RELIGIÓN Y FILOSOFÍA

OSHO: EL LIBRO DEL NIÑO

OSHO

Calificar
9,2 9 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de OSHO: EL LIBRO DEL NIÑO

Los consejos de Osho para todas las etapas del ser humano, desde el embarazo hasta la adultez.

Año de publicación:2011

1 reseña sobre el libro OSHO: EL LIBRO DEL NIÑO

Dejo hablar a Osho transcribiendo un par de textos de su libro. No confundas nunca el intelecto con la inteligencia, son polos opuestos. El intelecto le pertenece a la cabeza; es algo que te enseñan otros, que te imponen otros. Tienes que cultivarlo. Es algo prestado, es algo ajeno, no es algo innato. La inteligencia, en cambio, es innata. Forma parte de tu propio ser, de tu propia naturaleza. Todos los animales son inteligentes. No son intelectuales, es verdad, pero son inteligentes. * Los animales se reunieron un día en el bosque y decidieron crear una escuela. La junta directiva la formaron un conejo, un pájaro, una ardilla, un pez y una anguila. El conejo insistía en que una de las asignaturas fuera correr. El pájaro insistía en que una de las asignaturas fuera volar. El pez insistía en que nadar fuera una de las asignaturas y, la ardilla, en que la subida a los árboles en perpendicular era una materia imprescindible. Juntaron todas esas cosas e hicieron el plan de estudios. Insistieron mucho en que todos los animales dieran todas las materias. Para el conejo, que sacaba “Sobresaliente” en correr, la subida a los árboles en perpendicular constituía un auténtico problema. No hacía más que caerse de espaldas. Al cabo de poco tiempo le dio una especie de derrame cerebral y ya no pudo volver a correr. Se encontró con que, en vez de sacar “Sobresaliente" en correr, estaba sacando “Bien” y, por supuesto, seguía sacando “Suspenso” en la subida en perpendicular. El pájaro era buenísimo en vuelo pero cuando le tocaba arrastrarse por el suelo ya no lo hacía tan bien. No hacía más que romperse el pico y las alas. Al cabo de poco tiempo sacaba “Bien” en vuelo y “Suspenso” en correr y sufría lo indecible con la subida a los árboles en perpendicular. Al final, el animal que terminó siendo el mejor de la clase fue la tonta de la anguila que lo hacía todo a medias. Sin embargo, los profesores estaban muy contentos porque cada alumno daba todas las materias y lo llamaron “educación integral”.


Más libros del autor OSHO


CONFIANZA

OSHO

Calificación General:8,3

EL LIBRO DE LA MUJER

OSHO

Calificación General:8,0

También se buscó en RELIGIÓN Y FILOSOFÍA