PICNIC EN HANGING ROCK

JOAN LINDSAY

Calificar
7,6 8 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Febrero de 1900. Un grupo de alumnas del selecto colegio Appleyard para señoritas se dispone a celebrar un picnic el día de San Valentín. Lo que empieza siendo una inocente comida campestre se torna en tragedia cuando tres niñas y una profesora desaparecen misteriosamente entre los recovecos de Hanging Rock, un imponente conjunto de rocas rodeado de la salvaje y asfixiante vegetación australiana. La única chica que logra regresar, presa de la histeria, no recuerda nada de lo sucedido. Considerada una de las más desazonantes novelas de culto de la literatura anglosajona, Picnic en Hanging Rock dio lugar a una aclamadísima película de Peter Weir, que contribuyó a incrementar el éxito de una obra ya mítica. Jamás se reveló si los hechos narrados fueron reales o no, y ese ambiguo e intrigante juego alentó la aparición de una legión de seguidores que afirmaban conocer lo ocurrido aquel aciago día de San Valentín en el sobrecogedor paisaje de Hanging Rock.

Año de publicación:2010

2 reseñas sobre el libro PICNIC EN HANGING ROCK

Tengo que decir de este libro, que me ha encantado, desde la primera hasta la última página. Al ser una historia real lo hace aún mucho más interesante. Jamás se supo de las tres niñas y su profesora,solo apareció una de ellas que jamás recordó nada de lo ocurrido. La escritora nos traslada detalladamente el escenario, Picnic en Hangen Rock, con sus altas rocas que te llamaban a que las conocieras, y la maleza del lugar, como se convivió en la escuela despues de ese fatídico día 14 de Febrero, San Valentín, nada sería igual desde lo sucedido. Una pequeña novela verídica, que te tiene atrapado. Ahora toca ver peli.


Picnic en Hanging Rock es una novela difícil de encajar en un género concreto puesto que tiene elementos de varios: un poco de novela de misterio, un toque de novela gótica, algo de policíaca… Hay un misterio, alrededor del que gira todo el libro, que debe ser desvelado, pero pasan las páginas y el lector no encuentra la explicación que necesita, por lo que resulta una novela inquietante, aunque no de miedo, que atrapa y que, por este motivo, casi se puede leer de un tirón. El lector se encuentra totalmente enganchado, o por lo menos eso es lo que me ha pasado a mí. Es una novela en la que las descripciones de los paisajes son magníficas; la autora traslada a los lectores a los distintos parajes australianos. Una novela muy recomendable que merece la pena leer.