Sinopsis de OJOS AZULES

La noche del 30 de junio de 1520, Último día de los conquistadores en Tenochtitlán, es conocida como "la noche triste". Los aztecas saborean su próxima venganza mientras los españoles se aprestan a huir entre la lluvia, dejando atrás la promesa del oro por el que cruzaron el océano. Todos, menosuno. Un soldado de ojos azules que no está dispuesto a soltar un saco lleno del preciado metal. Ni aunque tenga que arrastrarse entre el barro, las vísceras y la sangre de sus compañeros, ni aunque ello suponga su captura. Una historia de violencia, de ambición y mestizaje, que resume la noche más dramáticas de la conquista de México."Miniatura magistral de la escritura de Pérez-Reverte, Ojos azules me trae a la memoria cierta frase de Emerson que solía recordar Borges: comprendiendo un momento de la vida de un hombre, podremos comprender toda su vida. Del mismo modo, quien lee Ojos azules no sólo percibe la vida entera del soldado que la protagoniza, sino el alcance y significación del extenso episodio épico en el que se inserta, y, en otro sentido, la dimensión de toda la numerosa, variada y rica trayectoría narrativa de Arturo Pérez-Reverte", Pere Gimferrer

10 reseñas sobre el libro OJOS AZULES

Un pedito discreto o suspiro de bebé, como hablar en sueños, hola don pepito, adiós don José. Reverte se inspiro en un cuadro y el la noche triste donde los mexicanos corrieron a palos ( y con razón) a los españoles de cortes. Un bocadito, te quedas con hambre, el de Cartagena se lo podría haber trabajado más, el tema daba muchísimo juego. Pero como la irreverente prosa del autor es tan aplastante como deliciosa ( nadie insulta con tanta agilidad) es siempre un gozo leerle. La edición, es un buen regalo para fetichistas, lo mejor del libro, es todo lo que rodea al texto. Su diseño, sus ilustraciones...una joyita que cabe en cualquier rincon, y que da gusto pasar sus hojitas, por darle gustito a la vista y al tacto. Una edición muy cuidada, seguramente porque sino, poco tendrían para vender. No da para más, cualquier análisis en profundidad sería más largo que el relato y un auténtico despropósito, amen de que un zafonomano como yo, por una vez anda con la libido en los pies. Mejor como regalo, que como lectura.


Una miniatura de relato dramático. Duro y para leer de un tirón, como lo hice ayer en tarde dominguera. La idea le surge a Pérez Reverte del mural de Diego Rivera en el que se ve una mujer india llevando a sus espaldas un niño de ojos azules. "Pensé lo bien que reflejaba Rivera el mestizaje y me planteé si sería capaz de hacerlo yo en una pincelada corta, en un relato muy breve". Y así nace "Ojos azules", protagonizado por un soldado de Hernán Cortés, que va huyendo de Tenochtitlán con el oro que se han robado de allí los conquistadores y que deja atrás a una amante de la originaria raza. Como es tradicional en el lenguaje utilizado por Pérez Reverte cuando se trata de soldados, éstos se expresan de poco docta manera y abundan más bien ciertas interjecciones. Pero le sale con gracia. La codicia, la ambición, el miedo, la angustia y la crueldad están muy presentes y reflejan lo que pudo haber pasado en cualquier otra parte de la América invadida. Y el obligado mestizaje para bien o para mal, generado entre los que allí estaban y los que llegaron con las intenciones conocidas. La noche triste de 1520, a todo hierro y a toda sangre en un relato efectivamente pequeño de gusto a poco y que podría haber sido algo más generoso de letras. Y por cierto para compensar en parte, muy bien ilustrado.


Hay unas chupaletas enormes de colores ( tipo las del chavo). Recuerdo que de chica las vendían en la calesita y siempre mis papás me las compraban. Eran grandes pero finitas y entonses al primer mordisco se rompian todas y me quedaba un pedacito chiquitito. Eso sentí con este relato. Se veia tan tentador, con tantos colores, pero cuando empecé a saborearlo ya no lo tenía más. Me encanta como escribe Reverte y este me gustó mucho pero me dejó con sensación a poco.


Relato corto, quizá demasiado, sobre la que se ha dado en llamar "la noche triste". Con su lenguaje característico de narrador de batallas, el autor nos cuenta los acontecimientos sucedidos en la noche del 30 de junio de 1520. Los conquistadores y sus soldados que, atraídos por la promesa del oro que podían conseguir, cruzaron el atlántico en busca de fortuna, se aprestan en la huida bajo la lluvia, dejando atrás el oro tan deseado que les entorpecería la huida y salvar la vida. Pero un soldado de ojos azules no quiere desprenderse del saco de oro que lleva a la espalda, con el que piensa que, de regreso a su pueblo, podrá disfrutar de una vida regalada y mucho mejor que la que llevaba. Pérez-Reverte nos hace entrar en ese campo de batalla, lleno de barro, de sangre y de muerte, que nuestro soldado de ojos azules recorre a duras penas con el lastre del preciado metal que no quiere abandonar aun a riesgo de morir en el intento. Queda solo en la retaguardia, los que han podido escapar ya están lejos y los demás, muertos. Es capturado y llevado al lugar donde sacrifican a los prisioneros... El relato me ha gustado, me encanta la prosa del autor... Lo mejor, las ilustraciones, un regalo para la vista. 6 de febrero de 2021


Me ha encantado. Me ha hecho vibrar, me ha emocionado. Es increíble cómo algo tan corto puede hacer sentir tanto.


Es un relato muy cortito que narra un episodio duro que te hace estremecer.


Como se puede ser tan intenso en tan poco tiempo? Cuando Perez reverte toca esa tecla, es imposible superarle.


Brevísimo relato sobre la huída de los españoles de México en 1520. A través de ese soldado se vislumbra la codicia, la injusticia y la violencia, inherentes a nuestra especie. Derrama Pérez-Reverte en la tinta su mejor narrativa aventurera; se le dan bien las batallas.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ARTURO PÉREZ-REVERTE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer