Sinopsis de OJOS DE PERRO AZUL

Antología que reúne los primeros cuentos de Gabriel García Márquez. La tercera resignación La otra costilla de la muerte Eva esta dentro de su gato Amargura de tres sonámbulos Diálogos del espejo Ojos de Perro Azul La mujer que llegaba a las seis Nabo el negro que hizo esperar a los ángeles Alguien desordena estas rosas La noche de los alcaravanes Monologo de Isabel viendo llover en Macondo'

30 reseñas sobre el libro OJOS DE PERRO AZUL

He aquí una recopilación de los primeros cuentos del que sería mundialmente conocido y que marcaría un estilo peculiar, una cadencia y una musicalidad en sus textos que difícilmente vemos en otros autores. Ordenados cronológicamente según la secuencia en la que fueron escritos, desde 1947 a 1953, estos relatos están impregnados de misterio, oscuridad. La muerte es la protagonista absoluta ya sea real, soñada, imaginada o confundida. Son cuentos que gozan de una originalidad fascinante, con finales imprecisos que bien podrían ser el comienzo de otros, que invitan a la reflexión y que hasta te retan a ser releídos por si lo que entiendes es lo mismo que lo que pretende el autor . Los sueños se confunden con la realidad, lo vivido con lo soñado, la imaginación con el deseo. Mis favoritos son La tercera resignación ( por original, inquietante y porque me dejó una huella escalofriante) y el Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo ( que irremediablemente me recordó a Cien años de soledad y que bien merece una relectura). Como siempre, ya sea en un registro o en otro (reportero, novelista, etc) Gabo muestra esa frescura y ese interés atemporal de sus relatos que una vez leído alguna de sus obras te incita a planificar tu próxima lectura porque sabes que no decepciona, que siempre te abruma, que siempre colma tus expectativas. Eso sólo lo consiguen los GRANDES.


Recordado Gabo: He leído tus catorce relatos de ésta, tu primera colección de cuentos. No los he disfrutado todos por parejo, porque perdóname, con algunos de ellos anduve un poco extraviado entre tantos muertos que parece que están vivos, vivos que están muertos y otros que por su lado se encuentran en los sueños, pero que no se reconocen en la vigilia. Y con finales de cuento abiertos para que uno mismo participe completando lo que no dices. Es que son los inicios de la creación de tu mundo mágico. Aquí están las primeras huellas de lo que hemos disfrutado después. Y algunos de estos relatos ya son de excelencia. Geniales el “Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo” (me entusiasmé y lo reseñé aparte), “Ojos de Perro Azul” y “La mujer que llegaba a las seis”. Menciones honrosas para “La tercera resignación” “La noche de los alcaravanes” “Alguien desordena estas rosas” y “Diálogo del espejo”. Discúlpame que no elogie con la misma fuerza a los otros siete. Es que es mi modesta opinión. En compensación quiero compartir como homenaje esta idea, de lo que tal vez Pablo Neruda te hubiera dicho: Gabo, muchacho, vas muy bien, ya tienes el germen de lo quieres ser, reconoce tu origen y tu destino en esto que he escrito: “Mírame desde el fondo de la tierra/Labrador, tejedor, pastor callado/Domador de guanacos tutelares/Albañil del andamio desafiado. Aguador de las lágrimas andinas/Joyero de los dedos machacados/Agricultor temblando en la semilla/Alfarero en tu greda derramado. Dame la mano desde la profunda zona/ Sube a nacer conmigo hermano” Sube no más, Gabo, al pináculo de ese mundo mágico que estás empezando a construir. Y hazte un imprescindible de las letras más allá de Los Andes. Para nacer has nacido en tu Aracataca macondiana.


Más allá de la carga de realismo mágico que cada lector quiera ver en estos 11 relatos, la complejidad que rodea a alguno de ellos o incluso la imposibilidad de comprender en su totalidad la mente del autor, Márquez demuestra solvencia. Dominio de la palabra y una cuidada elaboración que logran un conjunto muy limpio, casi musical. Ya luego los goterones de sudor para entender la, en ocasiones, indescifrable imaginación con la que gabo nos deslumbra, cada cual se los seca como puede. Yo, boina. Inmaculada solo fue la concepción, y tampoco. En esta antologia, ordenada cronologicamente, caminamos junto al autor por su desfloracion literaria, la perdida de su inocencia si es que alguna vez la tuvo, y aunque los textos no están adornados con toda la magia que vendría después ( y que aun voy descubriendo) si contienen fuerza. Cada cual tiene sus favoritos, a mi en particular, " la tercera resignación " me pareció un cuento excelente, del que ya hablé. Dialogo del espejo, por su complejidad de redacción ( narra los movimientos que devuelve el espejo y por tanto su derecha es la izquierda de la imagen reflejada) me dejo esa mezcla de asombro divertido y desazón involuntaria. "Ojos del perro azul" " la mujer que llegaba a las 6" y como no, "monologo de Isabel viendo llover en macondo" son claras muestra de la excelencia de sus cuentos. Antologia muy lograda, donde de forma palpable podemos ver la evolución del autor en sus primeros romances con la literatura. A mi este hombre me tiene rendido a sus pies, mi descubrimiento fue tardío y quiza por ello mas intenso. No te lo bebas de golpe, el buen whisky se saborea a pequeños sorbos.


Acabo de terminar este librito de cuentos del Gabo; algunos me han gustado más que otros, pero me ha fascinado, cómo en todo lo que he leído de él, la manera que tiene el Gabo de utilizar las palabras a su conveniencia, la riqueza de su lenguaje y la poesía que desliza en algunos de sus relatos. Voy conociendo más al Gabo a medida que voy leyendo sus obras, claro que sólo su faceta de escritor; cuánto me hubiera gustado conocerlo personalmente... pero me conformo con seguir leyendo y profundizando más en su vasta obra literaria, así me hago a la idea que lo voy conociendo mejor también como persona... Esta reseña es muy personal, la he escrito más para mí que para vosotr@s, compañer@s de alibrate. Disculpadme si no es lo que esperabais. Hoy, día del LIBRO, os deseo a tod@s ¡FELICES LECTURAS! 23 de abril de 2021


A veces el tema no es lo importante, sino la maestría de Garcia Marquez, para sacar palabras de la manga e insertarlas de manera que convierte un simple acróstico en un rompecabezas de mil piezas, en sentido real y figurado. En el cuento que da nombre a la antología la descripción de las no imágenes, de lo onírico trasladado a una realidad más integra y redonda , mas pulida que lo vivido en el estado de despierto, donde todo es olvidado. Las no imágenes en la pared mas minuciosamente descritas que las reales. En “en este pueblo no hay ladrones” tras una larga elipsis literaria consigue que se condene más ser bruto que ser ladrón. Cada cuento es sumergirse en el surrealismo de la muerte, no la violenta e inmediata, si no aquella que con el tiempo va permeando en el alma de los protagonistas . En el núcleo de las cosas, la que realiza su labor en base a la degradación, el hastío, el deterioro, que alcanza a las palabras y las vuelve corruptoras del ambiente, y al tiempo engrandecedoras del lenguaje dotándolo de la vida que va sustrayendo a los relatos.


Este cuento es sencillamente genial. Trata de una pareja que se encuentran en sus sueños. Al despertar ella se acuerda pero el no. “Ojos de Perro Azul” es la clave que usan para nuevamente encontrarse en su mundo onírico. Se miran, se tocan , se acarician, se calientan. La trama creo que es lo de menos, no sé si ella está muerta, si es un fantasma lo bello aquí son las formas, los detalles y el romanticismo.


Es un sano ejercicio la relectura de García Márquez. Estos relatos siempre están recogidos en selecciones, en antologías, pero nunca llegan a cansar, sin perder el factor sorpresa de su narrativa siempre ofrecen algo novedoso, fresco, rescatan algún sentimiento desapercibido en una remota esquina de la memoria para envolverlo en algo placentero de la inigualable literatura del autor. Son muertos que lo son en apariencia pero perviven en la magia de García Márquez en la lánguida tristeza de quien ha muerto sin morirse, de quien vive sin vivir. Magníficos relatos.


No se puede negar que García Márquez es un gran escritor. En cada uno de los once cuentos hay mucho de su ágil pluma y su extraordinaria facilidad para tejer historias. Es cierto que no me han gustado todos los cuentos aquí compilados, pero debo reconocer que su prodigiosa manera de contar no me ha permitido abandonarlos. Tal vez por su compleja maquinación mental o por la deformación del tiempo y el espacio que hace en varios de los cuentos, no me han permitido disfrutarlos todos. Sin embargo, todos son difíciles de olvidar. Me han gustado sobre todo "La mujer que llegaba a las seis" y "Nabo, el negro que hizo esperar a los ángeles" que tienen una estructura muy atractiva. Los cuentos deberán leerse lentamente, sugiero que le dediquen un día a cada uno. "Isabel ve llover sobre Macondo" es una pequeña muestra del realismo mágico que dota sus novelas "la hojarasca" y en especial la colosal "Cien años de soledad".


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR GABRIEL GARCIA MARQUEZ


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO OJOS DE PERRO AZUL

Pasaba compadeciendo a los muertos y pensando que si Dios no hubiera descansado el domingo, habría tenido tiempo de terminar el mundo


Publicado porEdd62

Tenía la confusa certidumbre de que las palabras estaban brotando precisas, oportunas, exactas. En el orden y la ocasión previstos


Publicado porEdd62

El hombre la miró con una ternura densa y triste... No la miró para escucharla; apenas para verla, para saber que estaba ahí, esperando una mirada que no tenía por qué ser de protección o de solidaridad. Apenas una mirada de juguete.


Publicado porDiem

Y al anochecer, “Yo soy la que llega a tus sueños todas las noches y te dice esto: ojos de perro azul”.


Publicado porMindFlayers VE

 En alguna ciudad del mundo, en todas las paredes, tienen que estar escritas esas palabras: ‘Ojos de perro azul´ -dije-. Si mañana las recordara, iría a buscarte


De pronto notó que se le había derrumbado su belleza, que llegó a dolerle físicamente como un tumor o un cáncer. Todavía recordaba el peso de ese privilegio que llevó sobre su cuerpo durante la adolescencia y que ahora había dejado caer con un cansancio resignado...


Publicado porFerchalee