Calificar
7,5 20 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Ganadora en dos ocasiones del Premio Booker -en el año 2000 con El asesino ciego y en 2019 con Los testamentos-, un hecho insólito en la historia del máximo galardón literario de las letras anglosajonas, la aclamada autora de El cuento de la criada nos sorprende con una valiente reelaboración del mito de Penélope, esposa de Odiseo y símbolo por excelencia de la fidelidad conyugal a lo largo de los siglos. En el relato homérico, tras la marcha de Odiseo a la guerra de Troya, Penélope se las compone -mientras teje y desteje incansablemente su tapiz- para conservar el reino de Ítaca, criar a su hijo descarriado y mantener a raya a una caterva de pretendientes. Cuando, al cabo de veinte años, Odiseo regresa a casa tras superar un sinfín de contratiempos, enfrentarse a seres monstruosos y acostarse con diosas, mata a los pretendientes de Penélope y, curiosamente, también a doce de sus doncellas. En una espléndida vuelta de tuerca al mito antiguo, Margaret Atwood ha decidido contar su versión de Penélope y sus doce criadas ejecutadas. Sabio, poético y lúdico a un tiempo, el resultado es un retablo deslumbrante y turbador que presenta una dimensión desconocida de la abnegada esposa de Odiseo y ofrece una atrevida interpretación de un antiguo misterio.

Año de publicación:2005

5 reseñas sobre el libro PENELOPE Y LAS DOCE CRIADAS

Penélope y las doce criadas es la versión opuesta de la Odisea, donde Penélope en pleno siglo XXI expresa su punto de vista de una manera muy íntima, personal, e irónica se podría decir, al asumir el rol de personaje principal contando en primera persona su versión sobre la historia que narró el gran poeta Homero, en la cual omite algunos detallitos que pueden desmitificar la versión clásica de la obra que conocemos.


Nunca supimos que pasó con Penélope mientras Odiseo se iba de parranda a navegar. Esta es esa historia, contada por la propia Penélope, nos narra su vida desde su nacimiento hasta la vuelta de Odiseo a Ítaca. Una visión diferente y explicando todo el tema sobre las 12 criadas, que me pareció tristísimo. Todo desde el punto de vista femenino. Me ha gustado mucho como te pinta Penélope a Helena, una persona completamente frívola y vacía causante de la pena de la propia Penélope por su egolatría. Historia corta pero muy interesante y el coro de doncellas entre capítulos es una maravilla.


Este libro hecho y derecho, alusión al mito de Odiseo de Homero, es brillante. Penélope, la esposa de Odiseo, espero por 20 años a su amado, quién tras 10 años de guerra y 10 de aventuras, vuelve a casa, mata a los pretendientes de su esposa y también a 12 de sus criadas. Es poco lo que sabíamos de ella hasta que, Margaret Atwood, y su hermosa narrativa, al fin le dan voz a la fiel esposa. Penelope desde el infierno nos cuenta su historia, su verdadera historia. Desde su muerte mucho a cambiado, y hoy ve su vida con otros ojos, pero con la misma melancolía. En verdad es un libro digno. Me encantó todo de él. Es fácil de leer, atrapa y es súper llevadero.


Novela centrada en las remembranzas de Penelope, uno de los épicos personajes de la Odisea, quien desde ultratumba reflexiona sobre las razones que llevaron al sacrificio de las 12 criadas, días después del regreso de Odiseo a Itaca. El tema de la fidelidad, el amor y la honestidad legendarios del personaje central sirve para cuestionar severamente en un capítulo final, la integridad moral de Penelope, a través de la breve recreación de un juicio.


Es interesante leer la otra perspectiva de un libro, además la autora escribe fabulosamente


Más del autor MARGARET ATWOOD


ALIAS GRACE

MARGARET ATWOOD

Calificación General:8,6

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases de PENELOPE Y LAS DOCE CRIADAS

Si el sudario era una telaraña, entonces yo era la araña. Pero yo no pretendía atrapar hombres como si fueran moscas: todo lo contrario, sólo intentaba evitar verme ligada a ellos.

Publicado por:

Teresa Aidee

—El deseo no muere con el cuerpo —replicó—. Sólo muere la capacidad de satisfacerlo. Pero echar un vistazo anima a esos pobrecitos.

Publicado por:

Teresa Aidee

La que llora cuando el sol brilla nunca llenará su plato de comida.

Publicado por:

Teresa Aidee

Haz como el agua —me decía yo—. No intentes oponer resistencia. Cuando intenten asirte, cuélate entre sus dedos. Fluye alrededor de ellos.

Publicado por:

Teresa Aidee

Si eres perezosa, descarados se te vuelven los esclavos.Truhanes, rameras y ladrones tendrás si castigos no impones.

Publicado por:

Teresa Aidee

La que en quejas pierde el tiempo no se lleva a la boca más que viento

Publicado por:

Teresa Aidee

Las bodas servían para tener hijos, y los hijos no eran juguetes ni mascotas. Los hijos eran vehículos para transmitir bienes. Esos bienes podían ser reinos, valiosos regalos de boda, historias, rencores, enemistad es familiares.

Publicado por:

Teresa Aidee

La inmortalidad y la mortalidad no se llevaban bien: eran fuego y lodo, sólo que siempre ganaba el fuego.

Publicado por:

Teresa Aidee

Mediante los hijos se forjaban alianzas; mediante los hijos se vengaban agravios. Tener un hijo equivalía a liberar una fuerza en el mundo.

Publicado por:

Teresa Aidee

Según las antiguas normas, sólo la gente importante celebraba bodas, porque sólo la gente importante tenía herencias. Todo lo demás eran simples cópulas de diversos tipos: violaciones o seducciones, romances o aventuras de una noche...

Publicado por:

Teresa Aidee