COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de PATRIA

El retablo definitivo sobre más de 30 años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo. El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Año de publicación:2016

305 reseñas sobre el libro PATRIA

Sin lugar a dudas una de las mejores lecturas del año sino la mejor. Un libro duro que te revuelve, te hace volver a ese pasado no tan lejano donde el miedo y la incertidumbre de dónde será el próximo atentado o quién será la próxima víctima de ETA no nos dejaba respirar/vivir. El autor relata de manera muy sencilla y directa cómo era la vida de dos familias, relacionadas entre sí, que sufren esta barbarie: una de las familias en el extremo de víctima y la otra en la de "verdugo". Representa de manera magistral el ambiente contaminado que se respiraba en el pueblo vasco durante todos aquellos años, cómo funcionaba el lavado de cerebro, quién o quiénes se beneficiaban de esa situación y sobre todo lo duro y lo que implicaba quitarse la venda de los ojos: "no se puede luchar por la libertad de un pueblo utilizando la opresión, el miedo y la violencia". Novela muy recomendable que debería ser de obligada lectura porque, en cierta manera, educa, porque es necesaria y, sobre todo por la memoria histórica para intentar, algo muy difícil, que esto no vuelva a ocurrir. FELIZ LECTURA


¡Qué bárbaro! ¡Qué libro! Patria es de esos libros que te hacen buscar, investigar, preguntarte, querer saber, conocer y aprender. ¡Me gustó muchisísimo! Y es un libro que les deseo que lean, por que está padrísimo y por que estoy segura de que les va a gustar también, que los hará sentir, enojarse, llorar, reír y, ¿por qué no? los hará juzgar, criticar y condenar. No es histórico, no se dejen llevar/asustar como yo, ni político. Es un libro que relata sucesos no con el afán de generar morbo, fama mediática ni fortuna. Es para que sepas que esto pasó, que se vive y se sufre, aún hoy, mucho tiempo después. Para que sepas que la historia no se olvida. Es la historia de dos lados de una misma moneda. Por un lado, idealistas y nacionalistas apasionados, valerosos, los héroes de un pueblo enojado que busca la libertad. Jóvenes que son abogados, jueces y verdugos, que, precisamente por su juventud, se dejan llevar y sacrifican el resto de su vida por una causa. Asesinan por la causa, viven por la causa y defienden la causa y no les importa a quiénes se lleven en el camino. El fin justifica los medios, ¿no? (al menos en sus cabezas). La otra cara, sus víctimas. Familias destrozadas, despojadas de la vida como antes la conocían y que no se sienten merecedoras de realizar un duelo o de volver a ser feliz. Que se quedan detenidas en su trauma, que la vida avanza sin ellas, que estorban, que molestan. Por que es más fácil culparlas y odiarlas para justificar a los hijos que les hicieron daño. ¿Por qué siempre tiene que ser así? Dos caras, pero la misma moneda al fin y al cabo y que no es más que dolor que separa amistades, que destruye y rompe. Esta historia es más que errores que se cometen en la juventud. Es una historia de consecuencias, que demuestra que la violencia y el fanatismo no llevan a nada. Donde vivir en un pueblo pequeño es un infierno y se presta a pensar y hacer lo mismo que los demás. Son nueve protagonistas, cada uno con sus cosas buenas y sus cosas espantosas, algunos más (mucho más) odiosos que los otros, pero que te dejan su historia en el corazón y te la cuentan con sentimiento. Es inevitable ponerse del lado de unos y molestarse con los otros. (Me da miedo haber escrito alguna tarugada. Si si la dije, les pido una disculpa, no es falta de juicio o empatia, en todo caso sería ignorancia).


Esta historia me ha dejado,buff sin palabras, me lo había recomendado un amigo mío que trabaja en la biblioteca, y saque esta novela fantástica, aunque al principio me dijo que es una novela con muchas cosas sorprendentes y fuertes. Quiero decir que ha sido un placer poder leer esta fantástica novela, en poco tiempo, le dediqué horas de lectura, aunque sean capítulos cortos, cada capítulo me dejaba con ganas de más. Nunca había sufrido y llorado en algunas escenas tan duras, dos historias en una, solo puedo decir "INCREÍBLEMENTE GENIAL". Seguiré leyendo otras novelas muy pronto de este escritor. Mi valoración final 4/5


Espectacular. Básicamente dos matrimonios amigos crecen y tienen sus hijos en un pueblo cerca de San Sebastián. Todos son vascos y con los años el conflicto con la ETA los divide para siempre. Cada capítulo cuenta algún fragmento de la vida de las personas implicadas, van hacia el pasado y hacia el futuro sin mediar palabra, bien logrado, se sigue sin esfuerzo. Le tenía desconfianza como a todos los best sellers, pero me lo recomendó mi librero, malo no debía ser, y no. No es solo una historia entretenida es un buen libro en todo sentido. De la parte política no opinó, soy Argentina y poco se del conflicto Vasco así que solo puedo opinar de la trama de la novela desde el punto de vista literario sin tener en cuenta si el retrato que pinta es genuino, equitativo, etc. De todas formas sobre el terrorismo y la lucha armada cada quien puede tener una opinión de forma general, hay quien piensa que cualquier fin justifica cualquier medio y quienes no. La novela es perfecta, los 9 personajes me interesaron todos, Arantxa y Bittori mis favoritas. A alguno puede parecerle que las caracterizaciones de las madres son un poco estereotipadas, pero eso me hizo sentirlas más cercanas. Es largo, 650 páginas sin espacios, yo no lo podía soltar, me lo leí en 5 noches (leí antes de dormir), nivel de dificultad fácil. La única crítica es a la edición, constantemente se usan palabras en Euskera, que capaz en España sean más conocidas, pero para el resto de Latam lo mismo que chino. La traducción está en un apéndice atrás, odio que hagan eso en vez de ponerlas al pie de página. Y bien podría tener algunas notas que introduzca al lector no español sobre algunos nombres o situaciones puntuales, que son relevantes y me la tuve que pasar googleando y es muy molesto. Lo más importante, al final llore dos veces, y yo, nunca lloro. “Tú tienes tu cárcel, yo tengo la mía. La mía es mi cuerpo. Me ha caído cadena perpetua. Tú saldrás un día de tu cárcel. No sabemos cuándo, pero saldrás. Yo no saldré nunca de la mía. Hay otra diferencia entre tú y yo. Tú estás allí por lo que hiciste. En cambio, ¿qué he hecho yo para merecer mi condena?.” “Pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba”. “Pero un hombre puede ser un barco. Un hombre puede ser un barco con el casco de acero. Luego pasan los años y se forman grietas. Por ellas entra el agua de la nostalgia, contaminada de soledad, y el agua de la conciencia de haberse equivocado y la de no poder poner remedio al error, y esa agua que corroe tanto, la del arrepentimiento que se siente y no se dice por miedo, por vergüenza, por no quedar mal con los compañeros. Y así el hombre, ya barco agrietado, se irá a pique en cualquier momento..."


Pocas veces he tenido el gusto de leer una novela tan limpia, tan sincera de un tema tan escabroso como es la banda terrorista ETA, como en este caso. Siempre he vivido en Madrid, por lo que el “conflicto vasco” le he visto siempre de lejos, lo que aquí sí llegaban eran los atentados (uno a pocos metros de la casa de mis padres cuando era adolescente, en una calle por la paseaba día sí y otro también con mi grupo de amigas, que además de 6 muertos, dejó un reloj roto y una agujero en la fachada durante años) y por supuesto, las noticias de la tregua primero (que al principio costaba creer), y la del cese definitivo de la violencia después, que viví siendo ya madre por partida doble. Escrito a dos tiempos entre lo que pasó y el presente, este libro me ha dado perspectivas nuevas sobre el tema: la de los miles de empresarios que eran extorsionados y la de los propios asesinos junto con sus respectivas familias. Escrito con una prosa magnífica, los personajes perfectamente perfilados en torno a la trama central, que, aunque conocida, no deja de impactar. Tenía muchas expectativas y las ha sobrepasado, a pesar de que al principio me daba miedo por si era muy histórico. Realmente es un libro para sentir, de los que hacen que te hierva la sangre por las injusticias, la hipocresía y lo mezquinos que pueden llegar a ser los humanos. Por ponerle un pero, he echado en falta la traducción de las frases y palabras en Euskera, en el momento y no al final del libro. Aunque eso sí, necesito un subidón de algodón de azúcar en vena para quitarme el regusto amargo que me ha dejado. Totalmente recomendable, sin duda.


Voy a dividir mi reseña en dos. Por un lado la trama me gusto mucho. Aun sin traer un amplio conocimiento sobre el conflicto con la ETA, pude conectar con las emociones de los personajes. Me paso que no me resulto difícil lectura, si un poco pesado pero creo que tiene mas que ver con un pequeño bloqueo, que con el libro en si. Me genero una angustia que no esperaba, conflictos en mis pensamientos (Hubo momentos en que no pude evitar relacionarlo con la bendita grieta Argentina). Dicho esto, la falta de referencias a diferentes situaciones o referencias históricas por partes del libro llevo a que la lectura para mi fuera mucho mas extensa que la cantidad de paginas en el. en un principio me costo enganchar el ritmo al Euskera, pero gracias a que lo leí digital las traducciones después de un tiempo, fueron bastantes fáciles de llevar para mi. Gran libro.


Librazo. Quería esperar unas horas luego de leído para que el estado de emoción violenta que me encontraba al terminarlo no afecte mi apreciación sobre el mismo. Apenas terminado sentía que era el mejor libro que había leído, tenía la piel de gallina y un nudo en la garganta. Hoy si bien no siento eso, sigo pensando que es un libro que me gustó muchísimo, uno de los que más. Está escrito de forma peculiar, alternando pasado y presente en el mismo capítulo, a veces dentro del mismo párrafo. Los personajes... que decir de ellos. Son geniales, los nueve a su forma te dejan una marca, muy bien caracterizados y distinguibles entre sí. Sus sentimientos, son los tuyos. Te hacen parte de ambas familias y sufris con ellos, porque este libro habla de eso: del sufrimiento. Sufrimiento causado por una guerra en la cuál todos terminan siendo víctimas. No me quiero explayar mucho sobre esta lucha en particular porque no se mucho del tema y no me gusta hablar desde el desconocimiento. Pero toda guerra lo único que acarrea es sufrimiento, es el factor común. Mis personajes favoritos son Arantxa y Bittori. Pero todos te quedan grabados. La recomiendo sin dudas.


Me ha gustado mucho. Es una historia coral, dos familias, nueve personajes, en la que cada uno de ellos tiene su propia voz y justifica de alguna manera sus actos. Se entrelazan muy bien los retazos de sus historias jugando entre el pasado y el presente. Es una trozo de la historia de Euskadi, pero también de los recuerdos que tenemos de aquella época, ya que habla de hechos, que en su momento tuvieron un gran impacto. Por poner solo un ejemplo, no creo que nadie, que viviera esos días, pueda olvidar nunca el secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco. Creo que este libro es sobre todo una reflexión sobre la justificación, o no, de lo que implica utilizar la violencia para conseguir un fin. Y desde luego mi opinión es que con violencia no se consigue, nunca, nada positivo. Todo lo contrario.


Ver más reseñas

Más libros del autor FERNANDO ARAMBURU


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro PATRIA

No es que de repente vea las cosas de forma distinta. Es que por fin las veo.

Publicado por:

Bocabeille

Que no vaya al pueblo para no entorpecer el proceso de paz. Ya lo ves, las víctimas estorban.

Publicado por:

Bocabeille

Constató: pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba.

Publicado por:

Bocabeille

Les meten malas ideas y, como son jóvenes, caen en la trampa. Luego se creen unos héroes por que llevan pistola.

Publicado por:

Bocabeille

¿Por qué no lanzas tus penas al mar en vez de lanzarte tú?

Publicado por:

Bocabeille

El Txato medio sonreía en la foto de la pared con su cara de hombre asesinable. No había más que mirarlo para darse cuenta de que alguna vez lo matarían.

Publicado por:

Bocabeille

Ahí va la pobre, de adorno de ese vanidoso a quien nunca se le ha pasado por la cabeza hacer feliz a nadie.

Publicado por:

Bocabeille

¿El matrimonio? Bah, a eso no se le puede llamar matrimonio. Una discusión seguía a la otra.

Publicado por:

Bocabeille

Ellos, por lo general, se derrumban hacia dentro; ellas, hacia afuera, derramando emociones sin contención.

Publicado por:

Bocabeille

De la noche a la mañana mucha gente del pueblo empezó a negarles el saludo. ¿El saludo? Eso es mucho pedir. Hasta la mirada les negaban. Amigos de toda la vida, vecinos, también algunos niños. ¿Qué sabrán los inocentes? Pero, claro, en casa escuchan conversaciones de sus padres".

Publicado por:

March_25

Y, desde luego, para que hagan infeliz a nuestro hijo, prefiero que se quede soltero 🤭

Publicado por:

Bocabeille

“Pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba”.

Publicado por:

Megl

La suya era la tranquilidad del árbol caído.

Publicado por:

CaloT

Constató: pedir perdón exige mas valentía que disparar un arma, que accionar una bomba. Eso lo hace cualquiera. Basta con ser joven, crédulo y tener la sangre caliente.

Publicado por:

CheloMarghe

Pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba. Eso lo hace cualquiera. Basta con ser joven, crédulo y tener sangre caliente.

Publicado por:

veroausten