Calificar
8,0 66 votos

Sinopsis

Tiffy y Leon comparten piso. Tiffy y Leon comparten cama. Tiffy y Leon no se conocen. Tiffy Moore necesita un piso barato, y con urgencia. Leon Twomey trabaja de noche y anda escaso de dinero. Sus amigos piensan que están locos pero es la solución ideal: Leon usa la cama mientras Tiffy está en la oficina durante el día y ella dispone del apartamento el resto del tiempo. Y su modo de comunicarse mediante notas es divertido y parece funcionar de maravilla para resolver las vitales cuestiones de quién se ha acabado la mantequilla y si la tapa del váter debería estar subida o bajada. Claro que si a eso se añaden exnovios obsesivos, clientes exigentes, hermanos encarcelados por error y, lo más importante, el hecho de que aún no se conocen, Tiffy y Leon están a punto de descubrir que lograr la convivencia perfecta no es fácil. Y que convertirse en amigos puede ser solo el principio...

Año de publicación:2019

29 reseñas sobre el libro PISO PARA DOS

Es una novela entretenida, para pasar el rato. Es muy predecible: chico y chica que tienen parejas odiosas, sobretodo la de Tiffy, que están hechos el uno para el otro; un poco de humor, algún malentendido para hacer peligrar la historia de amor y poco más. Pero cumple su cometido, en ningún momento te aburre, es una lectura sencilla y ágil para descansar de otras más intensas.


Me costó un poquitín adentrarme en la historia pero después de unas 70 páginas me fue enamorando la historia. Tiene personajes preciosos (y un par bastante detestables) y ¡Ay, Dios! León es un amor, todas necesitamos uno en nuestra vida (o un Mo tampoco estaría mal). Es una historia con toques de humor y que plantea lo difícil que es salir de una relación tóxica y más aún darte cuenta de que estás en una. Además de la importancia de rodearte de buenos amigos que te apoyen y crean en ti.


Necesitaba está cuota de lectura rápida y sencilla que la terminas en un par de días y que te llena de risa. Tiene matices de humor y es netamente una comedia romántica puramente estadounidense. Este tipo de amor tan fugaz que solo se encuentra en libros (x lo menos a mí no me pasa en mi vida) te hace suspirar y soñar un poquito. Lo q me encantó es que plasmo muy bien la violencia psicológica de una relación. Muchas veces solo nos centramos en la física pero esta vez la autora hace como q un paralelo a la violencia psicológica q puede haber en una relación estando en ella y con el ex que te hace preguntarte también si a veces la manipulación, el agradar al otro o simplemente llorar x alguien es saludable o no?


Cuando quise leerlo pensaba que iba a ser otra cosa, no sé por qué, supongo que por el título... Pensé que iba a tener más de erótica que de romántica. Al final es un libro romántico con un poco de erótica que cuenta diversas circunstancias que les puede pasar a las parejas hoy en día. No está mal, pero tampoco es el mejor libro que leerás en tu vida. Te echas unas risas, echas el rato, no se hace pesado porque está bien hilado y da los saltos necesarios por lo cual es una lectura ágil que te ayuda a desconectar. Aunque si que es cierto que en ciertos momentos es bastante previsible. Para mí sería un 8, comedia divertida y entretenida que te ayuda a desconectar.


A primera vista parece totalmente una comedia romántica llena de enredos y malos entendidos, con un toque divertido y un poco alocado pero, aunque esta premisa es bastante correcta, la historia esconde, así sin querer, otras cosas muy importantes, temas muy serios y cruciales en las vidas de sus protagonistas. Está contada por la voz de ambos protagonistas y dividida en meses, como una especie de diario. La historia se desarrolla poco a poco, descubriendo en cada página nuevos matices que te irán dando pistas de lo que en la vida de Tiffy y Leon ocurre. No es todo tan simple como al principio parecía, y aunque algunas cosas me parecieron previsibles, el hecho de ir descubriendo las cosas poco a poco lo hizo más ameno. Pero para mí uno de los protagonistas indiscutibles en esta historia son esas notas, dejadas en lugares insólitos, unas encima de otras, por todo el piso, con las que Tiffy y Leon se comunican. Leía las páginas del libro esperando la siguiente nota, la siguiente pincelada. Ellas han sido el principio del final de esta historia. Ha sido una buena lectura, tranquila y sin sobresaltos. Cierto que me hubiese gustado algo más de vidilla en la trama, que pasase algo que me hiciera reaccionar y despertar mis ganas, pero no es un libro con grandes giros ni situaciones límite, más bien es un libro de sentimientos y revelaciones. No dudéis en echarle un vistazo o elegirlo como próxima lectura.


Novela new adult. Engancha rápidamente y me ha mantenido entretenida todo el rato. Una auténtica montaña rusa de sentimientos. Partes cómicas pero también desagradables y delicadas. No ha sido la mejor novela de este género que he leído, porque realmente la historia principal en sí es simple, con dos protagonistas típicos. Fórmula perfecta para entretenerte.


Es toda una aventura esta historia. Toca lo más profundo de las emociones, desde diversión, la felicidad, la rabia por algunos personajes; de todo un poco. Es muy linda. La lectura es bastante digerible que no sientes el pasar de las páginas, tanto que no quieres cortar. Los personajes me han encantado, cualquier chica quisiera un Leon, es un encanto. Un deleite este libro, un brindis por la autora.


Si hay algo que me gusta de esta historia es que todo comienza con un anuncio en el periódico. Dos desconocidos compartirán cama, jamás se conocerán por sus horarios, pero... es a través de notas donde el corazón se abre y una amistad se fragua. Donde una aventura comienza y donde el amor decide atar y crear, moldear lo que antes no existía. Dos soledades destinadas a encontrarse, dos corazones bondadosos que resultan siendo almas gemelas y en medio de todo, una gran historia de superación. Porque de eso se trata el chick lit, de mostrarte mediante humor algo roto que puede alumbrar cuando las piezas aunque rotas vuelven a estar en su sitio. Si le añadimos a un elenco variopinto, temas profundos, tenemos una obra redonda en donde el amor y la evolución se cruzan, donde dos personajes que no estaban destinados a encontrarse, lo hacen cuando cupido se las ingenia... y lo mejor, todo esto sin almibarantes. Beth O`Leary tiene una pluma deliciosa, cruda y a la vez delicada, sensible... mayormente optimista que te deja un regusto dulce donde existió lo amargo y yo simplemente puedo decir, necesito más. ¡Feliz lectura!


Ver más reseñas