo que admitir que es un libro que se lee solo, las páginas avanzan con rapidez y fluidez. Esta novela de Elizabeth Taylor es un retrato de la soledad. Una lluviosa tarde de domingo invernal en Londres, la señora Palfrey se muda al hotel Claremont donde convivirá con otros cuatro huéspedes mayores. Una vez instalada, tiene la ilusión de que será visitada por su nieto, aunque este únicamente la defraudará. La vejez pareciera ser la condena al olvido familiar. Termina conociendo por accidente (literal) a Ludo, un joven aspirante a escritor, y los unirá un vínculo difuso entre la maternidad de una abuela, el anhelo afectivo y el aprovechamiento como inspiración literaria. La autora describe sutil y magistralmente la cotidianidad, el tedio de las rutinas, los diálogos y los mundos internos de todos sus personajes, de los cuales emergen las miserias humanas, la mezquindad y el egoísmo. Esta novela me hizo desear ir a visitar a mi abuela inmediatamente. Ah, pero claro, no puedo. Estamos en tiempos de cuarentena


Ver más reseñas

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA