Sinopsis

El retablo definitivo sobre más de 30 años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo. El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Año de publicación:2016

209 reseñas sobre el libro PATRIA

Espectacular. Básicamente dos matrimonios amigos crecen y tienen sus hijos en un pueblo cerca de San Sebastián. Todos son vascos y con los años el conflicto con la ETA los divide para siempre. Cada capítulo cuenta algún fragmento de la vida de las personas implicadas, van hacia el pasado y hacia el futuro sin mediar palabra, bien logrado, se sigue sin esfuerzo. Le tenía desconfianza como a todos los best sellers, pero me lo recomendó mi librero, malo no debía ser, y no. No es solo una historia entretenida es un buen libro en todo sentido. De la parte política no opinó, soy Argentina y poco se del conflicto Vasco así que solo puedo opinar de la trama de la novela desde el punto de vista literario sin tener en cuenta si el retrato que pinta es genuino, equitativo, etc. De todas formas sobre el terrorismo y la lucha armada cada quien puede tener una opinión de forma general, hay quien piensa que cualquier fin justifica cualquier medio y quienes no. Yo soy de las que creo que no, que hay límites que si los cruzase me romperían por dentro para siempre, no habría justificación filosófica que pudiese devolverme mi humanidad destrozada. La novela es perfecta, los 9 personajes me interesaron todos, Arantxa y Bittori mis favoritas. A alguno puede parecerle que las caracterizaciones de las madres son un poco estereotipadas, pero eso me hizo sentirlas más cercanas. Es largo, 650 páginas sin espacios, yo no lo podía soltar, me lo leí en 5 noches (leí antes de dormir), nivel de dificultad fácil. La única crítica es a la edición, constantemente se usan palabras en Euskera, que capaz en España sean más conocidas, pero para el resto de Latam lo mismo que chino. La traducción está en un apéndice atrás, odio que hagan eso en vez de ponerlas al pie de página. Y bien podría tener algunas notas que introduzca al lector no español sobre algunos nombres o situaciones puntuales, que son relevantes y me la tuve que pasar googleando y es muy molesto. Lo más importante, al final llore dos veces, y yo, nunca lloro. “Tú tienes tu cárcel, yo tengo la mía. La mía es mi cuerpo. Me ha caído cadena perpetua. Tú saldrás un día de tu cárcel. No sabemos cuándo, pero saldrás. Yo no saldré nunca de la mía. Hay otra diferencia entre tú y yo. Tú estás allí por lo que hiciste. En cambio, ¿qué he hecho yo para merecer mi condena?.” “Pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba”.  “Pero un hombre puede ser un barco. Un hombre puede ser un barco con el casco de acero. Luego pasan los años y se forman grietas. Por ellas entra el agua de la nostalgia, contaminada de soledad, y el agua de la conciencia de haberse equivocado y la de no poder poner remedio al error, y esa agua que corroe tanto, la del arrepentimiento que se siente y no se dice por miedo, por vergüenza, por no quedar mal con los compañeros. Y así el hombre, ya barco agrietado, se irá a pique en cualquier momento..."


Librazo. Quería esperar unas horas luego de leído para que el estado de emoción violenta que me encontraba al terminarlo no afecte mi apreciación sobre el mismo. Apenas terminado sentía que era el mejor libro que había leído, tenía la piel de gallina y un nudo en la garganta. Hoy si bien no siento eso, sigo pensando que es un libro que me gustó muchísimo, uno de los que más. Está escrito de forma peculiar, alternando pasado y presente en el mismo capítulo, a veces dentro del mismo párrafo. Los personajes... que decir de ellos. Son geniales, los nueve a su forma te dejan una marca, muy bien caracterizados y distinguibles entre sí. Sus sentimientos, son los tuyos. Te hacen parte de ambas familias y sufris con ellos, porque este libro habla de eso: del sufrimiento. Sufrimiento causado por una guerra en la cuál todos terminan siendo víctimas. No me quiero explayar mucho sobre esta lucha en particular porque no se mucho del tema y no me gusta hablar desde el desconocimiento. Pero toda guerra lo único que acarrea es sufrimiento, es el factor común. Mis personajes favoritos son Arantxa y Bittori. Pero todos te quedan grabados. La recomiendo sin dudas.


Me ha gustado mucho. Es una historia coral, dos familias, nueve personajes, en la que cada uno de ellos tiene su propia voz y justifica de alguna manera sus actos. Se entrelazan muy bien los retazos de sus historias jugando entre el pasado y el presente. Es una trozo de la historia de Euskadi, pero también de los recuerdos que tenemos de aquella época, ya que habla de hechos, que en su momento tuvieron un gran impacto. Por poner solo un ejemplo, no creo que nadie, que viviera esos días, pueda olvidar nunca el secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco. Creo que este libro es sobre todo una reflexión sobre la justificación, o no, de lo que implica utilizar la violencia para conseguir un fin. Y desde luego mi opinión es que con violencia no se consigue, nunca, nada positivo. Todo lo contrario.


Muy buen libro sobre la época de ETA, la guerrilla independentista vasca. Está narrado de un modo muy simple y simpático. Es la historia de dos familias amigas que quedan enfrentadas por el fanatismo de unos pocos. Familias comunes con problemas comunes de cualquier ciudad pequeña o mediana de España que, casi sin darse cuenta, terminan envueltas en situaciones violentas generadas por los extremistas. Usa muchos vocablos vascos, quizás demasiados, que no siempre comprendí. Cuando terminé el libro descubrí que había un glosario al final. Muy recomendable para entretenerse, aprender sobre la historia del País Vasco y pensar sobre el sentido de los nacionalismos extremos.


Una buenísima historia sobre la realidad del terrorismo de ETA que se vivió durante décadas que seguro que remueve consciencias y corazones al leerlo. Un libro imprescindible , pero también muy duro que, a través de dos familias y capítulos cortos nos explicará el punto de vista de cada uno de los personajes. Tiene un lenguaje muy sencillo pero directo haciendo análisis de los pensamientos, los miedos y los sentimientos de los protagonistas . Entender el conflicto que dividió a la sociedad Vasca a través de su lectura no me resultó sencillo , puesto que jamás podré entender nada que tenga que ver con la violencia, en ninguno de sus ámbitos , pero, (aunque no lo comparta), puedo entender la entrega de unos padres en defensa de sus hijos tratando de justificar sus actos y convicciones . (Para mí, no todo vale, y siempre le he dicho a mi hija Alma que yo me encargaré de quitarle las piedras de su mochila, para que ande libre, sin cargas, pero las piedras de su camino tendrá que hacerlo ella, para que aprenda a respetar desde la empatía ), pero, ésta historia está escrita con tanta sinceridad y a corazón abierto, sin esconder nada, que nos permite estar tras las miradas posibles de la sociedad sin justificarlas ni tomar partido. Tiene unos diálogos estupendos y un ritmo rápido con frases breves, lo que hace que te lo leas de un tirón. Unos vecinos conviviendo día a día tratando de aparentar que todo va bien, las fuerzas del orden amenazadas y castigadas en una espiral de violencia sin fin, jóvenes que no quieren tomar partido político y se ven presionados de tal forma que deben aparentar para no ser señalados, familias amenazadas por la sociedad más radical que les hace la vida imposible . El dolor de la separación y el enfrentamiento entre miembros de una misma familia , todo éso nos encontraremos aquí . Sufriremos con los protas, quizás no acabemos de entenderlos , pero sí los perdonaremos, porque a veces, lo que parece imposible se supera si tenemos ésa voluntad de perdonar.


Me ha encantado, un gran libro que habla de la lucha del pueblo Vasco y del sufrimiento que ambos bandos han sufrido por el terrorismo, un libro de lectura necesaria. Recomendado al 100 %.


El relato de una etapa social y política es superado por la fuerza de los personajes, quienes muestran sus contradicciones, errores y virtudes sin ambaje. Toda una sociedad reflejada en ellos. Personajes que podrían trasladarse a otras épocas a otros lugares y sus historias no cambiarían, porque el ser humano repite conductas, ideas allá donde se halle. El autor describe y muestra para que el lector saque consecuencias y como no, mire en su interior para tomar partido, pues resulta imposible abstraerse a lo narrado.


Sublime...


Ver más reseñas