1. ALIBRATE
  2. INFANTIL
  3. PLATERO Y YO

Calificar:

7,7

562 votos

Sinopsis de PLATERO Y YO

Obra lirica que relata las anécdotas, vida y muerte de Platero, un burrito singular. Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas... Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal..

38 reseñas sobre el libro PLATERO Y YO

Un burrito y un poeta con sus pequeñas historias que se desgranan en 138 páginas de capítulos cortos de pura prosa poética, inundada de metáforas. La obra es rotunda en el amor por los animales, ese que va más allá de las mascotas, por la vida en el campo, por las cosas simples de la naturaleza. Y también, promoviendo valores y deslizando la crítica social bien puesta, le llegue a quién le llegue. Cada cual puede trasladarse de una u otra forma a su propio Moguer, el pueblito de Platero y de su amo. Al menos eso me pasa a mí. En mi Moguer, que se llama Huelmo, en los albores de la vida de este servidor, ocurrió que mi abuelo Pello rebosante de orgullo por su primer nieto, me subió a una cabalgadura cuando no pasaba de los cuatro años y a escondidas de mi madre. Claro que bien amarrado y con él muy vigilante. Así aprendí a cabalgar, a lomos de la Papaya, una yegua que a mi corta edad siempre la vi enorme. Era negra azabache, hermosa, cuidadosa y comprensiva con ese insecto que se las daba de jinete arriba de su lomo. Años después para mi zozobra, mi abuelo se desprendió de ella en acuerdo con un compadre suyo que se la llevó a otro campo. Y para allá se fue la Papaya. Luego, desde allí fue vendida para prestar servicios en la ciudad, tirando de un carretón de aquellos que hacían fletes. Mucho tiempo después en uno de esos “viajes a la ciudad” íbamos con mi abuelo pasando por una calle, hasta hoy de mal recuerdo. Allí estaba la Papaya con su carretón. El relincho que lanzó, tremendo, quejumbroso y acusatorio fue haciendo ecos por todas las casas del barrio. Mi abuelo quedó desarmado, tembloroso y estremecido en medio de la calle. Ese reconocimiento años después, de la Papaya y su amo, me marcó en el amor y el respeto por los animales. Imposible no conectarse con Platero, su historia y su amo poeta, porque de alguna forma es también la historia soñada o real de cada uno. Si parece mientras leo estar viendo a la Papaya, mi yegua de ojos grandes, la Platero de mi infancia. Gracias Juan Ramón por esto, por dejarnos en herencia este clásico de siempre.


Increíble!!! Como algo tan sencillo puede abarcar tantas cosas, poesía, amor, aventuras, emoción. Después de leerlo solo puedo dar las gracias. Gracias Juan Ramón Jiménez por dejarnos esta maravillosa historia, por llevarnos de la mano junto a Platero y su amo, ser testigos de sus andanzas, del cariño y amor incondicional entre ambos. Una historia capas de desenterrar recuerdos, como aquel que yo tengo con mi perro, mi primer y fiel compañero que tuve cuando niño y que lamentablemente partió de forma inesperada dejando tras de si un gran vacío. Pero que jamás olvidare. Es así de sencillo, expresa el amor a los animales, que solo aquel que ha tenido un amigo peludo podrá sentirse fielmente identificado con esta maravillosa historia. Esto será sencillamente inigualable, como nuestras mascotas, esas que ya no están, las que están y las que vendrán. dejando siempre su recuerdo sigue vivo junto a nosotros.


Este texto de Juan Ramón Jiménez (premio Nobel de literatura) cuenta las andanzas de un niño y su asno, más una mascota que un animal de trabajo. Así de sencillo. Narrado con una lírica hermosa; los pasajes bucólicos no tienen un orden, son vivencias de la niñez, en ambientadas en un pueblito español llamado Moguer. Me hizo recordar travesuras de niño junto a mi compañero Pluto, el perrito que teníamos en casa.


Quiza el mas delicioso de los clasicos, ternura, inocencia, prosa y poesia que se encadenan y entremezclan.


La poesia ...a bordo de un burro,....blanco para mas INRI. Con toda la pureza de pensamiento Juan Ramon Jimenez recrea etapas de su vida con Platero como eje central y sempiterno acompañante, enternecedora narracion, los episodios bien escritos, usando un lenguaje coloquial e infantil entremezclados con sutilezas del mismo, La aparicion de platero, la ida a la escuela, los gitanos queriendolo robar, incluso la etapa de la guerra, finalmente la enfermedad y muerte, triste,triste, Platero.... ¿ tu nos ves ?....


Esta reelectura me ha hecho saltar las lágrimas. Lo leí de pequeña y ahora de nuevo después de tantos años. Hay ciertas cosas que aún me acordaba, como la descripción de Platero, que sencillamente me parece preciosa. En mi opinión particular no me parece un libro infantil en su conjunto, ya que hay ciertos conceptos que aunque estén descritos de una forma llana, y que pareciera una pluma casi espontánea no carecen de cierta complejidad. Estampa de Moguer la tierra del escritor, en el sur de España de hace algo más de un siglo, nos transporta a los recuerdos de este; el protagonista transmite sus impresiones a su burrito Platero, sobre escenas costumbristas del pueblo. Podemos encontrar capítulos llenos de ternura y nostalgia como: " Platero", "Amistad", "Alegría", "Almirante"; y otros con historias más áridas y críticas: "Sarito", "Pinito", "La yegua blanca", "Los gitanos". Para mí este libro es un imprescindible de la literatura española, y se va a convertir en uno de mis libros de cabecera 🐴💓


"Platero y yo" es quizá el libro que mejor ha descrito la inocencia y la ternura, el amor y la amistad en un solo relato divido en viñetas donde campea la naturaleza, lo que le da un valor extraordinario de sencillez, humildad y pureza. La voz infantil aparecn entrelazadas con bellas descripciones. Indudablemente, Juan Ramón Jiménez demostró que la poesía puede ser -y es- la belleza misma, sin importar si es en verso o en prosa.


Me pareció tierno, y aunque la lectura sea demasiado dulzona como la miel no empalaga ni aburre. Me gustó.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR JUAN RAMON JIMENEZ


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN INFANTIL


GREGOR 4

SUZANNE COLLINS

Calificación General: 9,4Por leer

EL TUNEL

ANTHONY BROWNE

Calificación General: 8,7Por leer

FRASES DEL LIBRO PLATERO Y YO

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.”


Publicado porjulia1955

Precisamente un hombre es un poeta cuando puede ser, espontánea y naturalmente, lo que es


Publicado porwatanabe21 🐺

Sabiendo tanto de Aritmetica y de definiciones de diccionario, se habia dejado secar el corazon y no sabia nada ni de ternura ni de amistad


Publicado porEdd62

Precisamente un hombre es un poeta cuando puede ser, espontánea y naturalmente, lo que es.


Publicado porNines65

Platero es un burro pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.


Publicado porNines65

El comprende bien que lo quiero, y no me guarda rencor. Es tan igual a mi, tan diferente a los demás que he llegado a creer que sueña mis propios sueños.


Publicado porNines65