Sinopsis de OH GUETO MI AMOR

Volver a Polonia. Volver a Łódz´. Volver a donde todo empezó. Buscando una procedencia y una identidad perdidas en las calles de una ciudad que el odio convirtió en gueto, en muerte, en ceniza. Como un peregrinaje, un nieto empujado por la revelación de su abuelo, salvado por un boxeador polaco en Auschwitz, visita las calles de sus ancestros de la mano de un personaje enigmático e hipnótico, madame Maroszek, que le llevará por las luces y sombras de esos mismos muros, esas mismas fosas, esa misma casa perdida; páginas y canciones que como un rumor sordo nos recuerdan que la memoria debe escribirse y decirse.

3 reseñas sobre el libro OH GUETO MI AMOR

Eduardo Halfon un eterno exiliado, con una larga tradición que las inhumanas guerras han forjado, los desplazamientos forzados. Escribe esta historia, que le remite a la búsqueda de sus raíces, de su identidad nunca concluida, Su abuelo Judio polaco fue mantenido en el gueto de LØtz , falleció en Auschwitz, su padre vivió en Guatemala de donde , tras el nacimiento de Eduardo se trasladó a Estados Unidos, el mismo Halfon ha vivido en Guatemala Y EEUU, por cuestiones que no siempre son personales. En este corto relato narra , noveliza , cuenta, rememora su viaje al gueto donde estuvo cautivo su abuelo, curiosidad, búsqueda, inquietud. Madame Marozek hace de guía, una “ Virgilio “ en ese dantesco infierno memorístico, tomado atemperado, tal vez demasiado . No el lugar nunca será el mismo, como nunca lo serán aquellos que fueron cruzados por la guerra , siempre cargarán con la marca, aunque no exista ya ningún tatuaje. Halfon resta encono, aporta frescura al volver anecdótico, lo que resulta inconcebible. Solo un respiro para poder continuar....con un poco de información y un abrigo rosado


<b>Reseña completa en el blog: <a href="https://lenguasucinta.blogspot.com/2018/12/oh-gueto-mi-amor-de-eduardo-halfon.html">Lengua Sucinta</a></b>


"Me dijo que le gustaba escribir cartas largas –con sus anécdotas e historias– y también recibirlas". Eduardo Halfon, Oh gueto mi amor. ¿Y a quién no? Es una de las cosas que más extraño y que de vez en cuando me permito el lujo de forzar a algún amigo a leer mis elaboradas cartas, de letra amplia, enlazada e inclinada y con mis eternos puntos suspensivos... Es un vestigio del pasado que me niego a dejar perder mientras mi mano pueda enarbolar mi preciosa pluma Lamy y algunos ojos amables tengan a bien recibir noticias mías. Volver a leer a Eduardo Halfon siempre es como recibir una carta suya en la que nos narra un fragmento de la vida de su abuelo, un judío polaco que sobrevivió a varios campos de concentración nazis durante los seis largos años que duró la II Guerra Mundial. En este caso nos lleva al apartamento donde vivió en Lódz' gracias a las gestiones de una extravagante señora polaca de pasado controvertido. Y hasta aquí la historia... nada más... y nada menos... Pero es pura magia de suaves y sutiles pinceladas que siempre, el cualquier libro de Eduardo Halfon, dan un giro insospechado en las últimas líneas para dejarte desmenuzado el alma. Y es que, a este modo de llegar siempre hay que volver.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA